DÍAS CRUENTOS

La sangrienta lucha de los grupos sindicalistas, principalmente CTM y Libertad, por el control del transporte público en el estado, con visión mafiosa más que para la reivindicación laboral, parece que ha quedado fuera del control gubernamental.

        Durante el “Gabinato”, con el chilango traído de Michoacán, Benjamín Robles Montoya operando como “poder tras el trono”, empezó la anarquía en la conducción de las políticas del transporte. Fueron los días en que el sindicalismo controlador del transporte público ajeno al PRI, de la mano del “cara sucia”, se transformó en grupo político de choque.

       Con concesiones a pasto -se habla de casi 30 mil, incluyendo mototaxis– ordenadas por el vicegobernador de facto Benjamín Robles Montoya, toma de notas al vapor arregladas desde la Secretaría del Trabajo que le crearon al “carterista” Daniel Juárez, del PT, etc., emergió la violencia y la anarquía. Surgieron sindicatos “patito”, como CNP, Libertad, entre otros. La idea de Gabino fue cebar  grupos que hicieran contrapeso a los sindicatos corporativos del PRI, como la CTM, CROM, CROC. Los alimentaron con miles de permisos  en los primeros tres años del gobierno de Gabino, cuando su objetivo aún era la lucha política, no el hurto descarado del presupuesto.

        La rapidez con que se multiplicaron los improvisados transportistas desató el caos y la ambición. Formados en la CTM y la CROC, los hermanos Luis incubaron el huevo de la serpiente.

        Juan Luis Martínez abandona las filas de la CROC y funda CNP. Extiende su poder al agrupar a camioneros de la industria de la construcción. Acapara miles de concesiones que fortalecen a CNP y pacta con el “cara sucia”. El poder lo enferma, comete excesos y muere. Con su ausencia sus hermanos, sobrinos y toda su parentela entran en una gran confronta por el control del sindicato. Armando Luis Martínez alias “el tasajo” crea el sindicato Libertad junto con sus hijos Erick, Iván y Juan.

        Los hermanos Mayra y Gilberto se quedan con el control de CNP e iniciaron una guerra cruenta de todos contra todos. Los rescoldos ardieron cuando Erick es echado de CNP y se desataron las venganzas.

       Armando murió a causa de los balazos que le infirieron en un atentado. Después Ejecutan a Carlos Alberto Luis y a sus dos escoltas. Los tres mueren y se insiste en que es por las reyertas familiares por el control de los sindicatos del transporte.  A Gilberto Luis Martínez también lo asesinan unos días después de abandonar la cárcel donde purgó pena por intento de homicidio contra Álvaro Reyes otros de los líderes sobresalientes del gremio de transportistas de la CTM.  De la misma manera asesinan a Mayra Luis en una balacera donde resultan heridas su secretaria y doña Socorro, matriarca de la dinastía Luis.

                              EL EXTERMINIO

          Es tal el poder y control político que alcanzan los capos del sindicalismo del transporte que su comportamiento raya en lo mafioso.

        Atribuyen a eso que del lado de la CTM que tiene las secciones con mayor número de agremiados, el ajuste de cuentas también sea mortífero.

        A partir de que Marco Antonio Sánchez Cruz fue llevado a la cárcel por sus presuntas ligas con la delincuencia organizada, se han sucedido en este gremio una serie de crímenes en los recientes meses. El último fue el de ayer contra Pedro Tito Hernández considerado hombre fuerte de una de las secciones cetemistas más fuertes, tanto en lo económico como en lo político. Antes fue abatido a balazos en la misma zona de Santa Lucía, Wilfrido Sanchez, hermano de Marco ex hombre fuerte de la CTM. Su hijo escapó hace unos días de un atentado. Sus cercanos recuerdan que cayó en desgracia desde el momento en que el poder le hizo perder el piso. Perdió la secuencia del engranaje perfecto de la política. Así lo dije en noviembre del año pasado.

Primera señal de que en este gobierno se va a rescatar algo de los valores de la política.

        Si es así, podríamos decir, entonces, que ha dado el primer paso. La captura de Marco Antonio Sánchez del secretario de finanzas de la CTM en Oaxaca, significa un golpe letal, y posiblemente el inicio del desmantelamiento,  de esas prácticas cínicas y corruptas de la política, principalmente en Oaxaca.

