POLÍTICA Y POLÍTICOS.

Familiares de las víctimas que perdieron la vida en el Sismo del 7 de septiembre de 2017 y las generaciones venideras, son las únicas que jamás olvidarán este triste acontecimiento, donde la guadaña cumplió una vez más su cometido, llegando y llevándose a los seres queridos llenando de luto, de llanto, de tristeza y de desolación en los hogares donde los desafortunados quedaron bajo los escombros de las viviendas que se vinieron abajo por lo movimientos telúricos de 8.2; este fatídico día que hace más de 100 años que no se había presentado en el Estado de Oaxaca, en estas desgracias las primeras autoridades tanto federales como estatales son quienes dejan a sus oficinas para arribar en los lugares siniestrados con la finalidad de solidarizarse y valorar los daños que dejaron a miles de damnificados, auxiliar con apoyos efectivos y no con apoyos de saliva a las familias para la reconstrucción o construcción de sus viviendas donde los casos lo ameriten.

De nada sirvió las visitas de funcionarios federales y estatales porque a un año de distancia que nuestro istmo oaxaqueño sigue padeciendo en carne propia los daños colaterales que ocasionara este movimiento de tierra, muchas familias quedaron en la calles porque perdieron sus casas y otros patrimonios además de los lamentables pérdidas humanas, hoy siguen en la espera de esta ayuda de los gobiernos federales y estatales; No queremos pensar, que la vista del presidente Enrique Peña Nieto en los municipios colapsados acompañados de sus funcionarios hayan resultado más que en pura poses caracterizados en los políticos, lo escribimos así, porque no han cumpliendo con lo que prometieron a nuestros hermanos en desgracia.

Poco es lo que puede hacer el joven gobernador de nuestro estado Alejandro Murat Hinojosa, porque el presupuesto, se maneja en la alta esfera de la política nacional, lo que sí; nuestro gobierno estatal ya no debe prestarse al juego perverso del presidente Peña Nieto y de la Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial Urbano (SEDATU) que comanda Rosario Robles Berlanga, de que arriben en la capital oaxaqueña para rendirle homenaje a los caídos del 7 de septiembre.

Que ya no vengan Oaxaca si es para burlarse del dolor de nuestros hermanos istmeños oaxaqueños, nadie quiere compasión de los “reyes” de la corrupción, los damnificados quieren que se les trate como seres humanos que han perdido a sus familias y sus patrimonios, tampoco quieren migajas sino todo lo que por ley les corresponde, porque existe las sospechas de que el Jefe del Ejecutivo y los funcionarios están festejando el “Año de Hidalgo” en este último tramo del gobierno federal.

Es por la falta de voluntad de nuestros gobernantes, no existe pretexto alguno para que digan o piensen y no actúen que los estados que les tocó vivir este trance que la naturaleza sometió a todos, que la falta atención sean nulas no porque están lejos de la cabecera de los poderes federales no son atendidos en sus demandas, cuando que la CDMX está en sus propias narices, y ya vemos cuantos años han pasado y no han terminado de socorrer a las damnificados del temblor de 1985.

Siendo presidente de la República Miguel de la Madrid Hurtado (+) la tragedia hoy está cumpliendo 33 años, sin embargo, todavía algunas familias siguen durmiéndose en las calles de esta ciudad capital de nuestro país, habrá que pensar que la desgracia de los que salieron afectados de este fenómeno, en ir pensando que es idéntico el trato que están recibiendo los afectados de los sismos del 7 de setiembre de 2017, lo único que les queda a todos es mantener la firme esperanza de que algún día aterrizarán los apoyos que esperan de los gobiernos nuestros compatriotas en desgracia.

Aplausos para Eviel Pérez Magaña funcionario de Sedesol hasta que las palmas de las manos se pongan rojas por la vista que realizara hace unos días en la región del istmo, visitando y entregando algunos apoyos como Salina Cruz, apoyos que quedaron rezagados y que ya no encontraron espacios en sus cortes de caja, qué bueno, porque también le sirvió como un adiós o posiblemente como un hasta pronto a los ciudadanos que mucho tuvieran que ver en la carrera política del tuxtepecano.

Estuvieron presentes en este evento político social, aparte del presidente de Salina Cruz, Rodolfo León Aragón, funcionarios y otros ciudadanos, en el arribo del funcionario federal no podían faltar algunos priistas y otros que por mucho tiempo comieron de las manos de Eviel Pérez Magaña, naturalmente los que siguen en las filas priistas.

