Centro Histórico: Urge rescate

1).- Una cruel paradoja

Con bombo y platillo han iniciado las festividades de julio. Los promotores casi al borde del clímax. Pero, hablando en plata, ¿que carajo le ofrecemos al turismo, si los mismos habitantes locales vivimos acorralados en nuestro propio territorio? En 1987, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, aprobó incluir a Oaxaca en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Eran otros tiempos. Pero hoy sólo podemos ofertarle un Centro Histórico convertido en estercolero, zahúrda, podredumbre. Un espacio nauseabundo, meadero, cagadero. Rehén de indigentes y alcohólicos. Coto de poder de pseudo líderes y dirigentes sindicales ligados con grupos criminales. Indígenas triquis, supuestos cautelados, que se han pasado la vida traficando a niñas y exterminándose entre sí. Rufianes con la bandera de explotados y discriminados.

Del zócalo de los 70 u 80, sólo el recuerdo. Era, lo que alguna vez dijo Julio Cortázar: un cronopio singular. Algo único que cautivó a escritores y artistas; viajeros y aventureros; turistas de cinco estrellas y otros tantos de morral. Muchos adoptaron este remanso de paz y el cielo de zafir como su lebensraum, es decir, su espacio vital. Nuestra ciudad era otra. ¿Por qué permitimos el secuestro de nuestros espacios públicos, por parte de una runfla de vividores, solapados por políticos y funcionarios complacientes y vale madres? Según Eliot Weinberger, el mismo F. Nietzsche quiso recuperarse aquí de la enfermedad mental que le aquejó y que no pudieron curar las aguas de Baden-Baden. Pero la lucha por su rescate –lo sabemos- no habrá de provenir de gobiernos blandengues y timoratos, sino de la sociedad civil.

2).- Silencio cómplice

Salvo esporádicas declaraciones, es sintomático el silencio de algunos organismos que dicen impulsar la salvaguarda del patrimonio histórico, al menos PRO-OAX, del maestro Francisco Toledo et allium. Todos han callado. Sólo voces aisladas que contrastan con la ceguera oficial. Organizaciones civiles lo denuncian una y otra vez. La simulación es la respuesta. Los comerciantes establecidos, hartos de utilizar medios y redes sociales para crear conciencia del estado tan deplorable de dicho espacio emblemático, han guardado silencio. Y esos delincuentes que se han adueñado de banquetas y pasos peatonales –léase Carmela Luján, sólo uno de ellos- ofreciéndole al gobierno de la

ciudad, “su intención de retirar temporalmente 50 puestos”. ¿Y quiénes son éstos (as) rufianes que se asumen propietarios de un bien común?

La plaga de ambulantes ya invadió el llamado Andador Turístico, la plazuela del Carmen Alto, la parte frontal de Santo Domingo y la calle de Adolfo C. Gurrión. Algunas calles como Guerrero, Las Casas, Miguel Cabrera, Bustamante, 20 de Noviembre, Colón, etc., son coto de poder de la Cosa Nostra que desde las alcantarillas sindicales pestilentes, controla a oaxaqueños, chilangos, poblanos, chiapanecos y hasta migrantes ilegales, que se apropiaron de nuestros espacios comunes. ¿Cuántos millones diarios les deja a esta caterva de malandrines que, no dudo, están protegidos desde las altas esferas del poder público? Ya no son sólo los capos del Cártel 22, que fueron motores de esta aberrante invasión, sino hasta grupos delictivos los que tienen metidas las manos, ante la parálisis de los gobiernos estatal y municipal.

3).- ¿Y el Congreso del Estado?

Si hay un órgano omiso en ese sentido es el Congreso del Estado. A los y las representantes populares no les interesa. Muchos ni conocen ni sienten suyo el Patrimonio Cultural, menos les preocupa su degradación. La mayoría son tan ajenos y desconocidos que uno de los deseos antes de aplastar las nalgas en la curul, fue “darse una vuelta por el centro”. Apenas saben algo de historia. Sin agraviar a nadie. Pero en su mediocridad deberían aprobar alguna iniciativa o decreto para proteger ese legado de los oaxaqueños. Pero nada que les meta ruido. Quieren seguir nadando de muertito el tiempo que dure su encargo.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

--- Empecinado en boicotear las fiestas de julio está el cuestionado dirigente del STEUABJO, Fernando David López Cruz, exigiendo un bono ilegal; una prebenda extrauniversitaria. No conforme con haber afectado a la comunidad estudiantil hace un par de meses con una huelga de 26 días, ahora amenaza con radicalizar sus acciones luego de los bloqueos del pasado viernes. ¿Porqué tanta impunidad con este sujeto?

Más en esta categoría: ¿Entidad segura?: Una ficción »