POLÍTICA Y POLÍTICOS.

Refranes y Aforismos Mexicanos: No veas mal todo lo viejo, ni alabes todo lo bueno. Mateo. Se completa el refrán como dice: Ni todo lo viejo es malo. Ni todo lo nuevo es bueno.

En la administración municipal del licenciado Héctor Becerril Morales, como presidente municipal, se erigió una réplica del “Faro de Cortés” como una de las partes más importantes de la real historia de Salina Cruz, en la parte baja, una piedras y entre estas la figura representativa de una sirena, como símbolo de grandeza y de la riqueza que cuenta el mar en su inmensidad como parte de la leyenda, fantasía o una verdadera historia contada por los hombres de mar, los pescadores, la primera o la segunda aparecen en los anales de la historia universal de los océanos y golfos. Salina Cruz como su nombre lo dice. Sal y Cruz juntando los dos vocablos forman el nombre de Salina Cruz.

El Presidente Municipal en ese entonces Héctor Becerril Morales, le nació la brillante idea la de erigir dicha réplica del legendario e histórico “Faro de Cortés” a la entrada de este gran ciudad, y con ello nace la curiosidad de los visitantes por saber la historia de esta comuna salinacrucense, en aquel tiempo hubo diversas opiniones, algunas de aplausos y otras de reproche, como siempre los pros y los contras, lo que a nuestro parecer no lastimaba el ambiente visual de nadie.

Desgraciadamente la idiosincrasia mexicana que está enraizado en los políticos cuando llegan a la presidencia municipal o en algún otro cargo por elección popular, por ignorancia o por venganza, la mayoría de los presidentes municipales, lejos de dar mantenimiento a las obras de administraciones anteriores las abandonan para que se destruyan solas o ellos mismos las destruyen, como si el dinero invertido en estos monumentos fueran patrimonios de los que gobernaron anteriormente y los que después llegan al poder municipal, además el costo de todas las obras sobre todo los monumentos culturales es de legítima propiedad patrimonial de todo el pueblo.

Ahora el turno es del “Pez Vela” quien en la administración de Rodolfo León Aragón, desmontaron la réplica del “Faro de Cortés” con toda y sirenita, para colocarlos en su lugar, el pez vela, que la verdad no es parte de la actividad de los pescadores, mucho menos sea parte de la historia de Salina Cruz, aun cuando algunas personas participan a los concursos en la pesca del Pez Vela, que sí es una importante actividad deportiva que despierta mucha pasión.

Ahora si es un regalo de alguna persona a través del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, pues habrá que ver hasta dónde puede ser real dicho regalo, sin embargo, si es prestado, pues que se lo regresen a su legítimo dueño, porque no representa un valor histórico en la fundación de aquella también histórica, aldea de pescadores hoy es Salina Cruz. ¿Qué no sería mejor que entre los grandes hombres por sus obras en cualquier rama de la cultura, educación, música y deportes que le levanten un grandioso monumento que inmortalicen el nombre, sea mujer u hombre que ha pasado a la historia por las grandes aportaciones históricas por el Salina Cruz de hoy y de siempre?

Si el presidente municipal Juan Carlos Atecas Altamirano, en su conferencia de prensa, manifestó que el “Pez vela” lo está reclamando su verdadero dueño, porque es un préstamo, ahora si el pueblo de Salina Cruz, lo quiere conservar pues que lo compre por el precio de 4 millones de pesos que el señor Andracci quiere como dueño de la escultura, porque ni la vendió ni la regaló, y como la famosa escultura ya empezó a crear polémica, con algunas afirmaciones extra oficiales donde le están pidiendo al presidente Juan Carlos Atecas Altamirano que muestre el oficio porque el secretario de SINFRA Fabián Herrera regaló o donó al municipio dicha obra y lo hizo público el 12 de mayo de 2017.

Nuestra pregunta es tan fácil y no crea ningún tipo de polémica. Y porqué el señor Fabián Herrera no muestre el oficio de donación al ayuntamientos salinacrucense y así se acabarán las especulaciones, sin embargo, conociendo al presidente municipal y al mismo pueblo del municipio de Salina Cruz, nunca aceptarían comprar una escultura por 4 millones de pesos que no va a la par con la historia de Salina Cruz.

Si el ayuntamiento que encabeza Juan Carlos Atecas Altamirano, tuviera esos cuatro millones de pesos, estamos seguros que nunca utilizaría esa cantidad, sabiendo que existen otras prioridades, como la reconstrucción de varios edificios escolares, rehabilitación de aulas cuarteadas por el temblor del Sismo del 7 de septiembre de 2017, la rehabilitación de varias luminarias, semáforos, decenas de baches, problemas de seguridad y otras tantas necesidades que se van creando cada año.