        Cuando vemos que el modus operandi de los gobernantes -de todos los niveles-  ha trasminado en  los grupos de poder fáctico, como los sindicatos, crece la idea de que en Oaxaca, la política está envilecida.                    

        La captura del “hombre fuerte” de la poderosa CTM en Oaxaca, tiene muchas aristas. Cuentan los enterados que, algunos defensores oficiosos de Marco Antonio Sánchez, se han acercado al gobernador en busca de alguna gracia. “no hay marcha atrás”. Así fue la respuesta.

        El indiciado tejió una red tan diversa de complicidades  que, ante la noticia de su captura, las reacciones fueron de lo más variopinto.

        En las redes sociales se manifestaron con virulencia los que  quisieran verlo libre. Hicieron correr  versiones de que “solo es simulación”. Otros aseguraban que “pronto será liberado y enviado a su casa a seguir el proceso” al estilo  Gerardo Cajiga.

          Doña Titiroc, con dedicatoria a este columnista, escribió en twit que cuánto recibí por decir que fue una decisión valiente del gobernador cuando la ciudad era un  caos. “¿Cumplir una orden de aprehensión es gobernar?”, interrogaba.

        La reacción de la ex Secretaria de Turismo, al menos fue abierta porque entre la clase política, no fueron pocos los que ocultaban  su sentir por la noticia. A todos les afectó, para bien o para mal.

       Aunque en libertad domiciliaria, debe estar muy inquieto también el PANista  Carlos Moreno Alcantara. En las indagaciones de la SEVITRA hallaron que cuando este fue titular, entregó en paquete 150 concesiones de taxis “azules” al hoy procesado secretario de finanzas de la CTM.

Amnistía y perdón a delincuentes, sí; a empresarios, no: AMLO

Al celebrar el 44 día luego de su triunfo, Andrés Manuel López Obrador avanza firme en su intención de institucionalizar el perdón y la amnistía para delincuentes arrepentidos, pero se niega a darlos para empresarios.

Al menos así lo dejó en claro el empresario neolonés Alfonso Romo, jefe de la Oficina de Presidencia con López Obrador, quien luego de un encuentro con el Consejo Coordinador Empresarial desechó a fines de la semana que el tabasqueño vaya a una condonación fiscal para empresarios en 2019, como sólo hicieron Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón en su primer año de Gobierno.

"No conozco ningún plan de amnistía (fiscal), que yo sepa no hay nada (…) no va a haber incentivos fiscales", indicó.

Antes que en pensar en algún estímulo para empresarios, dijo, se requerirá de bajar el gasto corriente y aplicar los recortes anunciados por el nuevo presidente.

"Una vez que esté en orden la casa, ver qué incentivos se pueden dar", indicó Romo.

Con esa aclaración, un documento que circula entre fiscalistas y que contiene supuestos cambios a la Ley de Ingresos de la Federación para avalar una supuesta condonación de impuestos por créditos fiscales, quedó en calidad de fake-news.

Pese a todo el CCE acordó con Romo abrir 12 mesas de trabajo para la etapa de transición para llegar a acuerdos en:

1) Economía, con Graciela Márquez, futura secretaria de este rubro. Y Jesús Seade, para temas de política industrial, competitividad y tratados internacionales.

2) Justicia laboral, encabezada por Luisa Alcalde, próxima secretaria del Trabajo. Ahí se abordarán lo referente a justicia obrero-patronal, productividad y bienestar, así como la vinculación de jóvenes con empresas.

3) Estado de Derecho, con Olga Sánchez Cordero, titular de la proxima secretaria de Gobernación, para ver lo referente a ley y certeza jurídica.

4) Asuntos fiscales y seguridad social, que incluirá a Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público de AMLO.

5) Educación, donde estará Esteban Moctezuma.

6) Energía, con Rocío Nahle con temas sobre competitividad, empresas energéticas del Estado y privadas, energías renovables.

7) Mejora regulatoria, con Eréndira Márquez, para temas de simplificación, digitalización, transparencia y sistema anticorrupción.

8) Infraestructura y logística la encabezará Javier Jiménez Espriú.

9) Salud con Jorge Alcocer.

10) Medio ambiente, con Josefa González Blanco, sobre desarrollo sustentable.

11) Seguridad Pública, con Alfonso Durazo.

12) Bienestar social y campo, donde estarán Víctor Villalobos, y María Luisa Albores.

