Un Tsunami llamado AMLO

El resultado del proceso electoral a la presidencia del país, estaba pactado desde antes de la designación del candidato del PRI. Son las conclusiones a las que puedo llegar al ver el desenvolvimiento y desenlace de la campaña de Pepe Meade. 

Hombre serio,  honesto y  bien intencionado, Pepe Meade, creo fue usado para la transición pactada por los hombres del poder en el país. No lo veo de otra forma. 

El alejamiento de Enrique Peña Nieto, de la campaña del candidato del PRI, fue notorio y testimonial, para los asiduos conocedores de la lectura entre líneas de la política a la mexicana. Fue una obra cocinada en Los Pinos, muy bien montada que culmina con un final feliz para el Director de la misma. Al tiempo. 

Si al igual que en Oaxaca, en otros estados no hicieron campaña a favor de Pepe Meade, el pacto estaba cantado. El tercer lugar está muy explicado. Así se escribe la historia. 

Es cierto que el hartazgo de los mexicanos en contra del PRI, estaba cantado. El Tsunami  llamado AMLO arrasaría con todo lo que encontraba a su paso; finalmente  así sucedió. 

Fue cosa de salir, muy temprano, a las calles de nuestras respectivas  ciudades, para ver el rumbo del resultado. Largas filas podían observarse en todas las casillas instaladas. Era un mar de ciudadanos deseosos de emitir el voto para ver y disfrutar la derrota del partidazo el Revolucionario Institucional. El mismo partido, que su himno, fue creador el que hoy es su enterrador, me refiero a Andrés Manuel López Obrador

Sin duda, una altísima participación ciudadana, misma que tenía que ver con el altísimo nivel de hartazgo del pueblo mexicano. El resultado, todos los sabemos. Solo un dato: ni el mismo Andrés Manuel, se esperaba tal avasallamiento. El Tsunami, había sido devastador: 30 millones de votos, diez veces más que los que obtuvo MORENA en la elección intermedia de 2015 4 Gubernaturas y mayoría en el Congreso de la Unión; más un buen numero de presidencias municipales y diputaciones locales. 

Las expectativas creadas por AMLO, son de un calado enorme. Habrá que esperar si se tornan realidad o tienden a caer por su propio peso, la testaruda realidad del país.  

Ejemplos de las caídas de las popularidades con las que han llegado algunos mandatarios, son varios. Las expectativas son unas, y la realidad es otra. Pronto sabremos si la “luna de miel” con JUAN PUEBLO es efímera o perdurable. El tiempo nos lo dirá. 

En Oaxaca, no fue la excepción del resto del país. El Tsunami AMLO entró por la Costa Oaxaqueña hacia el centro de la entidad y sus ocho regiones,  destruyendo todo lo que encontró a su paso llamado oposición. 

Presidencias municipales, Diputaciones locales, Diputaciones Federales, y Senadurías fueron arrasadas y llevadas a su redil.  Dos o tres lograron mantenerse de pie. Oscar Toral en Ixtaltepec y otros más de la región de el Istmo de Tehuantepec. 

El Tsunami AMLO, llevó en sus corrientes marinas, a personajes que no había cruzado por su mente, convertirse en Diputados o Alcaldes. El resultado los tomó por sorpresa y desprevenidos.  

Susana Harp (nadando de a muertito en las olas del Tsunami AMLO)  y Salomón Jara Cruz se perfilan para ser los próximos senadores de mayoría relativa en el estado de Oaxaca. 

La tendencia para la primera minoría sería para el candidato de la coalición Todos por México, Raúl Bolaños Cacho Cué. 

El  candidato de la coalición Por México al Frente, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, (emulando a Pepe Meade), ayer lunes, reconocía y felicitaba a los triunfadores de la contienda. Entendió que los numero no le fueron favorables; a pesar de que hizo una campaña a ras de suelo a todo lo largo y ancho de la entidad oaxaqueña. 

Raúl Bolaños Cacho Cué, gracias a una intensa y extensa campaña, logró entrar al Senado de la República en la primera  minoría. 

Se espera que el Instituto Nacional Electoral (INE) oficialice los resultados este miércoles. 

