INVESTIGAN EN CHINA ESCÁNDALO POR VACUNAS

La policía china inició una investigación contra la compañía creadora de vacunas, Changsheng Biotechnology Co, después de que ésta falsificó datos de producción de su suero contra la rabia.

Luego de que la investigación se dio a conocer, creció el pánico por parte de la ciudadanía, quienes empezaron a cuestionarse sobre la seguridad que los productos.

Las autoridades arremetieron contra la presidenta y cuatro altos ejecutivos de Changsheng Biotechnology Co. por el supuesto comportamiento criminal hacia un medicamento que es administrado a bebés.

El escándalo de la compañía sobre la falsificación puso en duda la imagen del país asiático, ya que representa la segunda mejor industria farmacéutica. Antes del escándalo, el mercado chino había anunciado buscar exportar vacunas a nivel mundial.

De acuerdo con la Administración y Medicamentos de China, Changsheng manipuló tanto los registros de producción como los informes de inspección de productos, y cambió de manera arbitraria los parámetros del proceso y el equipo médico.

Mientras que el primer ministro Li Keqiang criticó al fabricante de vacunas por haber cruzado una línea moral y exigir que las autoridades actuaran rápido en referencia a la empresa, se ordenó que la compañía detuviera su producción y retirara el producto. Hasta el momento no se han registrado daños a la salud por la vacuna.

“Resolveremos los actos ilegales y criminales que ponen en peligro la vida de las personas. Castigaremos a los infractores de acuerdo con la ley y criticaremos de manera severa la negligencia en la supervisión”, señaló el ministro a través de un comunicado.