Habitantes de Salinas del Marqués exigen justicia por el fallecimiento de bebé

Al comparar fotografías de antes y ahora, los cambios en la apariencia de Roberto Moyado Esparza, El Betito, son evidentes: la incipiente calvicie y el sobrepeso quedaron atrás, hoy luce una barba de candado, cabellera abundante y es más delgado.

Esa es la estrategia que usó el presunto líder del grupo criminal La Unión de Tepito para que las autoridades y sus rivales no lo identificaran. Aunque su organización nació en uno de los barrios más populares de la Ciudad de México, El Betito se refugió en fortalezas ubicadas en zonas residenciales exclusivas de la capital: Polanco, Jardines del Pedregal y San Ángel.

Esa es la estrategia que usó el presunto líder del grupo criminal La Unión de Tepito para que las autoridades y sus rivales no lo identificaran. Aunque su organización nació en uno de los barrios más populares de la Ciudad de México, El Betito se refugió en fortalezas ubicadas en zonas residenciales exclusivas de la capital: Polanco, Jardines del Pedregal y San Ángel

. El Betito tiene 37 años, pero en los últimos 10 pasó de ser un ladrón de transeúntes a forjar un imperio de terror en la capital del país y el Estado de México, ante la ola de asesinatos y violencia que ha dejado a su paso, además de los secuestros y extorsiones a comerciantes. Las autoridades lo consideran como la cabeza de una organización dedicada al narcomenudeo y extorsión, despojo, secuestros y lavado de dinero, entre otros ilícitos.

Ayer, la Policía Federal frustró el imperio de El Betito, el cual comenzó hace casi un año, cuando a Pancho Cayagua, fundador de La Unión de Tepito, le tendió una trampa para asesinarlo y quedarse con el control del cártel.

Los agentes lo interceptaron a él y a su hermano José, quien también era su escolta, en la colonia Rincón del Pedregal, delegación Tlalpan.

Hoy, el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, anunció la detención de El Betito y destacó que el presunto delincuente se sometió a cirugías y bajó 30 kilos para no ser identificado.

"El ahora detenido se sometió a una intervención quirúrgica, se realizó prótesis capilar y bypass gástrico, bajó más de 30 kilos para modificar su apariencia física con el fin de no ser identificado y detenido", dijo en conferencia de prensa.

Manelich Castilla, comisionado de la Policía Federal, afirmó en entrevista para Radio Fórmula que elementos de la policía científica realizaron peritajes para confirmar la identidad de El Betito