Está aquí: Inicio

La sonrisa de Dante

Escrito por  Pepe Grillo Publicado en Columna invitada Miércoles, 06 Septiembre 2017 08:23
Valora este artículo
(0 votos)

Ayer el Frente Amplio quedó registrado ante el INE con un cambio en el nombre: Frente Ciudadano por México.

Los dirigentes nacionales del PAN, PRD y MC manifestaron su intención de ir juntos a las elecciones del 2018, e incluso a la del 2024. En caso de ganar, construirían un gobierno de coalición.

No termina el proceso, pero Ricardo Anaya y Alejandra Barrales lograron capitanear sus respectivas naves en un mar de olas bravas para llegar, juntos, a las instalaciones del INE.

En el camino se les juntó Dante Delgado, que estuvo calculando varias opciones para su Movimiento Ciudadano, incluso, dijo, la de competir solo.

Lo pensó mejor y resolvió que ser parte del Frente le dejará mayor dividendos. Dante era el más sonriente en las fotos, por algo será.

 

El turno del Capitolio

Una vez que el gobierno de Estados Unidos anunció el fin del programa DACA, los reflectores pasaron de la Casa Blanca al Capitolio.

El mismo Trump le pasó la bolita al Congreso, al anunciar que el fin del programa que protegía al sector de los inmigrantes conocidos como dreamers tendrá un periodo de seis meses de gracia para que el Congreso encuentre una salida. Son 800 mil jóvenes.

De modo que la tarea del gobierno mexicano es emprender un megaoperativo de cabildeo en la capital norteamericana, para hablar con todos los legisladores.

La retórica no es útil, lo que se requiere es acercarse a los legisladores de ese país para defender, con acciones concretas, a los inmigrantes que llegaron a Estados Unidos siendo niños, por lo que es, naturalmente, el único país que conocen.

 

Redes al poder

Andrés Manuel López Obrador da señales de que, emulando a Donald Trump, gobernaría desde Twitter.

Resulta que el tabasqueño eligió esa red social para mandarles línea a los legisladores de su fracción sobre el caso del pase automático del fiscal en medio del caos que impera en San Lázaro con la instalación de la Mesa Directiva.

Por un tiempo, ayer se perfiló una posible e inusitada confluencia entre PRI y Morena para consolidar los mandos formales de la Cámara de Diputados.

Una vez que el tuitazo circuló, se redondearon las condiciones para que el reloj legislativo se pusiera  a hibernar, hasta que haya en San Lázaro un poco de calorcito.

 

Ni lista pasó

Ayer fue la primera sesión del Senado, presidida por el panista Ernesto Cordero.

Asistieron, según las actas, 112 senadores de todas las fracciones parlamentarias.

Cabe destacar la presencia en esta sesión de 32 senadores del PAN.

Llamó la atención la ausencia de Fernando Herrera, quien ni lista pasó.

Acaso todavía no digiere que adversarios de su fracción se quedaron con la Mesa  Directiva del Senado.

Los que estuvieron presentes sostienen que la sesión se desarrolló en orden, sin ningún contratiempo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 613 veces