EQUILIBRIO Y SEPARACIÓN DE PODERES

Dispuesto a no perder ni un segundo de su tiempo de Presidente Electo -que más bien parece en funciones- Andrés Manuel López Obrador recibió ayer en su casa a Ricardo Monreal, coordinador de la ya inminente fracción de Morena en el Senado, con quien conversó sobre los temas y tiempos del inicio de la nueva Legislatura.

Una vez cumplido con el encuentro, López Obrador subió un video a redes donde, acompañado por Monreal reitera que:

No será el "poder" de los poderes en México…

Que va a respetar absolutamente a los poderes Judicial y Legislativo…

Que él como Presidente sólo será el Jefe del Estado Mexicano…

Que no le tirara línea a nadie y menos a poderes autónomos y soberanos.

Y aclaró que si van a salir rápido los cambios, es porque entre él y al menos su enorme bancada y socios de más de 300 diputados federales y unos 75 senadores, es porque hay coincidencia en objetivos sobre el combate a la corrupción, la austeridad y en alcanzar el bienestar y la felicidad de los mexicanos.

Monreal apoyó al indicar que su bancada en el Senado va a trabajar firme en su colaboración con el Ejecutivo.

PANISTAS SIN FUTURO

El sábado todo quedó claro para el panismo y fuera de él. En Acción Nacional no hay más dueño que Ricardo Anaya.

Con una Comisión de Elecciones que de sus 7 miembros 5 son anayistas, no hay más predicción que el ascenso del michoacano Marko Cortés -fiel escudero del excandidato presidencial blanquiazul-, a la presidencia del PAN,.

Y para corroborarlo baste decir que ese sábado, al reaparecer Anaya ante panistas donde estaban el expresidente Felipe Calderón y Rafael Moreno Valle y otros furibundos antianayistas, fue cubierto de aplausos. Como si no hubiera pasado nada.

Ahí, luego de mes y medio de ausencia -por no decir desaparecido-, Anaya dijo que se retira a la vida académica, pero sin dejar de participar en su partido.

Indicó que asistía al Consejo Nacional para "agradecer de todo corazón a mis compañeros y al Partido Acción Nacional por haberme postulado como su candidato presidencial y para escuchar con enorme apertura la reflexión sobre la derrota del 1 de julio".

Y opinó que, hoy más que nunca, "México necesita al PAN unido y fuerte, para estar a la altura de las circunstancias".

El mismo discurso fue repetido luego por Marko Cortés, el más viable candidato a la presidencia del PAN, quien les pidió a sus compañeros guardar las espadas y no ir a la confrontación o la ruptura.

Sin la presencia de los senadores Ernesto Cordero ni Roberto Gil Zuarth, ni de los gobernadores panistas, a excepción de Javier Corral de Chihuahua, Cortes habló de la necesidad de reconciliación y unidad para ser oposición real y con futuro, de la necesidad de un reencuentro del panismo con sus principios y con la militancia como elementos base para volver a encabezar las causas de los mexicanos.

"Una de las grandes lecciones del 1 de julio para los panistas es que la unidad es un elemento indispensable para que los ciudadanos confíen en nosotros, y lograrlo es una responsabilidad conjunta de todos los militantes de Acción Nacional", dijo el michoacano.

Durante el Consejo Javier Corral advirtió que el PAN requiere de un liderazgo auténtico, honesto, que vea por el PAN y por México. Con visión de largo alcance, articulado, inteligente; no un gerente de los Gobernadores, y menos un administrador de los intereses de los grupos. Y pidió acabar con las simulaciones.

Y adelantó que, en su análisis, y con todo respeto él creí que ni Rafael Moreno Valle ni el coordinador de los diputados, Marko Cortés, o el senador Jorge Luis Preciado, tienen el perfil que necesita Acción Nacional para encabezarlo.

"Es momento de que el PAN se desprenda de las rémoras… el PAN requiere un líder auténtico, honesto, leal al partido y a México", indicó.

En ese contexto doña Cecilia Romero, presidenta de la Comisión Organizadora Nacional de la elección del CEN del PAN, se comprometió a ser imparcial.

El tema es que toda la infraestructura del PAN está infiltrada por anayistas.

Y frente a eso no hay futuro para nada que signifique democracia.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Twitter: _rvizcaino

Suscribirse a este canal RSS