POLÍTICA Y POLÍTICOS.

No bien dio inicio las actividades de la LXlV  Sexagésima Cuarta Legislatura de la Cámara de Diputados cuyo Presidente de la Mesa Directiva es Porfirio Muñoz Ledo y la Cámara de Senadores con Martí Batres Guadarrama y el Diputado Federal por el Partido del Trabajo (PT) José Rodolfo Fernando Fernández Noroña ya se dieron el primer raund de sombra como calentamiento a  los encuentros que habrán de protagonizar en los próximos tres años en lo que respecta a la cámara de diputados, Fernández Noroña, primero candidato del PT, posteriormente asume como diputado de Morena, sin embargo, para salvar al Partido Encuentro Social (PES) buscan asignarlo o ya fue asignado a ese instituto político, cosa que genera urticaria a Fernández Noroña,  prefiere quedarse como diputado del Partido del Trabajo.

 

El primer round. En la entrada del palacio nacional para estar presente en el Sexto y Último Informe del Presidente Enrique peña Nieto el 3 de septiembre de este año,  le negaron el acceso al diputado de tres partidos, PT- Morena y PES,   culpando al Presidente de la cámara de diputados Muñoz Ledo y Batres Guadarrama como presidente de la cámara de senadores, el legislador de tres partidos en lo dicho más no en los hechos, arremetió en contra de ambos  representantes de las dos  cámara por el entreguismo de asistir al evento oficial del presidente de la república saliente, al fin políticos, ya limaron asperezas como quien dice aquí no ha pasado nada, tal vez para los dos diputados representantes, más no para Gerardo Fernández Noroña, por esta razón, aseguramos que se va a poner color de hormiga en los próximos tres años en la cámara de diputados.

Lo que acontece en la política nacional en la cámara de diputados entre legisladores,  es política de altura, aunque en dicho congreso  están unos neófitos gana panes, algunos son actores que únicamente van a repetir como pericos el libreto que les entregan como sus actuaciones en la películas y telenovelas, como ejemplo a las actividades legislativas actuales de la diputada, Carmen Salinas, como lo fue Silvia Pinal,  en el tiempo que desempeñara como senadora de la república Irma Serrano que para lo único que les sirvieron sus curules fue para dormirse la mona, porque el trabajo de ellas es nocturno;  sea en teatro, en cine o en televisión, ahora bien; otra aparece otra jornada de actores gana panes,  son ciudadanos que llevan el primer lugar  en casarse  y luego divorciarse y posteriormente seguir repitiendo la hazaña una y más veces, para eso son buenos.

En los municipios  se fueron creando nuevos asentamientos humanos, llámese Barrios, Colonias o Centros de Población, los ciudadanos son muy dados a darle nombres de presidentes municipales, líderes u otros ciudadanos que por iniciativa de alguien adoptan el nombre de quien a ellos se les ocurra, la mayoría de las veces escogen nombres de personas que no reúne las suficientes cualidades o méritos para que su paso por esta vida  se perpetúen en algo tan importante como llevar su nombre a una calle  con la finalidad de ser  identificados entre los demás, que ya ganaron un lugar en el desarrollo de un municipio.

En Salina Cruz. Se justifica cuando escogen el nombre de personas altruistas que se han distinguido en la vida social ciudadana,  más no de políticos que exprimieron al pueblo en la oportunidad que el mismo pueblo les brindó para que  fueran sus representantes populares, llámese senadores, diputados federales, diputados  locales y presidentes municipales, claro que el único mérito que les abrió ese abanico de ver sus nombres en una comuna,  esto ha sido posible con el mismo dinero del pueblo, quien los proyectó para estar al frente de los servicios a la comunidad.

Es decir lucharon por servir al pueblo, luego entonces, el pueblo no tiene por qué agradecérselos, cuando que  existieron grandes personajes y que hoy están olvidados, que bien merecen recordarles declarando e inscribiendo sus nombres en algún patrimonio de las comunas por las grandes  aportaciones que en el tiempo que les tocó servir se entregaron totalmente a las mismas, que consiste grandes aportaciones llámese en la cultura, en la productividad que fueron los cimientos para transitar por el camino del progreso.

Naturalmente que ha habido  entre ciudadanos mujeres y hombres que bien merecen esta alta distinción, más otros no, que si nos ponemos a analizar las actividades realizados en sus respectivos cargos al servicio de todos, surgieran nombres de presidentes municipales  ni siquiera merecieran  para que los servicios sanitarios llevaran sus nombres, en Oaxaca existe  el salón de gobernadores  en la cabecera estatal de nuestra Ciudad Capital oaxaqueña.

