Trasciende el istmo en las notas nacionales.

Después de la tormenta viene la calma, decían, y que aparece un joven colgado y sin vida allá por ensenada La Ventosa; mientras en el puerto, un barco camaronero se hundió tras volcarse. Sin duda alguna, una semana muy accidentada; pregúntenmelo a mí.

Efectivamente mis chamacones y chamaconas, finos lectores, cuando todos los reflectores estaban puestos en el istmo por la alerta emitida ante la presencia de un ciclón, resultó que las notas de impacto no fueron a causa del fenómeno meteorológico, sino de otras circunstancias de las cuales darán cuenta nuestros compañeros reporteros en las notas policiacas.

Sin embargo, aunque celebramos que el ciclón no dejó consecuencias graves, obedeciendo al título de estas líneas hoy vamos a hablar de las notas del pasado fin de semana que lamentablemente colocaron en el plano informativo nacional a nuestra región del istmo.

Nos referimos a los eventos que se desataron tras el supuesto secuestro de una estudiante de la Villa de San Blas Atempa y que terminaron con una video grabación que exhibió a nivel nacional algunos métodos de secado al aire libre que realiza la agencia de investigaciones en Tehuantepec.

El vídeo tuvo muchas reacciones; conjeturas, señalamientos y hasta bromas que relacionaban el hallazgo con las decoraciones de Halloween. Los usuarios de las redes sociales le dieron rienda suelta a su imaginación toda vez que el material audiovisual trascendía ante el silencio de la fiscalía. Fue hasta el siguiente día cuando la dependencia circuló un comunicado en donde daba a conocer los motivos de la presencia de osamentas y marihuana en la azotea de su edificio.

Las explicaciones fueron simples y sencillas, tal vez de ahí lo increíble; pero lo que sí resultó contundente fue la advertencia de que irían tras quienes alteraron el proceso de secado del material óseo y de la hierba seca. Tan fue así que todos se fueron a casita y hasta se olvidaron del tema que había originado la revuelta.

Por otra parte, y cambiando de tema, hasta la galería de vídeos de Milenio y otros medios nacionales llegaron las indignantes imágenes en donde un hombre adulto abusa de una menor de edad a cambio de un supuesto plato de comida en la colonia Moderna de Ciudad Ixtepec.

En las imágenes captadas a discreción en la esquina de un parque, se puede observar a un hombre, identificado como un conocido taquero de la ciudad, besando en la boca a una niña de unos escasos diez o doce años mientras que con la mano derecha le hace tocamientos indebidos.

Tras el abuso, la menor de edad se limpia la boca con el cuello de su playera y el hombre le entrega una bolsa que aparentemente contiene comida; después, con una falsa amabilidad, el tipo le empareja la bicicleta para que ella se suba y se retire.

Cabe mencionar que, efectivamente, por el comportamiento de la niña pareciera que no es la primera vez que lo hacen, toda vez que esta no opone resistencia ni pide auxilio a su alrededor; situación que ha dividido la opinión pública en los comentarios en todos los medios en los cuales se ha difundido dicho material.

Sin embargo, en esa materia la ley es clara; y nadie puede aprovecharse de la necesidad de un o una menor de edad. Una orden de tacos no está por encima de la ley.

Por lo pronto, al taquero ya le han enviado insultos en las redes sociales y le han dicho hasta de que se va a morir. Por otro lado, ayer reportaron que la esquina en donde se ponía el taquero fue vandalizada y que le dejaron mensajes de repudio escritos en las paredes.

Ayer también, el presidente municipal de Ciudad Ixtepec lanzó un mensaje fuerte referente al abuso en contra de la menor. Esperemos que no quede solo en eso, sino que en verdad tomen cartas en el asunto para que, en primera, no se repita la situación; en segunda, se castigue al abusivo sujeto; y en tercera, se canalice a la menor afectada con las instituciones correspondientes para que reciba apoyo moral y psicológico, y si se puede apoyarla en sus carencias económicas, mejor; ya que probablemente es lo que la coloque en un estado de indefensión.

Hasta ahí las tristemente célebres notas que hicieron que muchos ojos y comentarios a nivel nacional se vertieran sobre nuestra región mis chamacones.

Nos leemos en la próxima edición.

Más en esta categoría: « LA GUADAÑA EL TIEMPO DE LA SUMISIÓN »