Está aquí: InicioOpinionChamaqueandoDe tormentas, naufragios y carnicerías.

De tormentas, naufragios y carnicerías.

Escrito por  DanyBoy Publicado en Chamaqueando Viernes, 24 Marzo 2017 08:31
Valora este artículo
(0 votos)

Reseña con sentido.

La vida de Pi es una película estadounidense de drama y aventura, la de los mexicanos también.

Pi, es un inmigrante de la India  que vive en Canadá, es abordado por un novelista local quien cree que la historia de la vida de Pi sería un gran libro. Pi relata un cuento extendido.

Hola que tal muy buenos días chamacones y chamaconas finos lectores, hoy haremos la recensión de una película a propósito de los acontecimientos que últimamente se han dado en nuestros litorales, historias que en verdad, superan la ficción, con esto y más, chamaquearemos las noticias, vámonos con todo.

 

Primero, la tormenta.

Sus padres le habían llamado "Piscine Molitor", por una famosa piscina de Francia. Él cambia su nombre por el de "Pi". Su familia es propietaria de un zoológico local, y Pi se interesa por los animales, especialmente por un tigre de bengala. Para enseñarle la realidad de la naturaleza del tigre como un carnívoro, el padre de Pi lo obliga a ver cómo el tigre mata a una cabra. Cuando Pi tiene 16 años, su padre decide cerrar el zoológico y trasladar a su familia a Canadá, y vender los animales del zoológico, para esto,  reservan un pasaje con sus animales en un barco de carga japonés. El buque sufre una fuerte tormenta y empieza a hundirse mientras Pi está maravillándose por la tormenta en la cubierta, trata de encontrar a su familia, pero un miembro de la tripulación lo pone en un bote salvavidas; desde el mar agitado, Pi observa con impotencia cómo el barco se hunde, matando a su familia y su tripulación.

Ahora va el cuento.

Después, Pi se encuentra en el bote salvavidas con una cebra herida, y se une después, una orangután que perdió a su cría en el naufragio. Una hiena se desprende de la lona que cubre la mitad de la embarcación y mata a la cebra. Para angustia de Pi, la hiena también hiere mortalmente a la orangután en una pelea. De repente, el tigre de bengala emerge de debajo de la lona, y mata y se come a la hiena.

Pi encuentra raciones de alimentos de emergencia y agua en el barco, construye una pequeña balsa de flotadores para poder permanecer a una distancia segura del tigre.

El bote salvavidas finalmente llega a la costa de México, cerca de morir por inanición e insolación, Pi se baja del bote y se arrastra casi desmayado para no ahogarse en la orilla, el tigre se aleja de Pi, mira la selva por un tiempo y se va. Pi, demasiado débil para seguir, se queda en la arena y es finalmente rescatado por un grupo de personas que lo llevan al hospital.

 

No podían faltar los líos mercantiles.

En el hospital, los agentes de seguro para el barco de carga japonés vienen a escuchar su relato de los hechos, para tener una hipótesis de por qué el barco se hundió. Encuentran su historia increíble y molesta ya que lo hace ver como una aventura pero le piden que les diga lo que "realmente" sucedió, aunque sólo sea por la credibilidad de su informe.

La carnicería humana.

Pi responde con una versión diferente pero detallada, en la cual no comparte el bote salvavidas con animales, sino con su madre, un marinero con una pierna rota y el cocinero del barco. En esta historia, el cocinero mata al marinero para usarlo como cebo y alimento. Más tarde en una pelea, la madre de Pi le empuja por su seguridad en una balsa pequeña y el cocinero la apuñala mientras cae por la borda a los tiburones. Más tarde, Pi vuelve a coger el cuchillo y mata al cocinero.

Volviendo a tierra.

Hasta ahí la reseña cinematográfica mis chamacones, les recomiendo ampliamente la película para que tengan sus propias conclusiones de lo que realmente pudo haber pasado Pi en esa gran odisea, por otro lado, no quiero ser malpensado ni hablar sin fundamentos, sin embargo, un amigo de la costa me dijo que hay lancheros que desaparecen y después aparecen con su carita de alegría, todo esto, tras poner de cabeza a los organismos de protección civil, guardia costera y a la población en general; para saber la verdad de su naufragio, habríamos de escuchar sus tormentas, su drama o sus cuentos.

En Alvarado, Veracruz, por ejemplo, lancheros denuncian que a algunos de sus compañeros –ante la falta de trabajo- les ofrecen lanchas con gasolina regalada pero al terminar su jornada de pesca, como pago tienen que hacer ´trabajitos´ sucios, luego entonces, cuidado con esas lanchas.

Por hoy es todo mis chamacones,  mejor nos leemos en la próxima edición.

Visto 122 veces

Facebook