Te decimos lo que no sabías de los productos 'marca libre'

Cuida tu bolsillo. 

Actualmente los productos de “marca blanca” son una opción económica para adquirir alimentos a precios sorprendentes, pero debes saber que son una versión con menos sabor y nutrientes que los originales.

De acuerdo con Reader’s Digest estos son los alimentos que nunca debes comprar genéricos:

  1. Queso

A menudo, el queso genérico o más barato tiende a tener más conservadores e ingredientes que no son necesarios, asegura Jennifer McDaniel, propietaria de McDaniel Nutrition en St. Louis. Además, son insípidos respecto a los “de marca” y, en general, no te hacen ahorran tanto como aseguran.

 

  1. Aceite de oliva

Este alimento básico en la dieta mediterránea es uno de los alimentos manipulados con más frecuencia, a menudo combinado con otros aceites, como la avellana, que puede desencadenar reacciones en personas alérgicas.

Sin embargo, comprar marca no es garantía de pureza: un estudio descubrió que solo el 70 % de los aceites de oliva evaluados, tanto de marca como genéricos, no eran "virgen extra" como afirmaban sus etiquetas.

Una opción es que busques el sello del Consejo Oleícola Internacional del COI sobre tu aceite de oliva;  adquirir aceites en botellas oscuras, que lo protegen de la oxidación o buscar una fecha de cosecha en la etiqueta (la mayoría de los aceites producidos en masa no tendrán uno).

  1. Cereales para el desayuno

Pueden contener ingredientes innecesarios para el organismo como una cantidad alta de azúcar, conservadores y calorías, en lugar de la fibra y vitaminas que aseguran tener.

  1. Yogur

Hay tantos yogures de marca en el mercado que simplemente elegir entre ellos puede ser difícil. Los compradores deberán revisar si la textura y el sabor cumplen con sus expectativas. Algunas marcas genéricas también agregan azúcar extra u otros aditivos, por lo que es mejor consultar la etiqueta.

  1. Frijoles enlatados

No encontrarás mucha variación de sabor entre los frijoles o garbanzos enlatados. Sin embargo, hay una buena razón para seguir con una marca conocida: tienen buena forma, ya que las marcas genéricas tienden a estar un poco recocidas.

  1. Sopas

Esa sopa de fideos o espagueti que tanto te encanta tiene una larga lista de ingredientes alimenticios “a medias”, ya que si revisas sus etiquetas podrás ver que sus los cereales que contienen están combinados con almidones, entre otros condimentos difíciles de identificar.