La austeridad que te puede matar

No se aprendió la lección del problema con los médicos residentes.

´La gente se va a morir en las calles´ le espetó el aún director del IMSS al presidente; después vino la renuncia. Esta a su vez, exhibió las medidas de recortes y ajustes que se pretenden al interior del IMSS. Al mismo tiempo, se daban a conocer los recortes a las becas de los pasantes de enfermería y medicina que prestan sus servicios de nutrición, odontología y enfermería en las zonas rurales en calidad de servicio social.

´Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano´ dijo en su carta de renuncia el hoy ex director del IMSS, Germán Martínez.

´Una cosa es ser austero, y otra, ser miserable´ dijo atinadamente el columnista Martín Moreno, del portal Sin Embargo, al explicar detalladamente cómo las medidas que se están adoptando por parte del gobierno federal resultan en perjuicio de los derechohabientes.

Hola que tal chamacones y chamaconas, finos lectores. Hoy nos subimos al barco de este tema que está cimbrando la opinión pública. Si bien es cierto que el sector salud viene colapsando desde administraciones anteriores, también es cierto que el presidente actual fue electo para resolver la problemática y que incluso manejó el tema como promesa de campaña. Medicina para todos, decía.

Es por eso que a casi medio año de gobierno sorprende que las medidas no vayan acordes a lo prometido. En cambio, escuchamos que se destinarán millones y millones a proyectos de desarrollo para Centroamérica que según ayudarán a frenar la migración, y más millones para escuelas de beisbol. Ni Fidel Castro se atrevió a tanto, posteó el Dany Boy en el ´feis´ tras investigar sobre la afición y el mito de las super bolas que lanzaba el dictador cubano, quien por cierto, el tema de la medicina lo tuvo siempre como primordial en su gobierno.

Ya veremos si la salud se convierte en un derecho universal para los mexicanos, aunque de entrada más parece que la intención es dilapidar a los institutos encargados de ella. Todo lo contrario para alcanzar un modelo de servicios de salud como el de los países nórdicos como decían. Y yo que ya me veía como un vikingo en mi próxima cita, ¡caray! dijo el Dany Boy. Y el doctor apuntó que ya hasta sentía que sus pacientes serían como los suecos, güeros, grandotes y de ojos azules. -Para vikingos, en el Oxxo- dijo el licenciado desde su restaurant refiriéndose a los ´hotchos´. Pero si no les digo.

Por hoy es todo mis chamacones, del tema de los recortes al presupuesto del sector salud para destinarlo a programas clientelares, es punto y aparte. Nos leemos en la próxima edición.