Los otros, los que ya conocieron el color de la vergüenza, que no creemos que sea así, no asistieron ni siquiera se acercaron para saludar a Eviel Pérez Magaña, porque tomaron sus precauciones, cuidándose para que nadie los viera porque ahora “militan” en las filas de morena, por lo menos en los próximos tres años o hasta

que sea otro color quien llegue al palacio municipal, ya que pueden quedarse fuera del presupuesto del próximo trienio que muy pronto encabezará Juan Carlos Atecas, lo que haya sido, de todas maneras, bienvenido por los apoyos, la despedida nadie se lo discute señor funcionario.

El campeón invicto que ha conservado su corona nacional de peso pesado en las ligas mayores de la política, Ingeniero Adolfo Toledo Infanzón, porque sabe cuidar su peso y sus pesos, nunca se ha quedado fuera del presupuesto, sea como representante por elección popular, como funcionario público estatal y federal, tal parece que ahora con el nuevo sexenio del hoy presidente electo Andrés Manuel López Obrador, entregará el cetro que ha ostentando durante muchos años a menos que a última hora, dé una nueva sorpresa como lo ha hecho en varios sexenios federales y estatales, cuestión de tiempo.

Con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las pasadas elecciones del primer domingo de julio, muchos candidatos que compitieron bajo las siglas de los partidos perdedores a los partidos victoriosos, por lo menos a nivel federal, son cientos los que se quedarán desempleados, en lo que respeta a los pica piedras de nuestro estado, tienen la esperanza de que sigan pegados a la ubre presupuestal del estado mexicano.

Siguen en la incertidumbre, en la inseguridad, pensando que pronto saldrán del erario estatal, si el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, decida que a fines de año lleve a cabo algunos reajustes en la plantilla de sus más cercanos colaboradores y de ahí los cambios seguirán en cadena hasta que se quede el último de “Los Mohicanos” quiere decir, que los que están ahora pueden presentárseles un destino diferente edn los cargos que hoy ostentan, se abren las apuestas entre los “brujos” de la política, para saber quién le atina, quien o quienes se quedarán y quienes se van, al tiempo, tiempo.

Muy pronto sabremos cuáles serán los municipios que meterán tijeras en sus nóminas municipales, lo que sí estamos seguros es que se incrementará el número de empleaos o trabajadores en las plantillas municipales, aquellos que tendrán su base definitivo, lo que automáticamente les permitirá a ser sindicalizados, a nadie debe extrañarle que en la agonía de una administración, los alcaldes decidan dejarle algunas piedritas en las funciones de las nuevas administraciones que habrán de iniciar sus funciones a partir del uno de enero de 2019, no habrá sorpresa porque todos los ayuntamientos que van de salida, toman la libertad de hacer de base a sus allegados, empleados de confianza y otros que negocien por separado con los sindicatos de sus respectivas demarcaciones, Salina Cruz, no será la excepción, de ahí que los nuevos presidentes municipales se las arreglen como puedan y que el pueblo no le quedará más que aguantarse.

Lo que es la naturaleza, mientras que en Indonesia nació un bebé con dos rostros y dos cerebros, en México solamente tenemos la fortuna de contar con políticos de dos rostros, pero sin ningún cerebro, la prueba está, que no saben servir, sino para servirse, para robar; convirtiéndose en millonarios y multimillonarios, si existe alguna duda revisen la trayectoria de políticos de estos dos últimos sexenios o de sexenios atrás a militantes de todas la siglas políticas, pero no olviden al señor René Bejarano, el hombre de “las ligas” que si bien es cierto no quedó contemplado como funcionario en el gobierno del presidente electo López Obrador, también es afirmativo que nada importa.

Si su señora esposa, Dolores Padierna Luna es la que está sentada junto al Presidente del Senado, Porfirio Muñoz Ledo como senadora de la República, por lo tanto; este matrimonio de políticos no vive en el error, porque uno de ellos no quedó fuera del presupuesto, claro que sus experiencias políticas le abren las puertas para los altos cargos políticos del país, es decir, la senadora Padierna Luna no necesita de los billetes ni de las ligas que utilizara su cónyuge René Bejarano en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para llegar al lugar en donde hoy se encuentra.

Únicamente tendrá que soportar el ambiente político que se respira en torno al presidente del senado y los errores que comete Porfirio Muñoz Ledo, propias de la edad en la sesiones de la Cámara de Senadores, la señora Padierna, prácticamente ha convertido a la Cámara de Diputado y a la Cámara de Senadores como su segundo hogar, porque es más tiempo que permanece en estos dos recintos sede de las legislaturas cada tres y seis años, claro que el director técnico de su respetable hogar aguanta vara, increíble pero cierto. Hasta la próxima.