Algunos como los otros bien vale la pena que aparecieran sus nombres en este espacio gubernamental, otros definitivamente no, qué bueno que Juchitán el nombre de la presidente municipal  Gloria Sánchez López, desde mucho antes una colonia lleva su nombre que porque la misma señora fundó. En  Salina Cruz con Rodolfo León Aragón, ignoramos si su nombre ya se perpetúo en alguna colonia salinacrucense. En  Tehuantepec pudiera ser que en este  municipio brille el nombre  Yesenia Nolasco Ramírez,  de hecho los alcaldes salientes ya  aseguraron para que  en las colonia de sus respectivos municipios quede perennemente sus nombres.

Una vez más sale a la luz pública el problema del mercado “Ignacio Zaragoza” de acuerdo con las declaraciones de uno de los tantos líderes que tienen que soportar los locatarios, aquellos que se dedican a trabajar y no andar de grillos obstaculizando las actividades de los demás y también para defender y defenderse de los atentados de las autoridades municipales en contra de los 10 o más locales o planchas que solamente en manos de unos cuantos están,  todo mundo sabe que cuatro o cinco personas son dueños de esta central de abasto que no rebasan de 10 personas.

Esas falsas defensas es atole con el dedo, cuando pretenden hacer creer a los demás que es una arbitrariedad de las autoridades al requerirles las concesiones de cada uno de los espacios que ocupan, no son más que para ocultar que se descubran oficialmente de cuantos locales tienen cada uno de los líderes u otras personas, a la manga con  esta falsa defensa, de todas maneras el pueblo sabe quiénes son los dueños del mercado “Ignacio Zaragoza”  que no pasan de una decena de locatarios unos y particulares otros, que no ejercen el comercio, sino que los alquilan.

El político que no se ha despegado de la ubre presupuestal federal y estatal es Salomón Jara Cruz, quien asegura que nació el 15 de septiembre de 1959, siendo de raza istmeña, en virtud de que su señora madre es de Barranca Colorada de Asunción Ixtaltepec, que entiende y habla el  zapoteco, ignoramos si es el zapoteco del istmo o zapoteco de Zaachila, lo importante es que en su carrera política ha sido dirigente de algunas organizaciones de izquierda.

Fue senador de la república cargo,  donde solicitó licencia en 2010, para convertirse en  titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal , Pesca y Acuacultura (Sedafpa) en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, recibiendo  varios cuestionamientos de que se sirvió con la cuchara grande y se volvió millonario, lo que nunca se le investigó pero que  no se le comprobó nada, por lo consiguiente las acusaciones sin argumento duermen en el rincón de lo irrealizable y en un triste sótano.

Actualmente por segunda ocasión es senador bajo el amparo de morena para el periodo constitucional 2018 – 2024. Acogemos a las líneas que Demián Vichir escribió. “No es posible que en un solo sexenio terminen con la corrupción que ha imperado durante muchos años” Claro que es imposible, si en el sexenio de López Obrador figuran muchos que llevan el sello de la actividad del demonio que es precisamente la corrupción. Salomón Jara Cruz. ¡No estaría en la lista de  este pléyade de sinvergüenzas? A lo mejor sí, a lo mejor no, lo más seguro es quien sabe.

En la cámara de diputados y en la de senadores, un buen número de legisladores después de pasar a la variedad de colores partidistas, se les denomina políticos psicodélicos pero más aceptan que se les reconozca que son políticos camaleones, sin embargo, con la presencia política de Andrés Manuel López Obrador, los priistas que dieron el  salto de chapulín le gusta se autodenominan como los nuevos morenos, cuando que ellos no son morenos, ni nunca lo serán porque llevan hasta que les llegue la  muerte el sello del PRI y de otros partidos políticos,  no son morenos, sino unos PRIetos.

En el mismo costal de la ignominia de la política partidista caben algunos de los actuales presidentes municipales electos, así como senadores, diputados federales y diputados locales y algunos que otros dirigentes sindicales o los que escudándose  de la presencia política de Amlo. Quieren llegar a la dirigencia de algunas organizaciones sindicales y se dicen que son morenos, utilizando las dos primeras palabras regeneración nacional que lleva morena.

Hasta hoy no han dado color los que fueron candidatos del PRI en las pasadas elecciones federales, estatales y municipales, por ejemplo la licenciada Sofía Castro Ríos que tanto acostumbró a los istmeños  verla frecuentemente por estos lares, al igual que al joven político José Antonio Estefan Gillesen, pero también los del PAN, del PRD y del Movimiento Ciudadano,  como que esperan  otras jornadas electorales del 2021 para aparecer, contienda electoral  donde sabremos si Morena aumenta el número de diputado federales, locales y  presidentes municipales como en este 2018  si baja de número, todo a su debido Tiempo. Hasta la próxima.