Está aquí: InicioOpinionEl Zumbido del MoscardónEl Zumbido del Moscardón

El Zumbido del Moscardón

Escrito por  Alejandro Leyva Aguilar Publicado en El Zumbido del Moscardón Lunes, 17 Octubre 2016 19:57
Valora este artículo
(0 votos)

El fin de semana pasado, estuvo Enrique Ochoa Reza, presidente del CEN del PRI, en Oaxaca. Fue a lo que va a todos los estados, a reunirse con la militancia de su partido para buscar entender qué es lo que hay dentro de un priísmo que no tiene todas las de ganar en 2018.

 

Al enterarse de la visita de Ochoa Reza a Oaxaca, el ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz envió a los medios de comunicación una carta que deja ver una especie de “desesperación política” más que una reflexión sobre el rumbo del PRI hacia la elección presidencial.

 

Oaxaca es una entidad que es clave en la elección presidencial porque tiene alrededor de 3 millones y medio de votantes que en junio pasado le dieron el triunfo al priísta Alejandro Murat Hinojosa, recuperando para este partido, uno de los otrora bastiones de votos del priísmo nacional.

 

Hay que recordar que tras 86 años de gobiernos priístas, quien entregó el poder a la oposición al elegir como candidato a Eviel Pérez Magaña, fue el propio Ruiz Ortiz que perdió dolorosamente la elección en 2010 contra una coalición de partidos políticos que llevaron a gabino cué –así, con minúsculas- al poder en Oaxaca.

 

El panorama priísta es adverso ahora para la elección presidencial de 2018. Para pensar en mantener el poder, el PRI tiene que ganar la elección de 2017 en el Estado de México y mantener bien aceitada la maquinaria electoral de estados como Oaxaca que volvieron a ser priístas.

 

Al perder Veracruz, Guanajuato, Nuevo León, Puebla, el Distrito Federal, Querétaro y Michoacán, el PRI debe pensar bien quienes serán sus dos candidatos para el Estado de México y para la presidencia de la república y de ahí la sugerencia de Ulises Ruiz para que, obviando giras, los delegados nacionales se decidan de una buena vez por un candidato a la presidencia de México.

 

¿Hay prisa?, parece que los candidatos de las otras fuerzas políticas llevan algo de ventaja, sobre todo Andrés Manuel López Obrador que lleva 18 años en campaña y le sigue Margarita Zavala que todo pinta, será la próxima candidata del PAN o Miguel Ángel Mancera en el PRD.

 

Por eso la “urgencia” de Ulises Ruiz que le pide al Presidente Nacional de su partido que, de una buena vez por todas, decida quién será el candidato priísta a la elección más importante de 2018.

 

Sin embargo, dicha decisión debe ser muy estudiada, por decir lo menos. Enrique Ochoa Reza debe usar mucha “inteligencia social” para conducir al partido a una elección interna pulcra donde el daño político para los grupos, sea el menor y el consenso esté por encima de cualquier diatriba de priístas locales.

 

No es una decisión fácil dado que lo que se pondera, es la unidad del priísmo nacional en torno a una candidatura ganadora que le de continuidad a las reformas estructurales que Enrique Peña Nieto propuso, a pesar del descrédito popular emanado de la resistencia al cambio.

 

Pareciera entonces, que Ulises Ruiz no busca la decisión anticipada del PRI respecto de la candidatura presidencial, sino reflectores para ser tomado en cuenta en el proceso.

 

En tanto, Enrique Ochoa Reza seguirá en ese trabajo de tejido de filigrana, limpio y preciso para construir lo que será una candidatura ganadora que enfrente a candidatos con mucha ventaja electorera pero con poco intelecto en 2018 y la expectativa, deberá ser cumplida con una figura de unidad pero con el talante preciso para imponerse a los intereses grupales.

 

Ulises Ruiz mencionó a algunos como Miguel Ángel Osorio Chong que no está mal, sin embargo, justamente esa es la tarea de Ochoa Reza, que el consenso sea completo, preciso, definitivo y nunca simulado.

Visto 235 veces

Facebook