En las Diputaciones Federales, que competen a la región del Istmo, María Luisa Matus, la candidata de la Coalición Todos por México, la verdad, no merecía perder con una campaña profunda, sensible y organizada, tenía asegurada una curul en San Lazaro; solo que no contaba que el Tsunami AMLO, llegaría puntual a la cita del 1 de Julio y arrasaría con todo y con todos. 

José Estefan Guillissen, con todo y su coordinador de lujo, fueron avasallados por la fuerza del Tsunami AMLO. Más la experiencia y el “largo colmillo retorcido” de Carol Antonio Altamirano, el joven político fue presa fácil del jeromeño que es una “sabana muy meada” en la política oaxaqueña.  Como dicen los chavos: la neta del planeta, en este proceso, si el contrincante hubiera sido PEPE TOÑO ESTEFAN, también habría KISS THE CANVAS (besado la lona)del cuadrilátero electoral; gracias al Tsunami llamado AMLO. 

En las Diputaciones locales (Tehuantepec y Salina Cruz) , como lo habíamos adelantado, nada tenían que hacer en la contienda la damitas Chelo Zamudio y Maruima  (MUMA). La primera, aunque le tocaba, no era el momento de mandarla al matadero. Pavel, con alianzas hasta con el mismo diablo, más el Tsunami, tenía todo para ganar. La segunda, los galanes se encapricharon…  ni pex, ni como ayudarle ante la fuerza política formada por los famosos CHENDO (Rosendo y Félix) SERRANO, que con organización, talento, recursos económicos, mucho trabajo y dedicación, llevaron al triunfo a la hija y sobrina respectivamente, Aleida Serrano para convertirla en Diputada Local. A los Chendo se les guisa aparte; y más teniendo entre sus filas a Cecilia Villalobos y el Ing. Lira Manzanero, el triunfo estaba garantizado. 

Las Presidencias Municipales. Salina Cruz, la gran sorpresa; conociendo al electorado Xhunco, todo puede esperarse y el resultado está a la vista. Es cierto que el Tsunami AMLO, fue el gran factor concluyente, perooooo… pudieron esquivar el fuerte golpe del oleaje y dar otro resultado el domingo pasado. Los coordinadores se confiaron de la popularidad del “Hombre Leyenda” Rodolfo León Aragón, abandonando la organización, la disciplina, la operación electoral, etc ,etc… En una palabra: FALLARON. Ahora, imitando a la Avestruz, no afrontan sus errores.  En el pecado llevarán la penitencia… del daño ocasionado al proyecto del JEFE. No se vale! 

El ganador de la contienda,  (diría el clásico: “haiga sido como haiga sido”) con Tsunami a favor, no podemos dejar de reconocer el trabajo llevado a Cabo por Juan Carlos Ateca y su equipo. Es su merito. No se confiaron de la llegada del anunciado Tsunami; no bajaron la guardia y trabajaron casa por casa Xhunca, para ganar la confianza del electorado. El resultado ya es conocido de todos. Dos priístas, que en su momento, tendrán que explicar la traición a su partido el tricolor, hicieron el trabajo electoral: Tere Jordán y Héctor Becerril, ambos duchos (esto no se les cuestiona) en el manejo del mismo. Pero bueno, no solo  ellos  fueron los ingratos del partidazo, otros desde la turbiedad operaron a favor de otros candidatos. Los desleales hormiguearon en este proceso electoral. Desde los que operaron tras bambalina, hasta los que se “enfermaron” para no estar presentes en el mes de la campaña. La ausencia, les permitió la justificación  para no quedar  mal con los tres candidatos. “Total, los tres son amigos”. Cosas de las ingratitudes. Así se escribe la historia. Mañana les platico de Tehuantepec y otros municipios. 

Por hoy es tocho. Recuerden cuando el búho canta el indio muere. Pd.- A propósito de derrotas. La candidata recomendada por “El Sinaloa”, no dio el ancho y “mordió el polvo”. Pd 2. Colofón: “Ya se empieza a notar la recuperación de México de la mano de López Obrador: 23 jovenes con talento que se hallaban trabajando en el extranjero regresaron hoy a México. Bueno, 22 jóvenes y Rafa Márquez.” A propósito de los memes! 

Escúchenos en el noticiero BBM 106.7 FM La Tehuanita de 08:00 a 09:00 horas.

Twitter @buho_botero
Facebook Pedro Botero
www.bbmnoticias.com
www.oaxpress.info