IMSS aplica más de 114 mil dosis contra la influenza en Oaxaca

Foto: Cortesía Foto: Cortesía

Con la finalidad de proteger la salud de la población expuesta a las bajas temperaturas durante ésta temporada de frío 2018-2019, el Programa de Temporada Invernal contempla acciones preventivas y de control dirigidas a la población, priorizando a los menores de cinco años y mayores de 60 años de  138 municipios que registran las temperaturas más bajas en el estado. Es por ello, que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca, dio a conocer que el IMSS-Ordinario aplica 114,834 dosis contra la influenza.

Esta es dirigida a los niños de 6 a 59 meses, más los adultos iguales o mayores de 60 años y a la población de riesgo considerada en el rango de 5 a 59 años de edad que vivan con enfermedades crónicas degenerativas e inmunodeficiencias. La aplicación de la vacuna Anti-influenza es en 23 Unidades Médicas Familiares, 2 Hospitales con Medicina Familiar y  2 Hospitales Generales de Zona. O sea en los hospitales de Tuxtepec, Salina Cruz, Huatulco y Ciudad de Oaxaca.

El coordinador de Información y Análisis Estratégico del IMSS en el estado, Miguel Ángel Altuzar Figueroa, dijo que dentro de estas acciones, además de la vacuna contra la Influenza, se consideran el reforzamiento de la vacuna Antineumocóccica, la administración de vitamina A, así como la intensificación de la capacitación a los responsables de niños menores de cinco años en el manejo de las infecciones respiratorias y enfermedades diarreicas y la prevención de accidentes en el hogar.

Igualmente, agregó que se intensifican las acciones de vigilancia epidemiológica de la morbilidad y mortalidad de los padecimientos relacionados con la temporada.

En ese sentido, dio a conocer que ante los cambios climatológicos que se presentan en la entidad oaxaqueña, el IMSS recomienda no auto medicarse, acudir a la unidad de salud más cercana, evitar exposición a contaminantes ambientales (polvo), no fumar en lugares cerrados y cerca de niños, ancianos y personas enfermas, abrigarse y consumir bebidas calientes no alcohólicas, permanecer en completo reposo, no suspender la alimentación y evitar lugares de concentración poblacional.

Aconseja cubrir nariz y boca al toser o estornudar con el ángulo del codo o con un pañuelo desechable, nunca con las manos, no saludar de forma directa (de beso o mano), evitar el contacto de niños enfermos con ancianos o personas con enfermedades crónicas, lavar los utensilios usados por las personas enfermas, abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura, consumir abundantes líquidos, frutas y verduras ricas en vitamina A y C (guayaba, naranja, lima limón, papaya, mandarina, toronja, así como jitomate o zanahoria), lavarse las manos con frecuencia en especial después de tener contacto con personas enfermas.

Las exposición a temperaturas extremas es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como una lesión, toda vez que se ajusta a la definición operacional, como daño físico a consecuencia de que el humano es sometido a niveles de intolerancia de energía, por lo cual este programa también se enfoca a prevenir los daños a la salud como hipotermia que ocurre cuando la exposición al frío es excesivo, intoxicación por monóxido de carbono o por gas butano y quemaduras, así como las  defunciones que ocurren por dichas causas.

A nivel nacional, dijo, las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) son la segunda causa de morbilidad en el menor de cinco años y en nuestro estado de Oaxaca la primera causa, siendo la segunda la enfermedad diarreica aguda, sin embargo, con la temporada invernal se incrementa la incidencia de éstas enfermedades, así como sus complicaciones en los grupos vulnerables.

Finalmente, Altuzar Figueroa indicó que la vacuna también se aplica a embarazadas, personas que viven con VIH, diabetes mellitus, obesidad mórbida, cardiopatías, asma sin control, cáncer, personal de salud y otros grupos con inmunosupresión.