Está aquí: InicioOpinionEscaparate políticoHUNDIR A OAXACA

HUNDIR A OAXACA

Escrito por  Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ Publicado en Escaparate político Martes, 09 Enero 2018 08:50
Valora este artículo
(0 votos)

Desde que el cartel 22 y los capos de esa organización tomaron el control del IEEPO, el sistema educativo de Oaxaca, de por si deficiente, desbarrancó. Utilizaron el presupuesto para sus fines político-sindicales. Olvidaron la formación académica y se entregaron de lleno al trabajo partidista para fortalecer la figura política de AMLO en el PRD y ahora en el MORENA. Eso fue durante más de 30 años. Hoy insisten, aunque en menor grado porque el gobierno les ha arrebatado métodos de control.

El hundimiento inició con los prolongados paros en el sistema de educación primaria y secundaria. El mal avanzó en todas las instituciones educativas donde activistas de la 22 impusieron el control sindical. Los tecnológicos cayeron bajo su férula y perdieron calidad de enseñanza. Para que cartel 22 se apoderara del Tecnológico de Oaxaca, fue determinante la labor de zapa de Erangelio Mendoza uno de los activistas más radicales, y más convenencieros del cartel 22. Logró su propósito cuando su cuñado Gerardo Silva fue designado director. La academia fue relegada y hoy es un centro de activismo de la 22 con paros, plantones y mucha “grilla”.

El deterioro es tal que hoy podemos decir que solo las Universidades del Sistema de Universidades Estatales,

funcionan como única opción de formación académica real. Si bien es cierto que en el Suneo han cuidado que la política sindical no contagie al personal académico, enfrenta otros riesgos. Durante el “Gabinato” tres de sus porros más vistos: Flavio Sosa, Fausto Díaz y Víctor Raúl Martínez, maniobraron desde el Congreso para apoderarse del control de esta institución. No lo lograron pero al Suneo le redujeron a mitad del sexenio pasado, más de 74 millones de pesos de presupuesto. El rector Modesto Seara, advirtió que “de prevalecer esa tendencia, la institución estaría en riesgo de entrar en crisis, se rompería la estabilidad académica”.

Esta entre las pocas instituciones educativas rescatables, la Universidad Tecnológica del Valle. La mayoría de sus egresados son de excelencia. Su rectora Nidia Mata Sánchez también ha logrado contener la intromisión de la devastadora política sindical.

ALTO RIESGO

También funciona aún con alto grado de aceptabilidad el Colegio de Bachilleres de Oaxaca pero está en riesgo inminente. Por un lado está la nómina impagable y por el otro, el acoso del cartel 22 cuyos tentáculos acarician a los sindicalizados aprovechando la crisis económica. En este momento, por ejemplo, al personal de confianza aún no le pagan aguinaldo. Su presupuesto de mil 24 millones de pesos se lo engulle casi totalmente el área administrativa dejando sin recursos para impulsar la academia. Durante el “Gabinato”, su director Germán Espinoza, le enjaretó un obeso fenómeno burocrático. Con nuevos contratos elevó a mil 600 el número de empleados administrativos contra mil

300 profesores y académicos. Solo en los últimos dos años del “Gabinato”, el entonces director entregó 600 bases, entre ellos a una veintena de parientes, primos, sobrinos y para acallar protestas del sindicato firmó concesiones singulares como 150 ascensos automáticos al nivel más alto cada año, condonación del ISR, etc.

La crisis del COBAO se ahonda debido a que el gobierno federal que aporta casi todo el presupuesto, aplica la ley de disciplina financiera. Esto significa que, después de cuatro auditorías a las nóminas, descubren la facilidad con que Germán Espinoza infló la plantilla de burócratas. La federación se deslinda y pide que el gobierno del estado pague a los que contrató fuera de la norma.

MORENA-INCOHERENCIAS

La semana pasada hubo versiones de nuevas incongruencias doctrinarias del partido MORENA como la integración del polémico Jorge Franco Vargas “El Chuky” al equipo de López Obrador.

La sola mención de este priista que cogobernó en la administración de Ulises Ruiz, como posible candidato del Morena, despertó conjeturas. La dirigente estatal recibió la orden de desmentir el trascendido pero hay escepticismo. El doble discurso de AMLO y su recurrente papel del patiño que “lo mismo dice una cosa que otra”, nos llevó a hurgar entre los sibilinos de la política.

El comentario es que, efectivamente, el dueño del partido Morena, ordenó sondear el grado de ascendencia de Jorge Franco. Su intención de hacerlo candidato a la presidencia municipal de Oaxaca de Juárez. Descubre que el

nombre del joven Oswaldo García Jarquín nomás no levanta aun cuando hace propaganda desde que fue alto funcionario durante el “Gabinato”.

No hay que olvidar que Oswaldo es pieza clave en los cabildeos del otrora poderoso Jorge Castillo, hoy proscrito. Cuando vio fuera de control el desastre del “Gabinato” Jorge ofreció alianzas al partido MORENA. El intermediario para el acercamiento fue Oswaldo García Jarquín. Desde entonces ya lo perfilaban como candidato a la alcaldía pero el proyecto no prende.

Aunque suene grotesco eso de que el “verdugo” de los activistas de la APPO en el 2006, sean cobijado por MORENA, hay esa intención. Otra prueba de que en el partido de don AMLO la consigna es ganar como sea. Negociar con cualquiera, sin importar su historia. Ceder candidaturas es la táctica ¿y la militancia? Esa no importa. Lo primordial es la decisión unipersonal del tabasqueño.

Visto 32 veces

Articulos Anteriores

Facebook