Suscribe IOAM y UTVC convenio de colaboración

Pobladores del municipio de Singuilucan aprovecharon una fuga de hidrocarburo registrada en un ducto de Pemex para “despacharse” el combustible que quedo regado en un camino de la localidad.

De acuerdo con autoridades policiales del municipio, los hechos se registraron en la comunidad del Susto, donde se detectó la fuga del hidrocarburo que generó un chorro de al menos cuatro metros de altura..

Al regarse el combustible, pobladores se presentaron al sitio y con bidones y cubetas aprovecharon para recolectar el combustible que se derramó sobre el camino de terracería.

Fue hasta que se presentaron elemento del Ejército mexicano y de Seguridad Pública Federal, que los pobladores se retiraron del sitio, sin que se registraran detenciones.

En las primeras dos semanas del año, en Hidalgo se han detectado al menos una decena de tomas clandestinas para la ordeña de hidrocarburo.

Apenas el miércoles fue detectada una manguera de una extensión de más de 2 kilómetros que enlazaba una toma clandestina con una vivienda, en la comunidad de Conejos, del municipio de Atotonilco de Tula.