Productores de amapola piden tregua al gobierno; demandan apoyo para cambiar de cultivos

En el estado de Guerrero la baja en el precio de la goma de amapola ha provocado que cerca de mil 200 comunidades de la Sierra y la Montaña de Guerrero tengan una baja en sus ingresos mayor al 50%. La creación de nuevas drogas sintéticas más baratas causó que muchos consumidores, principalmente de Estados Unidos, opten por drogas de menor precio, aunque estas provoquen daños mayores a la salud.

Esto aunado a la fumigación de los plantíos de amapola y mariguana por parte de la Sedena, coloca a esas comunidades de la Sierra en una grave crisis económica, pues sus cultivos de maíz, frijol, jitomate y otras frutas, sólo les deja lo necesario para subsistir y dejan de tener ingresos fuertes, según el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, lo cual puede provocar hambre en esas zonas.

También los campesinos de la Sierra han denunciado que el Ejército está fumigando sus cultivos de maíz y el pesticida ha provocado que se contaminen ríos. Por ello, piden una tregua a los soldados para que dejen de fumigar.

Al respecto, el gobernador del estado, Héctor Astudillo, manifestó que hablará con el Ejército para revisar las zonas que se están fumigando y que no se contaminen otros cultivos o el agua.

El mandatario afirmó que va a poner atención para que  se cuiden los recursos naturales de la Sierra, el agua, y que hablará con la Secretaría de la Defensa Nacional ante la denuncia de campesinos amapoleros de que helicópteros fumigan plantíos legales y contaminan las aguas de los ríos de la zona.

Por su parte,  Rangel Mendoza, afirmó que está en contra de la fumigación por parte del Ejercito, pues se dañan otros cultivos, además reiteró que si el gobierno les quita el cultivo de la amapola deben de darles a cambio programas productivos serios.

“Yo he pedido al Ejército, al gobierno, que ya no fumigan de esa manera”. Recordó que es tanta la desesperación de la gente que hace unos días intentaron retener dos helicópteros que habían aterrizado en el margen de un río y los militares al ver que la gente se estaba acercando tuvieron que salir huyendo del lugar.

Desplome de precio

Del  precio que tenía la goma de opio, ahora sé las quieren pagar a 3 mil pesos, afirmo el obispo. “Ellos tienen la esperanza, si las instituciones y el gobierno les quitan las esperanza de la amapola, que les den otra”.  Mencionó que recientemente el gobierno envío a la Sierra cinco mil árboles de aguacate, lo que provocó que les tocara de un árbol por familia,  ¿creen que con un árbol de aguacate se va a mantener una familia? Eso suena a ridiculez” asevero el obispo.

Según los campesinos de la Sierra, el costo de la goma de opio era de 20 mil pesos y ahora bajó a unos cinco mil pesos, lo que viene siendo su costo de producción. La gente de esa zona asegura que durante muchos años vivieron en el olvido de todos los gobiernos y ellos solos buscaban su forma de poder mantenerse. La droga mantenía la Sierra de Guerrero, dejaba dinero a los campesinos y por eso no molestaban al gobierno, pero ahora se ven en la necesidad de pedir proyectos productivos.