Familiares de las víctimas que perdieron la vida en el Sismo del 7 de septiembre de 2017 y las generaciones venideras, son las únicas que jamás olvidarán este triste acontecimiento, donde la guadaña cumplió una vez más su cometido, llegando y llevándose a los seres queridos llenando de luto, de llanto, de tristeza y de desolación en los hogares donde los desafortunados quedaron bajo los escombros de las viviendas que se vinieron abajo por lo movimientos telúricos de 8.2; este fatídico día que hace más de 100 años que no se había presentado en el Estado de Oaxaca, en estas desgracias las primeras autoridades tanto federales como estatales son quienes dejan a sus oficinas para arribar en los lugares siniestrados con la finalidad de solidarizarse y valorar los daños que dejaron a miles de damnificados, auxiliar con apoyos efectivos y no con apoyos de saliva a las familias para la reconstrucción o construcción de sus viviendas donde los casos lo ameriten.

De nada sirvió las visitas de funcionarios federales y estatales porque a un año de distancia que nuestro istmo oaxaqueño sigue padeciendo en carne propia los daños colaterales que ocasionara este movimiento de tierra, muchas familias quedaron en la calles porque perdieron sus casas y otros patrimonios además de los lamentables pérdidas humanas, hoy siguen en la espera de esta ayuda de los gobiernos federales y estatales; No queremos pensar, que la vista del presidente Enrique Peña Nieto en los municipios colapsados acompañados de sus funcionarios hayan resultado más que en pura poses caracterizados en los políticos, lo escribimos así, porque no han cumpliendo con lo que prometieron a nuestros hermanos en desgracia.

Poco es lo que puede hacer el joven gobernador de nuestro estado Alejandro Murat Hinojosa, porque el presupuesto, se maneja en la alta esfera de la política nacional, lo que sí; nuestro gobierno estatal ya no debe prestarse al juego perverso del presidente Peña Nieto y de la Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial Urbano (SEDATU) que comanda Rosario Robles Berlanga, de que arriben en la capital oaxaqueña para rendirle homenaje a los caídos del 7 de septiembre.

Que ya no vengan Oaxaca si es para burlarse del dolor de nuestros hermanos istmeños oaxaqueños, nadie quiere compasión de los “reyes” de la corrupción, los damnificados quieren que se les trate como seres humanos que han perdido a sus familias y sus patrimonios, tampoco quieren migajas sino todo lo que por ley les corresponde, porque existe las sospechas de que el Jefe del Ejecutivo y los funcionarios están festejando el “Año de Hidalgo” en este último tramo del gobierno federal.

Es por la falta de voluntad de nuestros gobernantes, no existe pretexto alguno para que digan o piensen y no actúen que los estados que les tocó vivir este trance que la naturaleza sometió a todos, que la falta atención sean nulas no porque están lejos de la cabecera de los poderes federales no son atendidos en sus demandas, cuando que la CDMX está en sus propias narices, y ya vemos cuantos años han pasado y no han terminado de socorrer a las damnificados del temblor de 1985.

Siendo presidente de la República Miguel de la Madrid Hurtado (+) la tragedia hoy está cumpliendo 33 años, sin embargo, todavía algunas familias siguen durmiéndose en las calles de esta ciudad capital de nuestro país, habrá que pensar que la desgracia de los que salieron afectados de este fenómeno, en ir pensando que es idéntico el trato que están recibiendo los afectados de los sismos del 7 de setiembre de 2017, lo único que les queda a todos es mantener la firme esperanza de que algún día aterrizarán los apoyos que esperan de los gobiernos nuestros compatriotas en desgracia.

Aplausos para Eviel Pérez Magaña funcionario de Sedesol hasta que las palmas de las manos se pongan rojas por la vista que realizara hace unos días en la región del istmo, visitando y entregando algunos apoyos como Salina Cruz, apoyos que quedaron rezagados y que ya no encontraron espacios en sus cortes de caja, qué bueno, porque también le sirvió como un adiós o posiblemente como un hasta pronto a los ciudadanos que mucho tuvieran que ver en la carrera política del tuxtepecano.

Estuvieron presentes en este evento político social, aparte del presidente de Salina Cruz, Rodolfo León Aragón, funcionarios y otros ciudadanos, en el arribo del funcionario federal no podían faltar algunos priistas y otros que por mucho tiempo comieron de las manos de Eviel Pérez Magaña, naturalmente los que siguen en las filas priistas.

