Está aquí: InicioOpinionEscaparate políticoMÁS PECES GORDOS

MÁS PECES GORDOS

Escrito por  Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ Publicado en Escaparate político Viernes, 13 Octubre 2017 08:49
Valora este artículo
(0 votos)

Pregunté al Fiscal Anticorrupción, Jorge Emilio Iruegas Álvarez ¿Realmente este gobierno va a cumplir con las expectativas sobre el fin de la impunidad de los funcionarios y ex funcionarios señalados como depredadores del erario público?
Su respuesta fue inmediata. Antes de que acabe este año concluiremos investigaciones para pedir “orden de captura contra tres o cuatro ex secretarios más” del gobierno de Gabino Cué.
En la sociedad crece la suspicacia de que entre la clase política unos a otros se cuidan y protegen ¿Hasta dónde puede resultar verdad?
También respondió con prontitud, con la seguridad de quien dedica todo su tiempo en la lucha anticorrupción.
Me dice que normalmente, los que se encuentran con la responsabilidad de aplicar la ley, no actúan por temor de que les señalen los mismos actos de corrupción que investigan. “Yo no tengo cola que me pisen. Tengo la fuerza moral de mis padres, hoy jubilados. Trabajaron con honestidad. Hoy tengo el deber de conducirme de igual manera”.
El joven jurista abrevó experiencia en la lucha contra la corrupción de servidores públicos, en su estancia como subprocurador de la materia en el gobierno de Nuevo León y otros cargos similares en Puebla y Baja California. Confiesa su agrado por la investigación judicial y su convicción de que en este país y principalmente en Oaxaca, es momento de construir los cimientos para la transparencia gubernamental.
Me aseguró que armar los expedientes contra los sospechosos del gobierno anterior, no es tarea fácil. Actuaron -me dice- con inteligencia en la movilidad del dinero. Hay indicios para creer que Jorge Castillo operó como una especie de cerebro financiero. Actuaron con inteligencia pero eso no quiere decir que no hayan dejado cabos sueltos. Es ahí donde encontramos el hilo que nos puede conducir en el avance de la investigación. Externó su convicción de que es necesario llevarlos a la cárcel pero también recuperar el dinero que desviaron. Pronto habrá noticias de la primera confiscación.
Aunque breve, la entrevista resultó muy interesante. Gabino no pacto de impunidad. Algunos de los detenidos están en la convicción de aportar información determinante. Posiblemente en un mes tendremos noticias de que se está empezando a recuperar el dinero desviado. De esto, el lunes continuamos

CABILDEO
Eduardo Bautista, rector de la Universidad Benito Juárez de Oaxaca, está entre las patas de los caballos. Le tocó recibir una institución prácticamente en quiebra -financiera, académica y hasta moral-. Por un lado lo presiona la SEP que propone aumento salarial pero solo con planes académicos bien definidos y resultados. Por el otro, sufre el asedio de los grupos porriles, manejados por “los chapos” Martínez y otros grupos de interés, para mantener su hegemonía en esa institución.
Me informan que cada paso que da el Rector, para cumplir con los dictados de la SEP, inmediatamente es asediado por los porros que, mediante amenazas, toma de oficinas y bloqueos lo hacen desistirse.
De acuerdo a la versión de fuentes fidedignas, el no incremento del subsidio y la decisión de ahondar las auditorías, son acuerdos entre la SEP y el gobernador Alejandro Murat Hinojosa. Comentan también que en las altas esferas del gobierno, hay la convicción de que la UABJO no puede seguir en manos de grupos cuasi delincuenciales.
La corrupción en las instancias universitarias ha permitido despotismos colosales como el hecho de que el número de empleados y trabajadores manuales sea casi similar al de la planta docente. En la administración pasada, los grupos de golpeadores pasaron a formar parte de la nómina universitaria. En este momento calculan que hay 4,600 trabajadores, incluyendo a los maestros, muchos de ellos sin el perfil académico que exige la SEP.
Un veterano profesor me dice que estas medidas dan pauta para pensar que ha llegado la hora de sanear la Universidad.
Me comenta que el Rector Eduardo Bautista, está en un dilema. En la búsqueda de la solución parece estar entre las patas de los caballos. Su cabildeo se centra en lo urgente: que la SEP le autorice un incremento del subsidio de, cuando menos, cien millones de pesos. Su petición no prospera por el bajo nivel académico de la institución. Muchas escuelas como Derecho, Medicina, Arquitectura, Contaduría, están fraccionadas.
Tampoco queda bien con los grupos de porros y sus titiriteros que, por medio de la violencia, no permiten ningún cambio en la Universidad.
Su planteamiento ante la SEP de la urgencia de un presupuesto de salvación, sigue estancado.
El llamado que hace a los grupos de interés dentro de la UABJO, para que saquen las manos, no tiene eco.

NADA LOS INHIBE
Nada inhibe la voracidad de los grupos de presión al interior de la UABJO. El mensaje S.O.S. que alerta sobre la crisis no hizo mella. Siguen presionando para no perder ni una pizca de sus privilegios, aunque la Universidad esté en agonía.

Visto 93 veces Modificado por última vez en Viernes, 13 Octubre 2017 09:01

Más en esta categoría: « NACIDOS PARA PERDER RAZONES »

Articulos Anteriores

Facebook