Exige López Obrador respeto para los gobernadores

Las descortesías y faltas de respeto a los gobernadores del país deben quedar atrás por parte de los dirigentes políticos, demandó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

De cara a las constantes rechiflas y abucheos que enfrentan los gobernadores del PRI y del PAN en cada visita del presidente de México a sus entidades, el mandatario sostuvo que en la sociedad política mexicana hay aún "infantilismo político" y hasta revanchismo.

Sin embargo, descartó que sea una acción deliberada el promover las faltas de respecto a la autoridad por parte de los dirigentes de Morena.

"De todas maneras, no deja de haber resentimientos, revanchismo; y hay todavía en toda la sociedad política, no sólo en un partido, en la sociedad política, no así en el pueblo, hay mucho infantilismo político en los dirigentes, con todo respeto a los niños también, que no se vaya a malinterpretar, pero falta más desarrollo político arriba. Nuestro pueblo está al cien, está avanzado, muy avanzado en esto. Nuestro pueblo entiende la necesidad de la unidad, de la reconciliación, de la paz".

Al recalcar que todavía "hay muchas deformaciones" en la sociedad política, el presidente aseguró que él seguirá defendiendo a los gobernadores del país frente a las faltas de respeto, en caso de que continúen presentándose.

Incluso, si algún gobernador prefiere no aparecer en la plaza pública cuando el presidente acuda a algún estado, ello no impediría que el presidente de México dejará de visitar al mandatario local, ya que es su obligación estar en contacto con ellos.

"Si ellos no quieren exponerse, yo podría visitarlos a ellos, hablar con ellos, porque son la autoridad en un estado y yo tengo que tratarlos con mucho respeto; pero sí tengo que seguir en la plaza, porque a mí me sirve para saber cómo van los programas. Yo no puedo perder la comunicación con la gente, no me puedo encerrar" apuntó López Obrador.

Enseguida, afirmó que no habría ningún problema con el gobernador o gobernadora que prefiera no exponerse ante la gente.

Antes de concluir su comentario sobre este tema, el titular del Ejecutivo federal señaló que el único caso donde sí hubo manipulación por parte de los dirigentes de Morena para abuchear al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, ocurrió semanas atrás cuando visitó junto con él Tlapa.

Al percatarse de ello, recordó López Obrador que llamó la atención a los dirigentes de ese partido para dejar de impulsar ese tipo de prácticas cuando autoridades visitan las comunidades.