Año nuevo 2020, un inicio a tambor batiente.

-Tranquilo, papi- le dijo la chamacada al mes de enero tras los sustos que nos trajo en sus primeros días; y es que, en menos de una semana de haber empezado el año, el calendario ya registraba su primer frente frío, una llovizna, un día caluroso con sensación térmica de 37 grados, y para rematar, un sismo de 6.4 en la escala de Richter.

Hola que tal chamacones y chamaconas, finos lectores; aunque ya estamos por concluir la segunda semana del mes, espero que se la hayan pasado de maravilla en las festividades pasadas, y al mismo tiempo, permítanme desearles desde este medio impreso lo mejor para ustedes en este año nuevo.

Si bien es cierto que algunos pusieron en marcha sus objetivos desde el día primero, también es cierto que otros esperaron a que pasara el maratón Guadalupe- Reyes para iniciar con sus proyectos, y otros más, con menos prisa, seguramente estarán esperando a que pase la festividad de la Candelaria para iniciar con los suyos: la dieta y la vida ‘fitness’, por ejemplo.

Pues bien, con estas líneas también deseo que nos vaya bien a cada uno de los compañeros del BBM Noticias y que nuestras familias sean colmadas de bendiciones, entre lo más importante: salud y trabajo.

Por otra parte, pero en el mismo sentido, los invito a que sintonicen y nos acompañen en el noticiero Enlace Interoceánico que dirige y conduce nuestro amigo Alberto Fernández Portilla, el Señor de las Noticias, a través de las estaciones hermanas de la Poderosa; la 99.3 fm Fiesta Mexicana y La Poderosa 107.5 en Minatitlán y Coatzacoalcos en el Estado de Veracruz, así como en el 98.1 fm, la XHEKZ, La Poderosa de Tehuantepec, de 1 a 3 de la tarde; dos horas de información y de sano cotorreo con los amigos periodistas, Martha Izquierdo, Alberto Fernández Portilla, Edwin Meneses, Christian Nolasco, el Shuana Gaby, Fernando Cruz López desde la capital oaxaqueña y Chuchín García desde Coatzacoalcos, Veracruz, entre otros; se pone bueno, dijera aquél.

Del mundo mejor ni hablamos, esos también empezaron con tambores, pero de guerra, y estas líneas son para los buenos deseos y para que viva la paz.

Por hoy es todo mis chamacones, nos leemos en la próxima edición.