Está aquí: InicioOpinionChamaqueandoIdeología de género.

Ideología de género.

Escrito por  Danyboy Publicado en Chamaqueando Viernes, 11 Agosto 2017 07:57
Valora este artículo
(0 votos)

 

Niño, niña? No soy niña, decía el comediante Gustavo Munguía en su papel de Poliester, saben porqué pegó tanto, por el tabú que representa.

Hola que tal chamacones y chamaconas finos lectores, hoy platicaremos un poco de esto que nos preocupa a los padres que tenemos hijos en edad escolar, niños y niñas que se están formando con una educación que a uno como padres nos gustaría que siempre estuviera basada en la ciencia y en los hechos reales, fuera de ideologías o corrientes de pensamiento sobre todo cuando de educación sexual se trata.

El año pasado  en Monterrey, algunos padres de familia arremetieron en contra de autoridades de la educación en ese estado porque detectaron que los contenidos de libros de texto para sus hijos venían con juegos y actividades apegadas a la ideología de género.

Cómo se come eso, pregunta la raza.

La ideología de género es una corriente de pensamiento que defiende que las diferencias entre el hombre y la mujer, a pesar de las obvias diferencias anatómicas, no corresponden a una naturaleza fija, sino que son unas construcciones meramente culturales y convencionales, hechas según los roles y estereotipos que cada sociedad asigna a los sexos. La ideología consiste pues, en negar las diferencias naturales entre hombre y mujer en todo el mundo adoptando el término ´género´, el cual, abre la posibilidad a las variaciones: masculino, femenino, neutro  y otras más, según la imaginación, a diferencia de la palabra sexo,  donde  biológicamente solo existen hombre y mujer, luego entonces, el gran enemigo, para la ideología de género, es la diferencia hombre-mujer, toda vez que
esta ideología afirma que no existen sexos; sólo roles, orientaciones sexuales mudantes, que se pueden cambiar en la vida todas las veces que se quieran, he aquí el embrollo, pues los individuos, sobre todo si son menores de edad en formación, corren el riesgo de confundir su identidad sexual.

A continuación, algunos conceptos básicos sobre la identidad sexual:

Los especialistas distinguen tres aspectos, entrelazados entre sí, que forman la identidad sexual de la persona.

Estos tres aspectos son: el sexo biológico, el sexo psicológico y el sexo sociológico.

Es decir estos tres aspectos no son comportamientos estancos, porque en el hombre y en la mujer existe una profunda unidad entre las dimensiones corporales, psíquicas y espirituales: una gran interdependencia entre lo biológico y lo cultural.

¿Qué es el sexo biológico? Es la corporeidad de una persona.

El sexo biológico viene determinado por los cromosomas XX en la mujer y XY en el varón. Estas bases biológicas intervienen profundamente en el organismo, como se ve en las diferencias estructurales y funcionales del cerebro masculino y el femenino.

¿Qué es el sexo psicológico? Son las vivencias psíquicas como varón o como mujer.
Esa conciencia psicológica se suele formar a los dos o tres años y coincide habitualmente con el sexo biológico, aunque haya excepciones a causa de la educación que se haya recibido.

¿Que es el llamado sexo sociológico o civil? Es la percepción del sexo por el entorno. En esto hay muchos cambios, ya que esa percepción social es fruto de procesos históricos y culturales: hace unos siglos no se concebía a una mujer como militar, por ejemplo.

 Además de esto, hay otros factores que conviene tener en cuenta. Hay que distinguir, por ejemplo, entre identidad sexual, orientación sexual y conducta sexual:

Identidad sexual: El hombre y la mujer sienten, experimentan y razonan de forma distinta, aunque sea difícil establecer lo “típicamente femenino” y lo “típicamente masculino”. Es una misma naturaleza humana que se posee de modo distinto.

Eso significa que la unidad y la igualdad entre el varón y la mujer no anula las diferencias entre ellos.

Orientación sexual: heterosexualidad, homosexualidad y bisexualidad.

Conducta sexual: es otro asunto, muy ligado a lo anterior, pero no determinado, ya que no todas las conductas sexuales responden a las propias orientaciones sexuales.

Y está, por último, el hecho biológico: sólo la mujer puede ser madre y sólo el varón puede ser padre.

Hasta ahí la información que les quería compartir mis chamacones, conceptos e ideologías que tienen trabados algunos foros a nivel mundial, la aceptación y la promulgación a la ligera de leyes al respecto pueden desencadenar un auténtico desorden, familiar, laboral, social en general por las cuestiones de igualdad y equidad y, que sin embargo, se han ido aceptando, por respeto y por inclusión, pero de ahí a que una minoría intente penetrar a los contenidos de nuestros centros educativos para trastocar la identidad sexual de nuestros hijos, es punto y aparte, ahí sí tendrían que consultarnos y darnos argumentos para que en dado caso, aceptáramos la inclusión de esa ideología en la formación de nuestros hijos.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima edición.

Visto 35 veces

Facebook