No obstante si tanta es la necesidad o interés por contar con el “Pez Vela” de latón, como afirman algunos ciudadanos, pues no ha de faltar alguien que confecciones una réplica como lo hicieron con el “Faro de Cortés” y la sirenita, pero que también lo pongan frente al mar, ocupando ese espacio, para algo que vaya acorde con la historia de Salina Cruz, nosotros nomás lo decimos y así lo escribimos, pero serán las autoridades municipales y su pueblo quien decida que se va a ser con “El Pez Vela” hacerlo sería bueno al estilo del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a través de una consulta ciudadana y san se acabó.

En algunos municipios oaxaqueños les ha atrapado el “Síndrome” que padecemos en Salina Cruz, cada tres años cambian el nombre de calles, o le ponen nombres a las nuevas calles que van naciendo en Salina Cruz, con el nombre del presidente municipal en turno, aun cuando ellos no tienen culpa alguna del acuerdo de los vecinos, deben hacerlo cuando están en funciones, porque una vez que entregan la estafeta municipal, ya ni quien se acuerdan de ellos. Ignorancia, rastrerismo o agradecimiento lo que sea o hayan sido los motivos el ejemplo están vivientes, varias calles con nombres de presidentes municipales, como si fueran unos héroes.

Hasta cuándo los ciudadanos van a entender que los presidentes municipales son empleados del pueblo, y no que el pueblo sean empleados de ellos, se les dio el voto para servir, que no para eso querían ser presidentes municipales, eso de que en la inauguración de obras, micrófono en manos, dicen: Gracias señor presidente por atender nuestras demandas, por la pavimentación de nuestra calle, por la introducción de la línea del agua potable, por el foco que usted mandó a poner en esos postes, porque muchos presidentes no nos había hecho caso, y otros tantos reconocimientos.

Como si el presidente lo hiciera con dinero propio, cuando que es obligación de las autoridades velar por los intereses de la colectividad que para eso fueron elegidos, entre el jolgorio nunca falta algún despistado que propongan a los demás moradores de esa colonia, y por qué esta calle no lleve el nombre del señor presidente, y así nos ayudaría para otras tantas cosas que carecemos, coinciden y le dan el nombre del alcalde a equis calle, después de unos días de la tertulia, ya nunca más regresa el edil a esa colonia y la calle que lleva su nombre, por ser una obra de mala calidad se destruye rápido y la siguiente autoridad nada le importa, porque de lo que no fue en su año, no le causará ningún daño.

Acaso licenciado Héctor Anuar Mafud, en su calidad de presidente municipal, que remodeló la agencia de Bahía La ventosa, rehabilitó su pequeño parquecito, arregló las calles con piedras de la misma playa. ¿Alguien le puso su nombre en alguna calle de la Agencia de La ventosa? El objetivo del entonces presidente municipal Héctor Anuar Mafud era para ofrecer nuevos atractivos para atraer al turismo en este porción de tierra y mar que geográfica y jurídicamente pertenece al municipio de Salina Cruz.

Por el momento no tenemos los suficientes argumentos como para cuestionar a las autoridades municipales entrantes, salvo algunos roces entre sindicatos y algunos que otros líderes de organizaciones las mal llamadas organizaciones sociales, que nada tiene de social, que vienen siendo el pan de cada día de todos los ayuntamientos y de toda la ciudadanía cuando implementan las acciones de cerrar y bloquear carreteras.

Para nosotros consideramos que para todos, hay que abriles ese abanico de oportunidades para que los nuevos presidentes municipales, organicen sus cuadros de concejales, directores, coordinadores, colaboradores, hasta los aviadores y medios de comunicación, donde también va implícito a algunos comunicadores que corren con suerte cuando les ofrecen contratos para obras públicas, aun no siendo empresarios constructores, pero de estos suertudos abundan en la mayoría de los municipios oaxaqueños, bueno para todos hay.

Y cuando no, hay que aguantarse los periódicazos con o sin razón, porque este es el México que nos tocó vivir.

Recalcamos por ahora no es tiempo de descalificar a nadie de que su pueblo, es un pueblo sin ley, que no tiene píes, ni cabeza, sin ley, hay que darles tiempo a los presidentes municipales de todo la geografía oaxaqueña, no por los desaciertos de las autoridades anteriores, basta con las deudas que les heredaron de las cuáles las tienen que pagar no voluntariamente, sin a los del calvario, son deudas de los presidentes municipales en funciones como cabezas de los ayuntamientos, ellos no les deben nada a nadie, sino los ayuntamientos, por lo tanto “Toma chocolate y paga lo que debes. Hasta la próxima.

Más en esta categoría: « DE POLITICOS A POLITICOS Robo en CFE »