Ley Orgánica: Mal de origen

1).- Leyes a modo

Hay una premisa que afirma que no se puede gobernar ni con miedo ni en el desorden. Ya en ruta el tercer año, es tiempo de enmendar entuertos y corregir errores. La estructura administrativa en el gobierno de Alejandro Murat, requiere de una reingeniería. Rectificar una Ley Orgánica del Poder Ejecutivo hecha con las patas y a conveniencia. Con la que gobernó Gabino Cué, la elaboró el conocido jurista Jorge Islas. Fue descalificada desde el principio, porque estaba plagada de errores e inconsistencias. La del actual gobierno pocos la conocen. Tal vez ni en el mismo se sepan sus alcances y límites. Tareas que históricamente –pero también de lógica elemental- correspondían a cierta dependencia, le fueron otorgadas a otra. A unas las pulverizaron; a otras las volvieron obesas. La titularidad fue otorgada en su mayoría, a algunos que ni conocen Oaxaca, mucho menos han tenido experiencia en niveles de mando estatales.

2).- Flacas y obesas

Se entiende que el ex titular de la Consejería Jurídica, Ángel Alejo Torres pretendiera hacer un traje a la medida. Por eso, a dicha área que tiene funciones específicas, pero también limitadas, la hiciera casi una súper secretaría. Le quitó a la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO), la potestad del Registro Civil, Notarías y el Registro Público de la Propiedad. De un funcionario que debe tener como atributo la revisión del marco jurídico de decretos, iniciativas, convenios, controversias y otros, lo hizo eje de la identidad y la propiedad oaxaqueñas. Al Comité de Planeación y Desarrollo del Estado (COPLADE), le sustrajo el quid de su razón de ser: la planeación. Y se la otorgó a la Secretaría de Finanzas, cuya esencia debería ser la política financiera y fiscal del estado. Pero los yerros continuaron. A SEFIN le asignaron además, otras funciones netamente operativas: la Coordinación de Giras y Protocolo, el hangar y la Casa Oficial, que jamás han sido de su competencia.

3).- SEDAPA y Coordinación de Delegaciones

A la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (SEDAPA), le sustrajeron el rubro forestal. Para darle chamba a los cuates se creó la Comisión Estatal Forestal (COESPO), que no sirve para un carajo. Un simple membrete. Y los tres intentos de darle vida a la Coordinación de Delegaciones de Gobierno, han sido saltos al vacío. Dicha área no existe. No hay decreto de creación ni figura en la estructura de gobierno. Ha tenido tres titulares: Francisco Ángel Villarreal, Adolfo Maldonado y Marco Antonio Hernández Cuevas. Ni estructura administrativa ni techo presupuestal. Ha sido una broma de mal gusto. Y cada día se siguen agregando más y más invenciones, sobre todo en el entorno de la oficina gubernamental, como la Coordinación de Relaciones Internacionales. Todo ello ha hecho que el gobierno estatal camine en una ruta llena de sobresaltos, particularmente en el desorden administrativo y laboral.

4).- Los patitos feos

Así, mientras la Consejería Jurídica tiene un amplio espectro y su presupuesto creció en 2018, al menos quince veces de lo que le era asignado, hay otras que viven en la indigencia total como la SEGEGO o la Fiscalía General del Estado. A ésta la tienen con un pie en el cuello. No hay ni para copias, ni para gasolina. La experiencia y la capacidad –pese a reconocidos méritos académicos- no han sido la pauta en este régimen. Menos el compromiso político e institucional. ¿Se sabe de algún programa social que sea el sello distintivo de este gobierno? No. Entonces, ¿qué hacen la SEDESOH o el COPLADE, más que ir dando tumbos? ¿Hay una política ambiental? No. Pero sí existe la Secretaría de Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (SEMAEDESO), con un nombre rimbombante y ostentoso. Giras de trabajo en las que cada quien hace lo que quiere; audiencias públicas cada vez más deslucidas. No hay convocatoria, no hay trabajo de tierra ni obras dignas de reconocimiento. Como discos rayados se escuchan las inversiones de Mitsubishi en Eólica del Sur desde hace dos años. Pero el proyecto no acaba de aterrizar.

 

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

 

--- De nueva cuenta el transporte concesionado volvió a mostrar su cara más siniestra y delictiva. El viernes, el “Sindicato Libertad” sitió la ciudad. El Ejército Mexicano tuvo que intervenir. Ojalá que la misma dosis se aplique cuando el beligerante Cártel 22 o los normalistas, pongan a la ciudadanía contra la pared.

Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax