Está aquí: InicioOpinionChamaqueandoMexicanos chavistas bolivarizapatistas.

Mexicanos chavistas bolivarizapatistas.

Escrito por  Danyboy Publicado en Chamaqueando Martes, 08 Agosto 2017 08:56
Valora este artículo
(0 votos)

-Pues si tanto te gusta Venezuela pos vete pa’llá.

-Es que Nicolás Maduro…

-Pues váyase pa’llá, qué tanto está sufriendo acá.

 

Dicen que el soviético José Stalin agarró una gallina de las patas y la desplumó cruelmente frente a su ejército, sin usar agua caliente ni nada - nadie lo viralizó porque en ese entonces no existía YouTube ni videos en el ‘feis’- después de esto soltó a la gallina diciendo -eres libre, vete! y, miren, la gallina al sentir la inclemencia del tiempo volvió buscando refugio junto a las botas de su verdugo, tras esta impactante escena, Stalin tomó unos granos y a su paso los iba tirando al suelo, la gallina empezó a seguirlo, sin plumas y vejada, pero con unos cuantos granos para comer.

Tras esto, ‘el hombre de acero’, Stalin, eso significa, se volvió a su ejército diciendo: -así es como se gobierna!

Baia, baia con el soviético, generando frío y necesidad para someter a su capricho a las gallinas; eso le funcionó muy bien a los rusos cuando necesitaron recursos para su estado en tiempos de guerra, fueron la segunda potencia mundial a costa de las plumas de sus gobernados.

Eso es historia, hoy que aparentemente estamos en ‘tiempos de paz’ siguen siendo nuestros tipos de gobierno y sus modelos económicos los que nos mantienen en la angustia y la zozobra. Por ejemplo, en México se critica fuertemente nuestra democracia pero tenemos un modelo económico más abierto, de libre mercado, de variedad y acceso a los productos aunque con incertidumbre en los precios de las cosas toda vez que estos lo determinan los mercados internacionales y la oferta-demanda, podríamos también sentir pesar y odio y envidia hacia los peces gordos, a los capitalistas que amasan grandes fortunas al cubrir las necesidades del consumidor, mientras que éste,  siente que cada vez le rinde menos su dinero, y no es para menos, al tener a nuestro alcance productos que en otros lugares serían exclusivos para los dictadores o familias reales, en México nos hemos hecho consumidores impulsivos, más allá del gobierno y de los capitalistas, nuestra sociedad ha dejado de hacer buen uso del dinero, comprando lo que quiere pero no lo que necesita, eso lleva a la pobreza a cualquiera.

En cambio en Venezuela, ahí se quejan de no tener a su alcance ni lo básico para comer, su lista de despensa depende de los granos que les dé el señor de las botas, muchos intelectuales que tienen opinión en medios internacionales dicen tener miedo a terminar hurgando entre la basura para encontrar  algo de comer, muchos resignados a recibir lo que les caiga defienden su sistema, las empresas y los negocios están limitados al yugo de su gobierno, y ya llevan dos mandatarios con las mismas ideologías y no se ve un despegue económico en los venezolanos, no se les ve entre las buenas economías, los militares y funcionarios siguen fieles porque ellos gozan de unos cuantos privilegios sobre los demás, aunque según videos que circulan, algunos militares ya están declarándose en rebeldía y, como cuando hay fracasos se tiene que buscar culpables, ese es el maldito imperialismo, y como se tiene que gritarle sus verdades a otros  para seguir brillando, Peña Nieto vende patrias! Gritan desde Venezuela, como si ellos estuvieran en la gloria con sus ideologías, sin medicamentos en sus farmacias ni productos de higiene personal, ni azúcar en sus tiendas porque el control gubernamental sobre el precio ha desanimado a los productores, sin muchas cosas básicas,  y con sistemas biométricos para evitar que los venezolanos ‘compren de más’ pero eso sí, con el orgullo de no besarle las botas a los yankees.

Sin embargo, ese es el punto, México y Venezuela chocan porque en el fondo sus gobiernos tienen la misma intención, adueñarse de los bienes nacionales de sus respectivas repúblicas para generar necesidad entre sus ciudadanos, para maicearlos y manipularlos a su antojo, Maduro desde el Estado y nuestro gobierno desde lo privado, Maduro expropiando y México privatizando, en Venezuela pues, las gallinas desplumadas son los emprendedores, productores y comerciantes, en México la gallina es nuestra triste nación, nuestro petróleo.

Eso sí, los mexicanos podemos comer hamburguesas y refrescos de cola sin inhibición alguna, así como endeudarnos con tarjetas de crédito para comprar marcas importadas en almacenes de prestigio, podemos ir a comprar a tiendas trasnacionales y revender en nuestras tienditas, podemos encontrar las materias primas de nuestros pequeños negocios, podemos escoger si ir de compras a una tienda de conveniencia o al mercado de nuestra comunidad, hay surtido, dinero es lo que nos hace falta; la pregunta sería si los mexicanos quienes simpatizan con los chavistas bolivarianos serían capaces de abandonar las comodidades de nuestros mercados por el carente y precario estilo de vida al que están sometiendo a los venezolanos, porque en ideología es muy bonito el socialismo pero en la vida real, solo basta ver cuánta hambre y muertos llevan hay, dirán que la oposición son infiltrados del imperialismo, volvemos a lo mismo,  toda imposición crea enemigos monstruosos y busca culpables .

Por otro lado, es como dicen, hay excremento fresco que podemos identificarlo a simple vista y,  hay excremento seco que podríamos confundirlo con una suculenta barra de chocolate.

Por el momento, nuestros altos funcionarios mexicanos y Nicolás Maduro son auténticas barras de chocolate, los nuestros metiéndose en camisa de once varas para quedar bien con Donald Trump y, Maduro insultando a medio mundo para vender su imagen como la copia de un hombre de acero que en estos tiempos de paz simplemente ya no va, por demás, su actitud estresa y su país está igual o peor que el nuestro.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima edición.

Visto 30 veces

Facebook