Queremos una educación de calidad; por eso ningún voto a Lopez Obrador: Luisa Garcia Cruz, dirigente del CEPSE

Destacado Queremos una educación de calidad; por eso ningún voto a Lopez Obrador: Luisa Garcia Cruz, dirigente del CEPSE

Llegó el momento de que se escuche la voz de los padres y de las madres de familia de Oaxaca en este proceso electoral tan importante.

Nosotros estamos a favor de una educación de calidad para nuestros hijos.

Queremos escuelas de tiempo completo; queremos maestros idóneos; queremos mejor infraestructura y Escuelas al Cien; queremos ciclos escolares completos, queremos más clases, menos marchas, menos paros.

En Oaxaca, los padres y madres de familia queremos que continúe la reforma educativa y vamos a votar sin miedo a favor de la educación de calidad.

No queremos vandalismos, ni maestros faltistas; no queremos acciones violentas como las que se dieron en Puerto Escondido, en donde lo único que se demuestra es que hay grupos que no respetan la ideología de los demás. En México hay libertad de expresión y de ideologías.

Sabemos que detrás de estos grupos está un candidato. Fue evidente por las consignas y playeras que portaban los provocadores. Ustedes ya saben quién, Andrés Manuel López Obrador.

López Obrador ha dicho claramente que quiere suspender la reforma educativa y con esto las acciones que buscan una educación de calidad para nuestros hijos.

Los padres y madres de familia no lo vamos a permitir y pedimos a aquellos papás y mamás que aman a sus hijos y quieren mejoras para sus niños, que se unan a miles de nosotros que estamos cansados de actos de chantaje contrarios a lo que más queremos en la vida.

Por eso, dejando muy en claro que no somos militantes de ningún partido político, hacemos este llamado público, ni un voto a López Obrador que con violencia quiere echar abajo lo que más queremos que es la educación de nuestros hijos.

Nosotros sí queremos educación de calidad, sí queremos la reforma educativa, sí queremos a México y sí queremos un mejor futuro para nuestros hijos.

Recuerda que nadie va a defender los derechos humanos de tus hijos si no eres tú.

Muchas gracias.