Julio: Mes de la Guelaguetza.

Pues aquí comentando en esta mañana, que estamos bien enfiestados en la verde Antequera, hay infinidad de actividades culturales y gastronómicas, todo dentro del marco de las fiestas de la Guelaguetza. Miles de turistas pasean por la ciudad de Oaxaca y sus municipios conurbados, otro tanto lo está haciendo en los distintos destinos de playa que tiene Oaxaca.

La verdad las fiestas de Oaxaca, se venden solas y dan para que se amplíen, no solo a dos lunes del cerro, sino que puede llegar a ser Julio el mes de la Guelaguetza y que se organicen 4 presentaciones por la mañana y tarde de cada lunes, de esa manera todas las delegaciones que hay tendrían su participación, nadie quedaría fuera y todos estarían tranquilos, así de esa manera se mostraría la amplia gama de bailes, costumbres y tradiciones de nuestros pueblos.

Si lo vemos desde el punto de vista económico, la derrama se multiplicaría, pues Oaxaca como destino turístico se vende de por si solita, sin promoción alguna y si a esto se le agrega el plus de que todo el mes de Julio se convierta en el mes de la Guelaguetza, estaríamos teniendo por un mes miles de turistas, nadie se quedaría sin ver la riqueza cultural, folclórica y gastronómica de nuestra entidad.

Los prestadores de servicios turísticos en la entidad se prepararían para tener un mes de intensa actividad, el gobierno del estado como principal promotor y organizador de estas posibles fiestas se anotaría un diez y proyectaríamos a nuestra entidad a otro nivel en el ámbito turístico.

De dedicarse todo Julio a las fiestas de la Guelaguetza, habría tiempo para organizar una amplia gama de ferias, añadidas a la del mezcal, podría ser la feria del tapete, la del barro negro, la de los alebrijes, la del tamal, y muchos productos mas que se elaboran en Oaxaca, que vendrían a añadirse a las ferias ya existentes.

Oaxaca, sus autoridades y sus habitantes, tendríamos una oportunidad de oro para que durante un mes, de manera ininterrumpida pudiéramos mostrar al mundo la riqueza de nuestro estado, mostrar nuestras costumbres y tradiciones que hacen de Oaxaca uno de los estados mas bellos del país. 

Bueno como dicen que soñar no cuesta nada, prefiero soñar con un mes completo de fiestas y no conformarnos con solo dos lunes del cerro, cuando tenemos para dar mucho mas, ojala que este deseo, que quizás pueda ser el deseo de miles de oaxaqueños, pueda llegar hasta quienes deciden y lo piensen, lo mediten, lo estudien, lo analicen y den los pasos necesarios, pues solo que los que arriesgan llegan a la cima. ....Búsqueme en tuiter como@visionpolitica7

Más en esta categoría: « Pobre Oaxaca. Justicia azul. »