Está aquí: InicioOpinionEscaparate políticoDESBANDADA

DESBANDADA

Escrito por  Felipe SÁNCHEZ JIMÉNEZ Publicado en Escaparate político Miércoles, 24 Enero 2018 09:00
Valora este artículo
(0 votos)

La reciente visita del candidato presidencial de la alianza PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, terminó por romper la poca cohesión entre los azules. No es para menos. No pocos panistas orgánicos se sorprendieron de tantas incongruencias doctrinarias en su partido.

Es patética la situación que vive el partido azul en Oaxaca. Ni la presencia de su candidato a la presidencia de la República, levantó el ánimo.

Eso de que “juntar el aceite con el agua” (PAN-PRD) es contra-natura, no es solo ocurrencia. Está costando muy caro a los azules. La desbandada creció desde el momento en que anunciaron la grotesca candidatura de Hugo Jarquín para la presidencia municipal. Y eso no es todo. Dicen que habrá más sorpresas en próximos destapes. La realidad es que después de la triste experiencia que dejó la primera unión del “aceite con el agua” que llevó al poder al saqueador Gabino y a su banda de forajidos, los panistas históricos no quieren saber nada del que fue su partido.

El triste escenario que encontró Anaya, no le dio muchas expectativas. No podía ser de otra manera cuando se enteró que Carlos Moreno Alcántara, uno de los principales activos panistas, está en prisión acusado por tráfico de influencias, de concesiones y por toda la corrupción que prohijó.

Al historial del conspicuo panista y ex funcionario de Gabino Cué, hay que agregar que tiene en puerta otras demandas penales. Encontraron que en complicidad con

Armando Espina, también funcionario de la Sevitra, cometieron abusos al amparo del poder que en este momento le están documentando.

Un grupo de taxistas del centro de la ciudad, denunciaron que, al no querer pagar, estos dos funcionarios les negaron su derecho a concesionarse. Ignoraron sus solicitudes pese a sus años de antigüedad. Mencionan que hay sospechas de que los líderes de taxistas, Teódulo Vásquez y Ricardo Villanueva Saturno, se hicieron cómplices de Moreno Alcántara, para el reparto de concesiones de automóviles de alquiler.

Ver en la cárcel a uno de los panistas iconos, desanima a los militantes pero ver a su partido en manos de auténticos caciques, también los lleva al desengaño. El ausentismo de panistas históricos en la recepción a Ricardo Anaya, se debe al acaparamiento de candidaturas, puestos y canonjías de los sempiternos “líderes”, Juan Iván y Antonia Natividad.

EMBUSTERO

El candidato a la presidencia de la república por la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena-PT-PES) Andrés Manuel López Obrador, dice una cosa y hace otra. Su calidad de embustero se infla más cada momento. Su discurso por una sociedad igualitaria donde la esperanza llegará a los pobres con un reparto equitativo de los bienes, se diluye cuando lo vemos aliarse con representantes del gran capital símbolo de la explotación de la fuerza de trabajo de los asalariados.

Se dice respetuoso de las instituciones pero en sus arrebatos manda al diablo a las instituciones. Hay que recordar cuando incurrió en el desacato a la orden de un juez.

Siendo jefe de gobierno no cumplió con la orden judicial en relación a la suspensión de una obra en Santa Fé. Intolerante, respondió entonces: “prefiero dejar el cargo a pagarle a una pandilla de rufianes coludidos con autoridades judiciales” (ese es su llamado “respeto”).

Otra incoherencia colosal es atacar a la “mafia del poder” pero a la vez anda a la pepena de los desechos de esa “mafia”. Con el sello del PES integra a su coalición al ex gobernador Fausto Vallejo como candidato a la presidencia municipal de Morelia. La fama de este político ex priista raya en lo indecible por los nexos con Los Caballeros Templarios que compartían el poder cuando Fausto Vallejo era gobernador.

Ahora bien, ¿Hay algo que podría evitar que López Obrador se convirtiera en dictador al obtener la Presidencia de la Republica? Definitivamente no.

Circula profusamente en las redes pruebas fehacientes de sus ligas con gobiernos populistas y las afinidades de su partido Morena con la dictadura venezolana, dejan que pensar.

Harina del mismo costal, Gerardo Fernández Noroña, quien “compitiera” con él por la candidatura presidencial de Morena, no solo comparten el partido, también caminan por el mismo sendero y son admiradores de Chávez, Maduro y otros dictadorzuelos centroamericanos. Noroña estuvo en las elecciones de la Asamblea Constituyente de Venezuela. Es admirador de la revolución bolivariana.

López Obrador pretende credibilidad a base de mentiras. Presumió en redes sociales los resultados de una encuesta donde lo ubicaban en la cresta de las preferencias electorales. Según él, destacaba casi veinte puntos por encima de sus competidores, “nunca había estado tan arriba” dijo, e incluso dijo que tales resultados se deben a la “invención” de la trama rusa.

Esto resulto una farsa, ya que la misma empresa a la que se le atribuyo dicha encuesta, desmintió y asegura que ni siquiera tiene un seguimiento sistemático de preferencias de Andrés Manuel López Obrador.

Retomando lo de la trama rusa, cabe mencionar que Andrés Manuel, tiene colaboradores cercanísimos que participan en uno de los principales medio de propaganda rusa y que expertos han advertido sobre la posibilidad de que intervengan en las elecciones de México como ya ocurrió en Francia, en el referéndum catalán, en Gran Bretaña y evidentemente en las elecciones de Estados Unidos.

Visto 153 veces

Más en esta categoría: « PARTIDOS INDIGNOS VILEZAS »

Articulos Anteriores

Facebook