Apoyará AMLO con 3 mil 600 pesos a becarios de programa "Jóvenes Construyendo el Futuro"

El gobierno del presidente electo atenderá a más de 2 millones 600 mil jóvenes mayores de 18 años que actualmente no trabajan ni estudian para que inicien sus estudios universitarios y para que se incorporen al mercado laboral en un esquema de "becarios" que contará con el respaldo de empresarios y organizaciones sociales. 

En la presentación del programa "Jóvenes Construyendo el futuro", la propuesta a encabezar la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STyPS), Luisa María Alcalde, informó que el proyecto es una respuesta a los compromisos asumidos durante campaña por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien considera a la falta de oportunidades y desigualdad como los principales detonantes de la criminalidad entre la población joven. 

De acuerdo con Alcalde Luján, el programa prevé alcanzar a 2 millones 600 mil jóvenes a partir de dos esquemas distintos. El primer modelo establece el respaldo de la SEP para que 300 mil jóvenes con el bachillerato concluido retomen sus estudios universitarios. En tanto, el segundo modelo contempla la incorporación al sector laboral de los restantes 2 millones 300 mil jóvenes aprendices, quienes accederán a puestos de trabajo que impulsen sus aptitudes productivas tanto en el sector público, como en el privado. 

Para quienes busquen iniciar sus estudios universitarios, el gobierno de López Obrador podría otorgarles hasta 2 mil 400 pesos mensuales; mientras que los nuevos becarios accederán a 3 mil 600 pesos durante su periodo de capacitación. La distribución de los aspirantes se realizará en un 70 por ciento para empresas privadas, 20 por ciento en dependencias públicas y el 10 por ciento restante en organizaciones civiles. 

Alcalde precisó que el programa arrancará operaciones formales a partir de enero de 2019, con la creación de una plataforma digital en la que los interesados podrán iniciar con el proceso de registro. Su duración será de un año y el objetivo es que durante ese periodo se desarrollen las aptitudes y capacidades de los becarios, para que a su conclusión puedan reincorporarse al mercado laboral formal. 

Una herramienta de retroalimentación será la evaluación recíproca a la que se sometan becarios y empleadores, quienes deberán calificar el desempeño de su contraparte.