'Checo' Pérez se defiende de acusaciones

El piloto mexicano Sergio Pérez se defendió después de ser señalado por la marca de bebidas Rich Energy, como uno de los culpables de que Force India haya entrado en administración. Acto que saboteó a los accionistas.

A su favor, Checo Pérez declaró que "ha sido una semana muy intensa en lo anímico. Poca gente está bien informada de la situación. Veo comentarios en la prensa que no son verdad. Me han pedido que tomara esta ruta para salvar 400 empleos en la fábrica”.

Es evidente que las acusaciones afectaron el rendimiento del mexicano y del equipo en las pruebas clasificatorias del Gran Premio de Hungría. El tapatío arrancará en la penúltima posición (19) y su compañero, Sebastián Ocon, lo hará en la décimo octava.

Force India publicó en sus redes sociales que participarán de manera "normal" en el circuito de Hungaroring pese a la pesadilla por la que atraviesan.
"Queremos asegurarles a todos que competiremos en el #HungarianGP de este fin de semana como siempre."

Cuando una escudería se encuentre bajo administración, significa que le permite a la empresa en quiebra vender sus activos antes de que se declare en bancarrota total, tal como le pasa a Force India.

Rich Energy acusó el viernes al fabricante de motores Mercedes-AMG, al piloto de la escudería Checo Pérez y a su representante Julian Jakobi de "forzar en un esfuerzo planeado", el proceso de liquidación de Force India.

La marca de bebidas energéticas, publicó una foto en su cuenta de Twitter donde muestran la inversión de 30 millones de libras, y acusan que esta inyección económica pudo ser eludida de saber que la empresa estaba en administración.

"A pesar de una inversión de 30 millones de libras de parte de Rich Energy, la corte ha puesto bajo administración a Force India. Un resultado terrible y que se pudo evitar, orquestado por Mercedes AMG F1, Sergio Pérez, Julian Jakobi y BWT. Algo vergonzoso".

"Sergio Pérez era el principal peticionista para la administración, con una solicitud de 4 millones de libras y Mercedes AMGF1 era el peticionario más grande en la corte. Así que (increíblemente) el proveedor del motor y el conductor del equipo fueron clave para forzar en un esfuerzo planeado la administración y sabotear a los accionistas”, sentenció Rich Energy.

El piloto mexicano Sergio Pérez se defendió después de ser señalado por la marca de bebidas Rich Energy, como uno de los culpables de que Force India haya entrado en administración. Acto que saboteó a los accionistas

A su favor, Checo Pérez declaró que "ha sido una semana muy intensa en lo anímico. Poca gente está bien informada de la situación. Veo comentarios en la prensa que no son verdad. Me han pedido que tomara esta ruta para salvar 400 empleos en la fábrica”.

Es evidente que las acusaciones afectaron el rendimiento del mexicano y del equipo en las pruebas clasificatorias del Gran Premio de Hungría. El tapatío arrancará en la penúltima posición (19) y su compañero, Sebastián Ocon, lo hará en la décimo octava.

Force India publicó en sus redes sociales que participarán de manera "normal" en el circuito de Hungaroring pese a la pesadilla por la que atraviesan.
"Queremos asegurarles a todos que competiremos en el #HungarianGP de este fin de semana como siempre."

Cuando una escudería se encuentre bajo administración, significa que le permite a la empresa en quiebra vender sus activos antes de que se declare en bancarrota total, tal como le pasa a Force India.

Rich Energy acusó el viernes al fabricante de motores Mercedes-AMG, al piloto de la escudería Checo Pérez y a su representante Julian Jakobi de "forzar en un esfuerzo planeado", el proceso de liquidación de Force India.

La marca de bebidas energéticas, publicó una foto en su cuenta de Twitter donde muestran la inversión de 30 millones de libras, y acusan que esta inyección económica pudo ser eludida de saber que la empresa estaba en administración.

"A pesar de una inversión de 30 millones de libras de parte de Rich Energy, la corte ha puesto bajo administración a Force India. Un resultado terrible y que se pudo evitar, orquestado por Mercedes AMG F1, Sergio Pérez, Julian Jakobi y BWT. Algo vergonzoso".

"Sergio Pérez era el principal peticionista para la administración, con una solicitud de 4 millones de libras y Mercedes AMGF1 era el peticionario más grande en la corte. Así que (increíblemente) el proveedor del motor y el conductor del equipo fueron clave para forzar en un esfuerzo planeado la administración y sabotear a los accionistas”, sentenció Rich Energy.