Está aquí: InicioOpinionChamaqueandoSaldo rojo en el Buen Fin.

Saldo rojo en el Buen Fin.

Escrito por  DanyBoy Publicado en Chamaqueando Viernes, 24 Noviembre 2017 14:13
Valora este artículo
(0 votos)

Deudas, desgracias y vergüenzas.

El drama del salario mínimo.

¿En qué país el aumento al salario mínimo es directamente proporcional a la magnitud de sus sismos? Exacto, México, 8,2 grados, 8.32 pesotes!

El salario mínimo es miserable, es cierto, pero honestamente, a muchos nos pagan el doble o triple del salario mínimo estipulado, en esas estamos muchos, dentro de una ley no escita que es más como un común acuerdo entre trabajadores y patrones.

Muchas veces, el ingreso personal va creciendo según nuestras habilidades y aguante en una empresa, al principio tal vez empecemos ganando lo menos pero de ahí según nuestro desempeño y la visión de líder de los patrones, nuestras percepciones pueden ir mejorando conforme las empresas vayan teniendo más utilidades, repito, depende mucho de la capacidad visionaria de los patrones quienes deben comprender que la prosperidad de los negocios se basa también en el grado de felicidad de sus trabajadores, aunque a veces, no es bueno esperar peras del olmo, por lo tanto, si hemos dado el plus en un centro de trabajo y el esfuerzo no es retribuido, tal vez sea mejor buscarle por otros lados.

Con incremento o no, el salario mínimo siempre será miserable, sobre todo si lo comparamos con las infladas nóminas de la burocracia que nos gobierna, para ellos todo y para el pueblo puras miserias, es lo que duele y lo que hace que el tema del tabulador salarial siempre sea un buen pretexto para arremeter contra el gobierno y sus decisiones.

Sin embargo, si queremos hablar con la mano en el bolsillo, el aumento del salario más que beneficiar viene a perjudicar a quienes tienen créditos hipotecarios, y aquí es donde se pone espesa la cosa, puesto que todo lo que un trabajador ha pagado durante el año de su vivienda a crédito, con el aumento suben los intereses y es donde la deuda en vez de bajar, sube, lo mismo pasa con las multas, se van para arriba pero esos son infracciones y la vivienda en cambio, es un derecho y no debería estar indexada al salario mínimo, de tal suerte que si éste sube, debería ser realmente un beneficio y no un daño colateral al crédito de vivienda de los trabajadores. 
Lo bueno, parece ser que a partir de este año esos créditos serán tasados con la Unidad de Medida y Actualización regidos bajo el nivel de inflación del país que por fortuna últimamente se ha mantenido bajo, lo malo, que el valor diario de la UMA lo estipuulará el INEGI y ya ven que ese instituto hasta para contar a la población se hacen bolas.

Es por eso, que sin afán de defender al gobierno corrupto, deberíamos investigar más sobre el impacto que tiene la variación del salario en nuestro país y en nuestros bolsillos, que para bien o para mal, el sueldo que estipulen al obrero comparado con el de ellos, siempre será miserable.

Lo anterior lo escribí el día martes, lamentando la noticia del aumento por quienes tienen créditos con tasas de interés anteriores llamadas VSM, Veces Salario Mínimo y, pensando que quienes apenas tramitaron sus créditos se habían salvado de tal impacto; pues qué creen, ayer jueves salió el todavía Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, a confirmarnos que efectivamente el aumento al salario ejercerá una presión sobre las tasas de interés y que la inflación, también se fue para arriba, eso no significa más que mayor riqueza para los capitalistas y mayor pobreza para los trabajadores; ah que gordito, y todavía se lamenta de no poder llevarse tlayudas, pozole y no se qué más a Suiza.

Saldo rojo.

Del buen fin tenemos que las adquisiciones en efectivo se fueron a la baja y predominaron las compras a crédito, puro endeudamiento para el pueblo, números rojos para los trabajadores, viéndolo bien, lo del alza en la inflación solo fue la estocada final porque durante todo el año nos han venido toreando con gasolinazos, incrementos en la energía y el alza en el precio del gas, aunque lo del endeudamiento es opcional, en esto de los servicios básicos, ahí si el gobierno no ha tenido manera de ser, feo su modo, sobretodo que mantener los servicios a bajos costos fueron sus promesas de campaña y, de las reformas.

Por hoy es todo chamacones y chamaconas, el otro saldo rojo por el buen fin fue la desgracia ocurrida en la tienda Walmart de Plaza Pabellón en Salina Cruz donde un niño de dos meses y quince días de nacido perdió la vida al caer y golpearse en un descuido de su madre, nada pudieron hacer para salvarlo y, para terminar, lo vergonzoso, dos familias se deschongaron por un par de zapatos en Veracruz quesque porque eran los últimos y en el norte, en una tienda Soriana de Chihuhua, algunas familias se vieron mal aprovechándose de un error de tipografía para asaltar la tienda valiéndoles el daño económico y moral a la base trabajadora de ese lugar, así las cosas, por eso estamos como estamos, mejor nos leemos en la próxima edición.

Visto 214 veces

Facebook