Los Jaguares operan en zona de masacre; la familia LeBarón no descarta formar autodefensas

Autoridades indagan si Los Jaguares emboscaron y asesinaron a la familia LeBarón, ataque que dejó nueve muertos, tres mujeres y seis niños.

César Augusto Peniche, fiscal de Chihuahua, indicó que esta célula del Cártel de Sinaloa controla el tráfico de droga en la zona limítrofe con Sonora, escenario en años recientes de múltiples enfrentamientos con otros grupos delictivos como La Línea, Los Salazar y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río para Imagen Radio, detalló que el ataque contra los LeBarón se registró en Bavispe, Sonora, y que había un detenido en posesión de armamento.

Autoridades de Chihuahua identifican a Los Jaguares como uno de los grupos criminales más sanguinarios. Encabezados por Francisco Arvizu, El Jaguar, trafican cristal y cocaína hacia Arizona, Texas y Nuevo México.

En tanto, miembros de la familia LeBarón no descartan formar autodefensas para proteger sus comunidades.

Julián LeBarón afirmó que los ciudadanos deben unirse ya que “ni la clase política ni las instituciones están resolviendo la inseguridad”.

Los cinco menores heridos fueron trasladados en un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana a Agua Prieta, Sonora. De ahí fueron llevados a un hospital en Phoenix, Arizona, donde fueron declarados fuera de peligro. Ellos son Kylie Evelyn, de 14 años, con un disparo en el pie; Mckenzie, de 9 y herida en un brazo; Cody, de 8 con lesiones en mandíbula y pierna; Xander, de 4 con un tiro en la espalda, y Brixon, de 9 meses con disparos en el pecho y una muñeca.

Por la tarde, de visita en Bavispe junto con militares, el canciller Marcelo Ebrard advirtió que el ataque contra los LeBarón “no va a quedar así; se va a hacer justicia”.

Señalan a Los Jaguares de matanza

El fiscal de Chihuahua sospecha de este grupo criminal, ya que actualmente domina la plaza.

El grupo delictivo Los Jaguares, una subdivisión del Cártel del Pacífico, sería el presunto responsable de la emboscada contra miembros de la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, que dejó nueve víctimas, entre ellas seis menores de edad, aseguró César Augusto Peniche, fiscal general de Chihuahua.

“Esa zona es conocida por sus múltiples enfrentamientos entre narcotraficantes que buscan ganar la plaza de la frontera norte con Estados Unidos y quienes la dominan en estos momentos son Los Jaguares”, dijo.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio, el fiscal estatal aseguró que una de las tierras conocidas como “más calientes” de la zona noroeste del país se encuentra en la franja fronteriza entre Sonora y Chihuahua. Ahí, continuó, las disputas entre los cárteles del Pacífico, Nueva Línea, Los Salazar y el Nueva Generación han aumentado en los últimos años debido a la fragmentación por la captura de sus grandes “capos”.

El fiscal precisó que Los Jaguares son una subdivisión del Cártel del Pacífico y la tragedia registrada en Bavispe “es resultado de las disputas entre estos grupos criminales, por lo que el gobierno de Sonora debe investigar a los grupos criminales y sus enfrentamientos para encontrar a los culpables”.

César Augusto Peniche informó que se mantiene la cooperación con el gobierno de Sonora y el poder federal para encontrar a los responsables. Por el momento, dijo tener información de que “habría un sujeto detenido en Sonora con armamento” y que habría participado en el ataque de Bavispe, aunque esto deberá ser confirmado por las autoridades de esa entidad.

El fiscal estatal enfatizó que se mantendrán todos los operativos e investigaciones para dar con los responsables.

¿Quiénes son los jaguares?

  • El grupo criminal de Los Jaguares es identificado por las autoridades de Chihuahua como uno de los más sanguinarios en los últimos tiempos y que se ha apoderado de las actividades del narcotráfico con la aniquilación de grupos antagónicos como La Línea, del Cártel de Juárez.
  • Este grupo es encabezado por Francisco Arvizu, El Jaguar, líder del Cártel del Pacífico en los municipios de Cuauhtémoc y Madera, y el corredor del noroeste hacia Arizona, Texas y Nuevo México.
  • Principalmente trafican cristal y cocaína.

Analizan formar grupos de autodefensa

Julián LeBarón, familiar de algunas de las víctimas, narra cómo fue el ataque que dejó nueve muertos, entre ellos seis niños.

John LeBarón, integrante de la familia que fue masacrada por pistoleros de un cártel de la droga en Bavispe, Sonora, no descarta que algunos de los miembros de la comunidad LeBarón formen guardias armadas de autodefensa.

Por su parte, el activista Julián LeBarón relató la forma en cómo las tres mujeres, dos bebés y cuatro menores fueron acribillados a tiros (nueve en total), e incluso cómo una de ellas intentó frenar el ataque y pese a ello recibió un impacto en el pecho.

A través de un comunicado emitido a través de su cuenta de Facebook, Julián LeBarón narra los hechos a detalle.

Entre ellos cuenta cómo Christina, una de las víctimas, salió de una de las camionetas al ver que eran atacadas, y con los brazos  intentó detener las balas, y avisar a los gatilleros que en los vehículos iban otras mujeres y niños. “Ella dio su vida para tratar de salvar al resto”, donde dos de sus hijos murieron junto a ella.

El resultado de los ataques fue de seis niños muertos, incluyendo dos bebés, y tres mujeres de la familia LeBarón —en su mayoría con doble nacionalidad—, además otros seis menores heridos y otro ileso. 

Los niños se recuperan

Los cinco menores de la familia LeBarón que resultaron lesionados durante el ataque en los límites de Chihuahua y Sonora son atendidos en un hospital de Phoenix, Arizona, en EU. Se presume que cuatro habían salido más tarde del hospital.

Todos ellos fueron trasladados vía aérea, y su estado de salud fue declarado estable y fuera de peligro, aunque delicados, según señalaron sus familiares a través de las redes sociales.

Mientras tanto, la familia está a la espera de los estudios periciales de las autoridades mexicanas para que les sean entregados los cuerpos de los 9 fallecidos en el ataque.

Julián LeBarón, familiar de las víctimas, adelantó que algunas de ellas serán sepultadas en Sonora, y otras en Galeana, Chihuahua. Hasta el momento no han señalado fecha para las honras fúnebres.

Por otra parte, ayer, en conferencia de prensa, la fiscal estatal de Sonora, Claudia Indira Contreras, dio a conocer que el gobierno de EU manifestó su apoyo en  las investigaciones que realizan.