Trabajos para finiquitar contratos del NAIM

AMLO se reunió con 16 empresarios que representan el 92 por ciento de las inversiones de las obras de Texcoco.

La reunión de Andrés Manuel López Obrador de hoy lunes con empresarios y contratistas del caído Nuevo Aeropuerto de la CDMX fue una réplica muy similar del encuentro que el presidente electo tuvo con Guadalupe Phillips , CEO de ICA, y Alberto Pérez Jacobe , de la constructora Hermes, la semana pasada en la Roma Norte.

Según pudo reconstruir LPO, los conceptos fueron los mismos: que Morena priorizará a los empresarios nacionales, que no habrá aeropuerto pero habrán otros contratos en nuevas obras (hasta ahora no se especifica demasiado cuáles) y que ya no habrá consultas populares que tengan que ver con su sector. Por eso, fue su gran argumento, no había motivos de riesgos inmediatos.

No se escucharon quejas rutilantes aunque algún ejecutivo dio a entender que, más allá de la reunión, iba a analizar la situación con su respectivo equipo legal. Esta ambiente apacible le permitió al presidente electo dejar el restaurante de la Avenida Masaryk con el mensaje de que el encuentro había sido un éxito.

Dos datos políticos. No estuvo en la reunión Carlos Slim, ni tampoco nadie de Grupo Carso, a pesar de que es el magnate fue el principal inversor en la fibra del Nuevo Aeropuerto y el defensor más visible del proyecto. En el entorno de Alfonso Romo aseguran que en breve tendrán una reunión privada con el dueño de Telmex. Sólo con él.

LPO reveló que el acercamiento que Morena esta materializando con Televisa estaría generando distancias con Slim. Esto se traduce en el plano del Aeropuerto porque Phillips, la ejecutiva de ICA, está muy relacionada con Alfonso de Angoítia, co-titular de la televisora. La directiva hoy prácticamente, a decir de los presentes, era una anfitriona más.

Estuvo presente, por su parte, Hipólito Gerard, cuñado de Carlos Salinas de Gortari, quien tuvo una actitud de silencio absoluto en el encuentro. Gerard está apuntado en el entorno de la futura secretaria

de Energía, Rocío Nahle, por los contratos que ganó en la reforma petrolera.