Diputados Chapulines

  1. La diputada María de las Nieves García Fernández teje fino como presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del estado y como pastora del rebaño tricolor. Advirtió sanciones que, pocas veces, se aplican a diputados faltistas, pero nadie le creyó. Al menos, media docena de diputados relajaron la disciplina a tal grado que con sus ausencias detuvieron el trabajo legislativo. Los focos rojos se prendieron en la Cámara.  

        No más, dijo Nieves quien al aplicar el reglamento interno sentó precedente. Logró consenso para llamar al suplente de Carol Altamirano el diputado que ha saltado del PRI al PRD, un rato al PAN y ahora al Morena. Consumado chapulín, pues. Ahora el diputado propietario es Arturo Toledo. Me dicen que la preocupación de este nuevo legislador es que Karol, dada su avidez, se haya atrevido a cobrar dietas adelantadas para irse en pos de otra curul, ahora por el partido de don AMLO.  

        En los mismos abusos andan otros diputados como Tomás Basaldú, ex edil, ex dirigente perredista y próximo tránsfuga de su partido. Sigue los mismos pasos de Karol. Cree que el partido amarillo no tiene futuro y ya prepara su salto al Morena. Por lo pronto anda buscando ser reelecto legislador.  Este tipo de acciones hacen que esta dupla tenga tanta semejanza. Ambos se fueron a hacer campaña pero sin cumplir con la formalidad de la licencia para que su suplente fuera llamado a cumplir con el trabajo legislativo por el que el pueblo les paga tan generosamente. No se licenciaron para no perder las dietas. Es decir, querían seguir cobrando sin trabajar.

          Su impudor llegó al extremo. Se negaban asistir a sesiones pero cuando estaba prevista la comparecencia del Secretario de Finanzas, Jorge Gallardo, se olvidaron de su campaña y se presentaron a tal sesión. Esta actitud levantó sospechas y la reunión fue cancelada. Así son de oportunistas. Querían sacar raja de la comparecencia dijo la pastora Nieves y la comparecencia se pospuso.

         Eso de salir o entrar a sesiones del congreso cuando les convenga, no es aceptable, dice la mayoría de diputados y calculan que otro diputado próximo a ser relevado puede ser Basaldú, lo mismo que dos o tres del Morena y otros del PRI como el mixe José Medina, Adriana Atristan, entre otros que se resisten a prestar el balón a sus suplentes.

                          PARÁLISIS LEGISLATIVA

           Hace tres semanas se prendió la alarma en el Congreso del estado por la parálisis legislativa. Al  menos media docena de diputados del Morena, PRD y PRI, se mofaron abiertamente del reglamento del Congreso y se fueron a buscar la reelección sin dejar de percibir sus dietas y demás canonjías que reciben. Su atrevimiento contagió a otros legisladores que, al ver el relajamiento de las normas en el poder legislativo, también se ausentaron. Esto provocó parálisis de la cámara de diputados. Cancelaron las sesiones durante tres semanas.

                                  LA HISTORIA  

         Ante la abierta indisciplina, la presidenta de la Junta de Coordinación Política María de las Nieves García Fernández, responsabilizó a las bancadas legislativas del PRD y MORENA, principalmente, de provocar parálisis legislativa en las últimas tres semanas en que tres sesiones extraordinarias fueron suspendidas  por falta de quórum.

La diputada y coordinadora de la bancada del PRI, propuso aplicar el reglamento interno algo pocas veces visto entre diputados. La norma ordena que la directiva camaral  llame a los suplentes de los diputados que por tres veces consecutivas falten a sesión sin causa justificada.

          De acuerdo a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, el presidente de la Mesa Directiva tiene la potestad de mandar a llamar a los suplentes de los diputados que acumulen tres faltas consecutivas. A pesar de que, en tres semanas, se suspendieron tres sesiones extraordinarias, nadie se atrevía a poner orden.

       Aunque la actual legislatura no se encuentra en periodo de sesiones ordinarias; todos los diputados tienen la obligación de asistir a las reuniones extraordinarias que se convoquen. No lo hacen.

        La ausencia de los diputados que se van en busca de votos para su reelección, abusan del relajamiento que les permiten sus propios partidos como es el caso del PRD y del Morena. En estos institutos no hay obligación de que sus diputados que busquen reelegirse, pidan licencia. Puso de ejemplo el caso de los diputados y candidatos del PRD y MORENA, que se van a sus campañas y regresan a las sesiones, lo cual no es ético pero sus estatutos se los permiten.

          En el caso del PRI, el abuso es de los diputados en lopersonal. Por norma partidista deben pedir licencia para hacer nueva campaña electoral aunque podrían regresar cuando concluyen sus campañas.     

         La parálisis legislativa derivado de tanta anarquía y abusos en el Congreso, provocó conflicto interno serio. El presidente de la Mesa Directiva de la LXIII Legislatura, el perredista-morenista Jesús Romero López, dejó hacer y dejó pasar la actitud de los diputados faltistas que, para seguir cobrando, no pedían licencia. Finalmente, la crítica social y el cabildeo intenso de la presidenta de la Jucopo, María de las Nieves, obligó a aplicar el reglamento interno. Los suplentes serán investidos diputados y a trabajar.

Más en esta categoría: « ESCARNIOS DESDE EL PRD »