Está aquí: InicioOpinionEscaparate políticoFALLIDO

FALLIDO

Escrito por  Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ Publicado en Escaparate político Jueves, 07 Septiembre 2017 09:14
Valora este artículo
(0 votos)

El cartel 22 en Oaxaca cimentó su inmenso poder fáctico en dos cuestiones fundamentales. En la astucia de sus negociadores ante las instancias de gobierno y la organización de su fuerza bruta comandada por auténticos sicarios.
(En el siglo I, en la rebelión de Judea, algunos insurrectos se propusieron luchar contra los invasores y ocupantes romanos y contra sus partidarios deJudea. Estos recibieron el nombre de sicarii por emplear una espada corta oculta en sus túnicas. Solían atacar en días festivos, cuando la multitud que se congregaba en Jerusalén les permitía actuar con más impunidad).
El proceder de nuestros sicarios chapulineros (y algunos aventureros importados) no es coincidencia, es realidad. Dixit Nochixtlán. Armaron su desmadre precisamente el “día de plaza” (tianguis) cuando hay mucha gente. Obvio, les ayudó la torpeza de los jefes policiacos y el dipsómano Gabino que autorizó el fallido desalojo en esa fecha.
Muy menguada la capacidad de negociación política y económica de sus líderes -verdaderos cartuchos quemados por la incongruencia de su comportamiento-, les queda como último recurso el uso de sus sicarios y el ataque montonero. Ven en la primera visita del presidente Enrique Peña Nieto a la capital oaxaqueña -donde habrá multitudes- la oportunidad de lo que podría ser su última embestida violenta.
Tienen bien calculado el efecto mediático que podría causar un hecho que, hipotéticamente, echara a perder la fiesta del presidente y el gobernador (pretenden repetir el compló en la visita del panista Calderón, en febrero 2011) A eso se debe que desde que se confirmó la presencia de Peña, los capos y sicarios del cartel 22 empezaron a armar la tenebra. Como es su costumbre, por un lado amenazan, simulan y, por otro, cobran. Esto explica que, por ejemplo, desde ayer los más rijosos se atrincheraran en la llamada “casa de cristal” que les regaló el gobierno (ese que tanto dicen repudiar) en Santa Lucía, frente al CCO que hoy inaugura el presidente. Lo raro es que solo llegaron unos cuantos. Los capos citan a los maestros “que quieran” a las 6 de la mañana y les ordenan cerrar calles lejanas, no cerca del lugar donde estará el presidente. Vil impostura. Saben que un burócrata empedernido, como los “maistros”, difícilmente acudirán a esa hora. Además, ya no tienen poder de convocatoria.
La presencia del primer mandatario del país en Oaxaca, contra todo lo que se diga, necesariamente vislumbra la decisión de hacer realidad el discurso: “ha llegado el momento de tender la mano al sur sureste de México” ¿Qué significa esto? Que hay, al menos, la intención de un presidente de la República, de combatir la pobreza. Lo estamos viendo con acciones concretas. El monumental centro de convenciones para todas las actividades populares y eventos internacionales; la zona económica especial; los parques eólicos con su nueva inversión de mil 200 millones de dólares; la presencia de los dueños del capital en el Congreso de Comercio Exterior Mexicano. Todo es realidad. Es tan indiscutible la decisión de desarrollar el Istmo que, según me informan, hasta la presidente municipal de Juchitán, Gloria Sánchez de la dinastía de dirigentes más rapaces de la COCEI, aceptó firmar un acuerdo para no poner más trabajas para el uso de suelo para la instalación de los generadores a partir del viento. El pago de impuestos se hará público e ingresarán a las arcas municipales. Nada bajo la mesa, como acostumbran los líderes venales de todas las organizaciones “sociales”.
¿Esto que tiene que ver con la visita presidencial? Que hay grupos políticos, como los del MORENA y su brazo golpeador el cartel 22, que ni en sueños quieren perder su capital político basado en la miseria de los pueblos. Están dispuestos a hacer lo que sea para que no se agote esa mina de oro que significa utilizar a los pobres para fines electorales y de chantaje político. Es la consigna que han recibido los reductos del cartel 22 que han aceptado “accionar” hoy.
EL SALTO DEL CHAPULÍN
La noticia confirma el gran arraigo de la corrupción en las instancias de gobierno.
Apenas el 18 por ciento de los altos funcionarios del gobierno del estado (sujetos obligados), aceptan las nuevas reglas de transparencia, dice el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIPO)
Este instituto evaluó más de mil 600 criterios por cada sujeto obligado y el resultado muestra la gran resistencia de los propios servidores públicos a transparentar sus acciones y el uso del dinero público que administran.
La Primera Verificación Diagnóstica de las Obligaciones de transparencia de los Sujetos obligados Oaxaca, indica que apenas el 18% de estos, cuentan con un nivel alto de cumplimiento de la publicación de sus obligaciones, mientras que el 32% tiene un cumplimiento medio, el 32% bajo y el 18% muy bajo. Francisco Álvarez Figueroa, comisionado Presidente del IAIPO, señaló que esta institución cumple un objetivo muy importante: dar a conocer los resultados de la evaluación de la información publicada por las dependencias públicas a través del Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT) de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) y de sus propios portales electrónicos. Esto es un paso muy importante porque significa dar a la ciudadanía una herramienta de vigilancia al quehacer gubernamental.

Visto 104 veces

Articulos Anteriores

Facebook