Está aquí: InicioOpinionEscaparate políticoCARNAVALESCO

CARNAVALESCO

Escrito por  Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ Publicado en Escaparate político Viernes, 03 Marzo 2017 08:45
Valora este artículo
(0 votos)

Realmente ¿hay algún negocio en la concesión de la llamada prestación de servicios para alumbrado público municipal? Es la pregunta que invadió ayer la sala de sesiones de cabildo del Ayuntamiento que preside José Antonio Hernández Fraguas. Una prolongadísima discusión motivada por los que quieren “que la transparencia se haga solo en las mulas de mi compadre”, derivó en un maratón de dimes y diretes. El alegato entre pejistas opositores a ultranza que no entienden razones, y concejales priistas, terminó tan a tono con las fiestas de carnaval que, un regidor vio en la sesión “una obra de teatro”. Para evitar que la sesión se desvirtuara, el propio Hernández Fraguas entró al quite. “No confundan, este es un órgano deliberativo y de discusión, no un teatro”.

Un día antes, Jesús Ruiz y Luz Ramírez, regidores opositores a ultranza (es la línea pejista) del MORENA, dieron madruguete al presidente municipal. En conferencia de Prensa callejera, denunciaron que en el gobierno municipal “se cocina la privatización del alumbrado público”. Aunque sin argumentos de peso, los dos concejales de AMLO, lograron su objetivo: Al denunciar que se trata de privatizar un servicio municipal, sembraron la duda. Hicieron saltar suspicacias y preguntas ¿De quién es el proyecto? ¿Tiene algo que ver el tesorero municipal Jorge Carbonel? Se habla de un negocio de 185 millones de pesos.

Los recelos entre morenistas fluyeron a partir del conocimiento de que el tal Carbonel fue el subsecretario de ingresos en la Secretaría de Finanzas del sátrapa Gabino Cue. Se le señala también como el estratega financiero de Jorge Castillo. Todo indica que es aquí donde brincan las conjeturas.

El punto medular de la sesión de cabildo de ayer era la aprobación del proyecto del servicio integral servicio de alumbrado público (con Wi-fi y videocámaras) pero abortó. El argumento del edil Hernández Fraguas es que “se analizará con más tiempo”. Aunque otros regidores criticaron que un proyecto integral, moderno, se detuviera solo por la postura radical de dos concejales, todo indica que el presidente municipal calculó repercusión de daños políticos colaterales. Tomó la decisión de “seguir socializando” el proyecto aunque se priva a la capital de transformar el sistema de alumbrado público, tan obsoleto, que en este momento tiene más de 7 mil lámparas apagadas.

SEÑOR LÓPEZ

Los dos concejales pejistas no entendieron razones. Se montaron en su necedad. Saben que la línea vertical del dueño del partido MORENA es inalterable. Aunque les llovieron censuras y, ante un grupo de escolares, les pidieron anteponer su “sumisión pejista” por un poco de cariño a Oaxaca para que sus calles se iluminen, nada los sensibilizó. Insistieron en que el proyecto “es inicio de la privatización” de servicios que, por ley, debe proporcionar el gobierno municipal. Dijeron no haber leído el proyecto aunque les insistieron que les fue entregado ocho días antes para que se enteraran de que no se trata de una privatización, que es un esquema legal denominado asociación público privada, amparada por la ley y permitido y sugerido por todas las instancias financieras como un mecanismo para garantizar la mejor prestación de los servicios públicos. Aun así se envolvieron en la bandera de la transparencia que pregona López Obrador.

Pero este argumento tampoco los salvó. El mismo Hernández Fraguas, replicó el doble discurso de los pejistas. El señor López pide transparencia pero “solo en las mulas de mi compadre”. Resulta que nosotros estamos dando toda la información cuando en los segundos pisos del periférico de la CDMX que construyó cuando como feje de gobierno. Aunque dicen que costaron más de 2,500 millones de pesos, nadie conoce la verdad. Nadie puede saber lo que el señor López gastó porque las cifras las encriptó como información clasificada. Ahora el señor López y sus personeros, dicen que “aquí no hay transparencia” cuando en el estudio cuya copia recibieron todos los concejales, incluyendo a los del MORENA, se les explica que los contratos de la asociación público-privada se convierten en fuente de financiamiento para mejorar eficientemente y garantizar la prestación de servicios públicos a mediano y largo plazo. Además, este proyecto lejos de tener un costo adicional al municipio, le generará un ahorro significativo en sus finanzas públicas.

Lo lamentable es que, después del show carnavalesco, nuestra ciudad seguirá a oscuras mientras MORENA sigue deliberando si es privatización o no.

Visto 250 veces

Articulos Anteriores

PESQUISAS

16-08-2017

MÁS PIFIAS

02-08-2017

ABRUMADOS

31-07-2017

AFFAIRE

25-07-2017

RÉMORA

19-07-2017

SALPICADERO

10-07-2017

GOBERNACIÓN

07-06-2017

EL SOLITARIO

23-03-2017

CARNAVALESCO

03-03-2017

FOCO ROJO

16-02-2017

Facebook