Está aquí: InicioOpinionEscaparate políticoDIFERENCIAS

DIFERENCIAS

Escrito por  Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ Publicado en Escaparate político Lunes, 25 Septiembre 2017 11:40
Valora este artículo
(0 votos)

Finalmente, las desgracias que se ciernen sobre Oaxaca, exhibe la pobreza moral e ideológica de algunos de los políticos que intentaron usar la adversidad como trampolín político.

No censuramos su intento de ascender a una curul, a un escaño o a alguna presidencia municipal en el próximo piñatazo electoral del 2018. Los profesionales de la política, de todos los partidos, están en su derecho de buscar su ascenso. Lo que fustigamos es el método. Aprovechar el trance para lucrar políticamente, es lo que le reprochan, no solo los medios y la ciudadanía, hasta la propia clase política condenó la postura de los que buscan la foto y hacen campaña entre la desgracia humana. Pero no son todos.

Los políticos chapulineros, hombres y mujeres, con mejor juicio, tratan de convencer a su partido y al electorado, para que los acompañen en sus perspectivas de futuro, pero con trabajo y resultados. Les menciono, a bote pronto, algunos casos.

La directora general del Instituto Nacional de Apoyo a la Empresa Social (INAES), Narcedalia Ramírez Pineda, sin mucho aspaviento, organizó la semana pasada en la capital del país, la exposición nacional de empresas sociales que han nacido o se han fortalecido, con el apoyo y la gestoría de la institución que dirige.

Me sorprendió la diversidad de pequeñas y medianas empresas en Oaxaca y todo el país que han surgido entre las clases realmente marginadas. Productores de miel, mezcal, aguacate y otros frutos, huevo ranchero, artesanías, alimentos conservados, granjas acuícolas, expusieron y vendieron sus productos durante tres días en el inmenso parque Bicentenario. Una verdadera fiesta de la productividad campesina y no precisamente para poses futuristas.

Una tehuana, productora de mole en polvo que inició su empresa familiar con una producción de 10 kilos, con el apoyo del INAES hoy fabrica más de 250 kilos y es fuente de empleo para una docena de hombres y mujeres. Es ejemplo, dijo, de emprendedores con iniciativa que solo esperan un poco de apoyo del gobierno para despertar su creatividad.

PRIMERA DAMA

Aun cuando la esposa del gobernador, Ivette Morán Rodríguez, en voz propia ha negado que busque ser candidata a senadora de la República, se le ve incansable, amorosa con su pueblo, decidida a tender la mano solidaria a los oaxaqueños, víctimas de la adversidad de las intensas lluvias y los terremotos. La verdad, sorprende la joven primera dama, madre de cuatro hijos, trabajando intensamente al lado de su esposo. Y no precisamente por afán político. En contraparte hay quienes insisten aunque no merezcan.

DESCARTES

Las reformas estatutarias del PRI para no permitir más el salto de “chapulines”, siempre como candidatos plurinominales, inhiben a dos damas oaxaqueñas que, en contraparte, han externado ansias políticas inmediatas. María de las Nieves García y Mariana Benítez Tiburcio. Ambas ligaron la curul, vía “dedazo” (plurinominal) la primera en el congreso local y la segunda, en la cámara federal. Apostaban a la comodidad de saltar a la siguiente candidatura por la misma vía, pero los nuevos estatutos las descartan. María y Mariana dicen legislar y se dicen “representantes populares” sin haber pasado la prueba democrática de excelencia que son las urnas. Además, enfrentan negativos. Su desempeño actual es muy criticado.

La primera ha resbalado en múltiples yerros como pastora del rebaño tricolor en el congreso local. Además de la escasa productividad, suman media docena de leyes que aprobaron al vapor por lo que otras instancias les han enmendado sus yerros. Por ejemplo, en junio pasado Alejandro Murat Hinojosa les dijo, en relación al decreto 633 por medio del cual los diputados de marras aprobaron la ley electoral (de instituciones y procedimientos electorales), lo siguiente: “hago llegar a esta soberanía veto parcial al aludido decreto para que sea discutido nuevamente en lo que corresponda…”.

Mariana ha sido referente en todas las críticas contra los diputados ligados a constructoras y los famosos “moches”. Los 20 millones de pesos que cada diputada federal recibe anualmente, por esos acuerdos soterrados entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, terminaron por chamuscar a muchos legisladores. Los primeros que cayeron en este extravío fueron panistas, como Eufrosina Cruz Mendoza. Estos abusos acabaron con la incitante imagen política que ganó con su fresca imagen de icono del indigenismo.

¿Por qué son satanizados los moches? El dinero lo recibe el gobierno del estado y lo pone a disposición de cada diputado. Para su gasto -incluyendo lo que gestionan en otras dependencias- se colude con presidentes municipales que piden determinada obra. El legislador le impone al constructor que, normalmente, infla los costos y entrega obras de mala calidad. De esta manera gana más de lo debido la constructora recomendada del diputado(a) y que suele ser negocio propio. Los ediles también se llevan su “moche” y el que pierde es el pueblo con obras inservibles, a veces hasta inútiles. En Salina Cruz y otros lugares del Istmo, han cuestionado obras a costo inflado, tramitados por doña Mariana.

LOS MÁS DESPRECIADOS

La cifra de la que se desprenden los moches es tremenda. Los 20 mdp para cada uno de los 500 diputados federales, suman diez mil millones de pesos.

En esta época de angustia social a causa de las calamidades naturales que azotan el país, ese montón de dinero debería ser utilizado en la reconstrucción de México.

Los diputados mexicanos, hoy por hoy, son parte de la clase política más vituperada. Comparto esto que circula profusamente en las redes.

“Esta es una idea que realmente debe ser considerada y repasada por el Pueblo. Solicitamos una
enmienda a la Constitución Mexicana que considere el sentir del pueblo de México hacia el derroche irresponsable en un congreso que no sirve para lo que fue creado, (para que las leyes y constitución realmente representen y defiendan al pueblo de México del abuso del poder). Exigimos:

El diputado participará únicamente de los beneficios dentro del régimen de la Seguridad Social exactamente como todos los demás ciudadanos. No debe votar su propio aumento de salario, mismo que no excederá del doble del porcentaje del salario mínimo, Bajo ninguna causa podrá aprobarse bonos, de ningún tipo. Dejará su seguro actual de salud y participará del mismo sistema de salud que los demás ciudadanos Mexicanos.

Debemos exigir a los próximos candidatos una firma de compromiso para que el diputado que no demuestre eficiencia en su cargo sea despedido, y si se demuestra que sirvió a otros intereses o robo, sea encarcelado.

Se vale soñar.

Visto 141 veces

Articulos Anteriores

Facebook