Está aquí: InicioOpinionChamaqueandoDepredación, comportamiento animal.

Depredación, comportamiento animal.

Escrito por  Danyboy Publicado en Chamaqueando Martes, 17 Octubre 2017 09:56
Valora este artículo
(0 votos)

¿Sabías qué?

Nemo, el pez payaso es altamente venenoso?

En el estado de Morelos están espantados porque miles de peces invasores escaparon de sus granjas acuícolas que se fracturaron tras el sismo del 19 de septiembre, el gobierno de ese estado emitió una alerta a la ciudadanía y los invitó a reportar la presencia de estas especies exóticas en sus entornos toda vez que por su toxicidad representan un peligro al ecosistema y a las actividades humanas.

-Así mero es que nos hubieran alertado por todas las pirañas que brotaron en el istmo- dijo la paisana.

En Playa Brasil reportaron el día de ayer que el personal contratado para limpiar el producto derramado por la monoboya de Pemex, en vez de estar avocados a la limpieza de las playas, están más ocupados en depredar los huevos de las tortugas, gente sin escrúpulos y con horas pagadas haciendo de las suyas, las acciones de estas personas solo demuestran que el humano es el peor depredador del planeta pues al ser contratados, con eso se satisface su necesidad económica pero no, impera la necesidad de dañar al ecosistema, como si no fuera suficiente el impacto que ya causó la industria petrolera, luego entonces, ¿quiénes son más nocivos y peligrosos?

Ahora hablemos de las pirañas que brotaron, según la paisana.

Depredación.

1. Saqueo violento que causa destrozos, especialmente durante una guerra.

2. Abuso económico que consiste en malversar bienes públicos o imponer a alguien cargas, tributos o sanciones económicas injustas, empobreciendo a la población.

Como podemos ver, las definiciones son claras y la depredación no es exclusiva del mundo animal, en el caso ecológico, es fácil entender que los 830 mil peces que escaparon en Morelos,  buscarán un espacio y un territorio y que su instinto los llevará a enrolarse biológicamente a la selección natural, se convertirán en presas y en depredadores, lo que no se entiende es cómo  personajes civiles y políticos anden  depredando entre los escombros y la desgracia de sus semejantes.

En México, por ejemplo, padres de familia del Colegio Rébsamen cuyos hijos sobrevivieron a la desgracia del terremoto, liderados por un vivillo ´macho alfa´ ahora están pidiendo becas vitalicias a costa de los niños fallecidos, no hay ninguna diferencia entre esta petición y los fraudulentos trámites con los que algunos ciudadanos se hicieron de las tarjetas de apoyo sin ser damnificados, fueron miles los que le comieron el mandado a Miguel Ángel Mancera.

En las carreteras, en los momentos más cruciales los delincuentes empezaron a cazar  los camiones con despensas, vejando a los voluntarios que venían indefensos.

La semana pasada, las tretas de la actriz Laura Zapata también nos llamaron la atención, exhibida en su miseria por periodistas y colaboradores que estuvieron cerca de ella, a su paso por el istmo, tras bambalinas solo dejó una estela de arrogancia y protagonismo, lástima de buenas intenciones, al final le salió lo hiena, perdón, lo villana.

En lo político ni se diga, basta con echarle un vistazo a Ixtaltepec en donde funcionarios públicos le cayeron como pirañas a los recursos designados para apoyo de los más afectados, esa historia se repitió en casi todos los municipios con el tema de las despensas y las lonas, con los censos y los folios y entre más necesidad surja, mayor ´perrez´ y corrupción encontraremos.

En Juchitán, en manada le querían caer a los dineros de los damnificados, los mismos de siempre, los jerarcas de las distintas agrupaciones políticas  que han mantenido al margen de los banquetes al pueblo, por eso el tema de estas líneas, la depredación como comportamiento, porque ha sido la constante durante toda la emergencia.

Por hoy es todo chamacones, nos leemos en la próxima edición.

Visto 65 veces

Facebook