TURBADORES

“Los edificios, también, son hijos de la tierra y el sol”: Frank Lloyd Wright.

       Se les debe admirar y respetar, más si poseen un gran valor histórico como el Palacio de Gobierno y el Edificio Central de la UABJO. Pero no es así.

       Solo en Oaxaca, la confabulación de intereses políticos permite que sucedan abusos tan turbadores como los siguientes:

       1.- Que una audaz mujer (la Triqui Lorena Merino) disponga para su lucro personal desde hace años, todo el portal principal del Palacio de Gobierno, un monumento histórico. Lo utiliza en nombre de una docena de ancianas de esa etnia, supuestamente “desplazados”. Les sirve como mercado de artesanías y principalmente para venta de chucherías. También como dormitorio, wc, comedero y bebedero y, me dicen otros triquis, hasta para saciar arrebatos carnales.

         Hay que reconocer la audacia de esta mujer combativa, agresiva y temeraria. Se atreve incluso a amenazar de muerte a algunos colegas que han puesto a la luz pública su ánimo para la extorsión. Durante el “Gabinato” fue inducida y conducida por sus compinches de la DDHO y del cartel 22 para decirse, junto con sus escasos seguidores, víctima de la “represión del gobierno”. Así lo dijo y Gabino permitió que la subvencionaran en todo. Le permitieron, desde entonces, que ocupara el portal del palacio de gobierno, hasta la fecha. Se siente intocable ¿saben porqué? Tiene (¿de por vida?) la protección de organizaciones para la defensa de Derechos Humanos. Entre ellas la CIDH y la CNDH. Sus abusos han sido cuestionados por sus propios seguidores, la mayoría son sus familiares. De diez que la seguían, solo le quedan siete,pero en su nombre sigue lucrando.

    Se siente intocable. Recibe del gobierno un cheque mensual, pago de renta donde supuestamente viven los “desplazados”, dos vehículos oficiales y hasta despensas. Un alto funcionario me informa que el dinero lo recibía en efectivo, pero a partir de este año decidieron que fuera con cheque. Son los mismos cuyas copias hoy circulan en las redes sociales.

        Para liberar el emblemático portal del palacio y espacio de todos los oaxaqueños, pretende que el gobierno le compre un terreno y construya 40 casas “para sus seguidores”. Un gasto de 50 millones de pesos.

                              OTRO SECUESTRO

       2.- Otro inmueble legendario secuestrado es el Edificio Central de la Universidad “Benito Juárez”.

         Esto ha provocado la reacción de académicos genuinos, maestros que realmente instruyen y estudiantes que sí estudian, valga el pleonasmo, están preocupados por el destino del inmueble más representativo la Universidad más emblemática del estado que parece no tener remedio. Ha sufrido los embates de un salvajismo tal que está agonizando. Hundirla en el desprestigio con actitudes cavernícolas tiene un gran contrasentido en una institución educativa que alguna vez fue considerada con orgullo “Alma Mater” de grandes profesionistas.

       Grupos retrógradas, en complicidad con ex rectores y autoridades la llevan al despeñadero. En lugar de la academia anteponen fines aviesos, anhelos de dinero fácil y fines políticos. Se coluden con partidos políticos y grupos violentos como los que encabezan los Chapos, la Loba, el Pingüino, la Copetona y toda una fauna negra de supuestos académicos que han llegado a la Rectoría sólo para provocar salvajadas como la quema del Paraninfo Universitario, la destrucción de los portones principales. El histórico inmueble está pintarrajeado por todos lados. Es arena y centro de disputas y riñas de grupos políticos hasta criminales. Todo queda en la impunidad porque el edificio es propiedad fáctica de los Chapos ex rectores. En fin, lo han destrozado más de una vez, y ahora, cuando parecía que había tocado fondo, se atreven a hacer de esta casona de cantera verde, un mercado, pero ni siquiera un mercado limpio sino que está sirviendo hasta de emborrachaduría. Qué pena.

       Por el Edificio Central han transitado figuras importantes de la política y uno de los hombres más importantes de la historia, no solo de Oaxaca, de México, el licenciado “Don Benito Juárez” quien, si viera en lo que se ha convertido este templo del saber y a quienes refugia, se volvería a morir.

     Ahora lo que circula por este edificio son cervezas, mezcal, fritangas y todo para que el director de la Facultad de Derecho y sus patrones los Chapos ex rectores, Abraham Martínez y su vástago Eduardo, tengan dinero para seguir azuzando la violencia con sus porros. El poder de los ex rectores y sus grupos violentos se extiende por todas las escuelas. Tráfico de matrículas, protección de narcomenudeo entre otros vicios proliferan como expresión de los cotos de poder de cada ex rector.

  REACCIONES

    Esto ha motivado, una vez más, la reacción de una buena parte de la comunidad universitaria. Profesores e investigadores afiliados al STAUO exigen que el director de la Escuela de Leyes, informe cuanto recibe por el arrendamiento del Edificio y cuál será el destino de esos recursos, así como también, demandan que no se concedas el uso de edificios históricos de la Universidad ya que no hay ninguna norma o acuerdo que así lo dicte.

      La desgracia de esta institución se extiende a todos sus territorios, las casetitas disfrazadas de refresquerías se han convertido en centros de narco menudeo, el porro preferido de lo Chapos, Salvador Hernández motejado El Taquero, es el que cobra el derecho de piso. Opera con gran impunidad, ninguna autoridad se atreve a llamarlo a cuentas. Esta es una muestra del peso político de los Chapos. Pregonan como bandera de protección su activismo pro Morena.

      Veremos si es cierto que López Obrador cumplirá con su slogan de la “honestidad valiente” y pondrá fin de la corrupción. La verdad, tengo mis dudas.

Más en esta categoría: « BOTÓN DE MUESTRA ENTELEQUIA »