Está aquí: Inicio

SISMO, CISMA

Escrito por  Pepe Grillo Publicado en Columna invitada Miércoles, 04 Octubre 2017 10:42
Valora este artículo
(0 votos)

Para un ingenioso un ingenioso recargado.

Los del Frente Ciudadano, en su flanco panista, dicen que no abrirán la elección de candidatos porque “ se pueden meter el gobierno y su partido”.

Pidieron a los ciudadanos que aunque no participen en la selección de candidatos sí les den ideas para su plan de gobierno. Una especie de reintegro.

Senadores panistas afines al matrimonio Calderón-Zavala dicen que la verdad es que Ricardo Anaya no quiere competir en buena lid con Moreno Valle y la ex primera dama. No quiere porque podría perder, sostienen.

Entre tanto, Margarita soltó así, como no queriendo la cosa, la frase que nadie al interior del PAN quiere escuchar: competiré, incluso como candidata independiente.

 

Ya se subieron

Los organismos empresariales ya se subieron al tren de la elección 2018.

No quieren esperar. Están decididos a hacerse escuchar, a llevar sus planteamientos a todos los frentes.

Ayer, a través del CCE, presentaron la agenda pública del sector privado, que arranca con la demanda a los partidos de que no le vendan a la gente espejismos populistas. No dijeron nombres.

Quieren en el gobierno federal alguien que facilite la acción de las empresas, aligere la tramitología y transparente, para evitar corrupción, la prestación de los servicios públicos.

 

¿Principio o fin?

Luis Castro le mandó una larga y sentida carta a Alejandra Barrales.

Castro es presidente del Partido Nueva Alianza y Barrales dirigente nacional del PRD e impulsora central del Frente Ciudadano.

La primera en escribir , por cierto, fue Alejandra, allá por junio, invitando a Nueva Alianza a ser parte del Frente.

La respuesta tardó más tres meses en llegar. Muy raro.

Castro está interesado en participar, pero pone condiciones, algunas vinculadas con el método para la elección de candidatos del Frente.

Esta carta puede ser el inicio de un diálogo, o el fin de lo que no llegó a ser ni amistad.

 

Votos y sospechas

Los antiguos cronistas parlamentarios dirían que se les hizo bolas el engrudo.

La votación para nombrar al nuevo, que resultó ser el antiguo, presidente comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones, se cubrió de un manto de sospechosismo a todas luces torpe e innecesario, que tuvo resonancias políticas.

Se confundieron a la hora de contar, se les traspapelaron las papeletas, lo cierto es que pasó demasiado tiempo para procesar poco más de cien votos, que no son tantos.

Gabriel Contreras continuará al frente de ese organismo otros cuatro años. Para qué tanto brinco.

 

Sainete inoportuno

¿En serio alguien en San Lázaro pensaba que lo idóneo para la sesión de ayer era montar un sainete?

Interpretar la política como un género menor aleja a los partidos de los ciudadanos, sobre todo los más jóvenes que están desencantados y con sobrada razón.

El problema es que el desprestigio de los partidos afecta el prestigio de la democracia.

Gritos, sombrerazos y mentadas entre diputados ya no entretienen a nadie.

Tal parece que el problema con los partidos es que no entienden que no entienden.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Visto 986 veces