Está aquí: InicioOpinionChamaqueandoY retiemble en su centro la tierra.

Y retiemble en su centro la tierra.

Escrito por  Danyboy Publicado en Chamaqueando Martes, 14 Noviembre 2017 09:39
Valora este artículo
(0 votos)

Un día como hoy pero de 1877 no hubo ninguna réplica en el istmo.

Como cuando tu tranquilidad pasó a ser historia, dijera la chamacada.

A finales del año pasado, apegándose al artículo 71 constitucional, la Empresa Constructores de Paz A.C. lanzó la iniciativa de cambiar o suprimir ciertas estrofas de nuestro himno nacional por ser muy bélico y violento.

Hoy en día vemos que nuestro himno también invoca los movimientos telúricos, la frase ´y retiemble en su centro la tierra´ pasó de ser parte de nuestro himno a ser la realidad mundial, falta ver a quién se le ocurre proponer eliminar dicha estrofa, una cosa es cierta, al paso que vamos en cuanto a muertos por violencia y al número de réplicas, nos quedaríamos sin himno.

-Habemus sismus harbanus- dijeron en Irak, cuatro placas tectónicas chocaron contra otra, son como galletas flotando en una natilla, así lo explicaron antes que los descubridores de conspiraciones inventen de cosas, van 450 muertos.

-Sentimos tres temblorcicos- contestaron en Costa Rica, en Japón es su pan da cada día.

Hola que tal chamacones y  chamaconas finos lectores, fin de semana muy movido con terremotos en todo el mundo, y justo cuando parecía que los sismos andaban al otro lado del mundo, un estruendo despertó a  media noche a los del valle en Oaxaca, vaya susto que se llevaron y eso que ellos no celebran velas ni tienen tantos muxhes, déjenme explicarles el por qué del comentario

Para los inquisidores.

Los terremotos que se han desarrollado en todo el globo terráqueo desde el 7 de septiembre, echan abajo la apreciación moralista equivocada de que la naturaleza se había ensañado con Juchitán por el estilo de vida que llevan los juchitecos, ayer mismo pudimos apreciar que los terremotos están causando destrucción en todo el mundo por la magnitud de su naturaleza y no por el modus vivendis de la gente. Los daños han afectado tanto a iglesias como a templos y mezquitas, a escuelas como a antros de vicios, a dependencias de gobierno como a particulares, a  hombres como a mujeres, a cristianos como a talibanes y así por el estilo sin distingo alguno. No cabe pues, aprovechar la desgracia para juzgar la esencia de todo un pueblo.

De supuestas conspiraciones.

Aquellos que suponían que los terremotos fueron una conspiración del gobierno mexicano y que con ese argumento sentían tener un coeficiente intelectual por encima de los demás, sorpresa, la conspiración resultó ser mundial, -la culpa es de ese chino- dijo Carmelita Salinas, así de inteligentes, pero si no les digo.

Para quienes querían que el gobierno se pronunciara referente al tema de los sismos, al fin fueron escuchados y fue por medio del Centro Nacional para la Prevención de Desastres como nos plantearon tres posibles escenarios, ninguno alentador, cuatro sismos de 7.5 o 7.7, en segundo lugar podría suceder un terremoto de 8.2 en lugar de cuatro y, por último, un gran terremoto de 8.4. Lo bueno, que siguen siendo especulaciones, lo malo, que no dan fecha ni hora, seguimos como estábamos.

Lo que viene o debería pasar.

Mientras tratamos de levantar nuestras ciudades estamos viendo caer otras en el mundo, sin lugar a dudas eso debería llevarnos a trabajar no solo en la remoción de escombros y la reconstrucción sino también a revisar nuestros lineamientos y reglamentos tanto de obra pública como privada, los temblores llegaron para quedarse un buen rato y no por la urgencia y la presión de locatarios nos vayan a construir un mercado mal hecho por las prisas poniendo en riesgo la vida de las miles de personas que asisten al mandado diariamente, lo mismo con las escuelas y demás edificios públicos, con los particulares de igual manera, las autoridades de obra deberán estar muy pendientes de aquellos que solo quieren maquillar sus edificios o de los que quieran levantar nuevas construcciones al ahí se va que total son para renta, ahí si cabe apelar a la conciencia.

Por hoy es todo chamacones, y cerramos con otra efeméride, un día como hoy pero de 1879, no hubo ningún boqueo en el istmo!

Mejor nos leemos en la próxima edición.

 

Visto 34 veces

Facebook