Bikinis hechos con cinta adhesiva: la última locura de la moda para este verano

La moda está inmersa en un momento creativo como no se había visto en décadas. La mayor libertad de la que gozan los creadores ha dado lugar a tendencias que antes ni se nos habrían pasado por la cabeza y que ahora son parte fundamental del vestuario de casi todos, como las zapatillas 'feas' o 'ugly shoes', los volantes en las mangas de las camisesas y jerseys o el regreso de las 'maxihombreras'. Además, los códigos se están rompiendo y cada vez hay más ropa unisex sin género concreto, lo que ha potenciado el uso de prendas holgadas y cómodas dando de lado a las prendas femeninas más sexys y ajustadas de antaño que muchas mujeres ahora rechazan. Si bien hay un diseñador que quiere volver a la moda 'evidente' anterior, y en su caso es más evidente que nunca.

Porque el diseñador Joe Álvarez, afincado en Miami, ha decidido que este verano pasemos del traje de baño habitual y optemos por el que él propone, creado con nada menos que cintas adhesivas. La tendencia ya se está dejando ver en festivales como el famoso de la ciudad americana llamado Ultra, llenando las redes de cuerpos esculturales tapados solo con estrechas tiras de cinta adhesiva. Este es el sello de identidad de Álvarez, quien se llama a sí mismo 'The king of tape' -'El rey de la cinta'-, y que ha creado una marca a partir de esta curiosa forma de elaborar trajes de baño.

En concreto, ha puesto en marcha 'The black tape proyect', una firma de baño 'do it yourself', porque lo que realmente comercializa son rollos de cinta adhesiva para que cada uno se los coloque en el cuerpo formando el bikini que quiera, algo que da libertad a llevar uno diferente cada día del verano. Eso sí, no a cualquier precio, pues uno de sus rollos de cinta adhesiva cuesta 30 dólares, unos 26 euros al cambio. 

Por lo tanto, no vende un traje de baño en sí, sino que da al cliente la herramienta para que haga el suyo. El problema es que hay que tener pericia para pegar la cinta de forma que quede bien y que tape las zonas adecuadas, algo que no todos pueden y en lo que Joe Álvarez es un experto, como puede verse en las creaciones que ha colgado en su cuenta de Instagram.

.

El creador ha llegado desfilar en la pasarela de baño de Miami y ha demostrado ante todo el público como da forma a sus bikinis, los cuales están llegando a los festivales veraniegos combinados con otras prendas, causando furor en los adeptos de este tipo de ocio, donde la moda juega un papel fundamental. Porque los festivales se han convertido en una particular pasarela en la que la creatividad y la libertad son la única regla a seguir para vestirse, con el objetivo de ser quien más llame la atención.

El problema viene cuando se quiere emplear este traje de baño para la piscina o el mar. Porque, evidentemente, no es lo más adecuado. Hay que tener en cuenta que, en contacto con el agua, la cinta se despega, por lo que no es lo más práctico para echarse a nadar. Ni tampoco para tomar el sol, pues se queda la marca de la cinta, algo bastante antiestético en función de cómo se coloque. Por no hablar de lo poco higiénico que es pegarse cinta adhesiva en las zonas íntimas, lo que puede provocar incluso enfermedades. Por lo tanto, se trataría más que nada de una tendencia para lucir en redes sociales. Posar para la foto y despegar, pues desde luego una cinta adhesiva pegada al cuerpo no es lo más recomendable.

Por su parte, Álvarez está haciendo negocio con esta loca ocurrencia, que ya está logrando mucha visibilidad. Aunque consciente de que no es quizá la mejor idea, también vende en su web camisetas normales de tela y gorras, por si algún día el negocio de las cintas adhesivas se viene abajo.