Los otros, los que ya conocieron el color de la vergüenza, que no creemos que sea así, no asistieron ni siquiera se acercaron para saludar a Eviel Pérez Magaña, porque tomaron sus precauciones, cuidándose para que nadie los viera porque ahora “militan” en las filas de morena, por lo menos en los próximos tres años o hasta

que sea otro color quien llegue al palacio municipal, ya que pueden quedarse fuera del presupuesto del próximo trienio que muy pronto encabezará Juan Carlos Atecas, lo que haya sido, de todas maneras, bienvenido por los apoyos, la despedida nadie se lo discute señor funcionario.

El campeón invicto que ha conservado su corona nacional de peso pesado en las ligas mayores de la política, Ingeniero Adolfo Toledo Infanzón, porque sabe cuidar su peso y sus pesos, nunca se ha quedado fuera del presupuesto, sea como representante por elección popular, como funcionario público estatal y federal, tal parece que ahora con el nuevo sexenio del hoy presidente electo Andrés Manuel López Obrador, entregará el cetro que ha ostentando durante muchos años a menos que a última hora, dé una nueva sorpresa como lo ha hecho en varios sexenios federales y estatales, cuestión de tiempo.

Con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las pasadas elecciones del primer domingo de julio, muchos candidatos que compitieron bajo las siglas de los partidos perdedores a los partidos victoriosos, por lo menos a nivel federal, son cientos los que se quedarán desempleados, en lo que respeta a los pica piedras de nuestro estado, tienen la esperanza de que sigan pegados a la ubre presupuestal del estado mexicano.

Siguen en la incertidumbre, en la inseguridad, pensando que pronto saldrán del erario estatal, si el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, decida que a fines de año lleve a cabo algunos reajustes en la plantilla de sus más cercanos colaboradores y de ahí los cambios seguirán en cadena hasta que se quede el último de “Los Mohicanos” quiere decir, que los que están ahora pueden presentárseles un destino diferente edn los cargos que hoy ostentan, se abren las apuestas entre los “brujos” de la política, para saber quién le atina, quien o quienes se quedarán y quienes se van, al tiempo, tiempo.

Muy pronto sabremos cuáles serán los municipios que meterán tijeras en sus nóminas municipales, lo que sí estamos seguros es que se incrementará el número de empleaos o trabajadores en las plantillas municipales, aquellos que tendrán su base definitivo, lo que automáticamente les permitirá a ser sindicalizados, a nadie debe extrañarle que en la agonía de una administración, los alcaldes decidan dejarle algunas piedritas en las funciones de las nuevas administraciones que habrán de iniciar sus funciones a partir del uno de enero de 2019, no habrá sorpresa porque todos los ayuntamientos que van de salida, toman la libertad de hacer de base a sus allegados, empleados de confianza y otros que negocien por separado con los sindicatos de sus respectivas demarcaciones, Salina Cruz, no será la excepción, de ahí que los nuevos presidentes municipales se las arreglen como puedan y que el pueblo no le quedará más que aguantarse.

Lo que es la naturaleza, mientras que en Indonesia nació un bebé con dos rostros y dos cerebros, en México solamente tenemos la fortuna de contar con políticos de dos rostros, pero sin ningún cerebro, la prueba está, que no saben servir, sino para servirse, para robar; convirtiéndose en millonarios y multimillonarios, si existe alguna duda revisen la trayectoria de políticos de estos dos últimos sexenios o de sexenios atrás a militantes de todas la siglas políticas, pero no olviden al señor René Bejarano, el hombre de “las ligas” que si bien es cierto no quedó contemplado como funcionario en el gobierno del presidente electo López Obrador, también es afirmativo que nada importa.

Si su señora esposa, Dolores Padierna Luna es la que está sentada junto al Presidente del Senado, Porfirio Muñoz Ledo como senadora de la República, por lo tanto; este matrimonio de políticos no vive en el error, porque uno de ellos no quedó fuera del presupuesto, claro que sus experiencias políticas le abren las puertas para los altos cargos políticos del país, es decir, la senadora Padierna Luna no necesita de los billetes ni de las ligas que utilizara su cónyuge René Bejarano en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para llegar al lugar en donde hoy se encuentra.

Únicamente tendrá que soportar el ambiente político que se respira en torno al presidente del senado y los errores que comete Porfirio Muñoz Ledo, propias de la edad en la sesiones de la Cámara de Senadores, la señora Padierna, prácticamente ha convertido a la Cámara de Diputado y a la Cámara de Senadores como su segundo hogar, porque es más tiempo que permanece en estos dos recintos sede de las legislaturas cada tres y seis años, claro que el director técnico de su respetable hogar aguanta vara, increíble pero cierto. Hasta la próxima.