Bolivia reclamará a México por tuits de Evo Morales

El recién nombrado ministro de Obras Públicas de Bolivia, Yerko Núñez, advirtió este jueves que el nuevo gobierno del país andino reclamará a México por las declaraciones públicas del expresidente Evo Morales, asilado en ese país.

“Hay que hacer conocer al gobierno mexicano, eso no puede estar sucediendo. El expresidente está asilado, no puede hacer ningún comentario. Vamos a hacer las presentaciones que correspondan a través de la cancillería”, dijo Núñez.

*Mientras tanto, Bolivia elige a su nuevo presidente de Diputados

El Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales, eligió este jueves de madrugada como nuevo presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia a Sergio Choque, con su mayoría parlamentaria y en ausencia de la oposición.

El oficialismo celebró una sesión de madrugada, hora local, después de que durante la jornada anterior se produjeran incidentes cuando algunos de sus parlamentarios iban a acceder a la Asamblea Legislativa o Parlamento.

La sede parlamentaria está en una zona del centro de La Paz que aglutina a una serie de instituciones y está protegida con una fuerte presencia policial por la grave crisis que atraviesa Bolivia.

El MAS tiene 88 de los 130 diputados y en una sesión sin la presencia de la oposición eligió nuevo presidente a Choque, quien aseguró no obstante que contaba también con el apoyo de una única diputada opositora, Inés López, de Unidad Nacional.

La elección de un presidente del Congreso es significativa porque es el tercero en la línea sucesoria del jefe de Estado, en un momento en que Evo Morales está exiliado en México sin que el Parlamento boliviano de mayoría oficialista se haya pronunciado aún sobre su renuncia.

¿Cuál es el orden de sucesión en Bolivia?

El orden de sucesión en ausencia del presidente del país son el vicepresidente, el presidente del Senado y el del Congreso.

La senadora opositora Jeanine Áñez asumió el pasado martes como jefa de Estado interina hasta la celebración de elecciones, tras ser elegida presidenta del Senado y activar la línea sucesoria, en una sesión en su caso con la ausencia del oficialismo.

La anterior presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, del MAS, intentó el miércoles acceder al Parlamento entre forcejeos y la Policía tuvo que intervenir ante grupos que se enfrentaban entre sí cerca de la sede parlamentaria.

Salvatierra defendía su derecho a acceder a la Cámara ya que sigue siendo senadora, aunque renunciara a presidir el Senado.

La sesión de madrugada se celebró entre duras críticas del oficialismo a lo que considera una represión hacia el MAS por parte de la Policía y el ejército bolivianos, que desde el lunes patrullan juntos por muchas partes del país en las que se reproducen incidentes violentos entre afines y contrarios a Morales.