Entre el fanatismo y la demagogia

´No era penal´, el gol de CR7.

´Pues no llegué´, AMLO.

Medicina vs Derecho.

Hola que tal chamacones y chamaconas finos lectores, vaya caudal de información que se dio durante esta semana y que generó datos y reacciones que dividieron nuevamente a la opinión pública, pero como dijo Jack el Destripador mis chamacones, vámonos por partes!!!

No era penal, dicen los Messizombies.

El contacto fue mínimo, no era penal, dicen con el hígado en la mano ante la eliminación del Barcelona de la Champions League. He ahí el detalle, que del penal que hablan los ´haters´ de CR7 ni siquiera fue contra ellos sino del partido entre el Real Madrid y la Juventus. Así la polarización de la opinión, si no es para mí o si me va mal a mí, en automático descalifico lo que tu hagas, sin importar las reglas del juego ni la objetividad. Lo bueno que estos es solamente entretenimiento, fanatismo, de ahí no pasa a más, pero aguas FIFA, el mundial está a la vuelta de la esquina y las formas son muy importantes para transparentar y validar cualquier tipo de resultados, mas allá de lo que la pasión manda.

Pues no llegué!

¿Qué haría si tuviera un compromiso ante la ONU y los aviones comerciales en donde piensa transportarse tuvieran un retraso? Le preguntó la entrevistadora a AMLO. ´Pues no llegué´ respondió el candidato presidencial sin ningún reparo. Aguas, hemos dicho antes que polarizamos la opinión pública con la única intención de sacar raja política. Con la respuesta tan a la ligera de AMLO ante un supuesto, nos confirma que realmente no tiene soluciones concretas ni prácticas para suplir todo aquello de lo cual quiere prescindir.

El tema en su momento le generó adeptos, la famosa frase ´ese avión ni Obama lo tiene´ fue un ´hitazo´, sin embargo, a buena hora nos damos cuenta que sólo fue eso, una declaración y señalamiento sin base o análisis de cuán necesaria es la aeronave para lo que es la presidencia, ya no digamos para el presidente en turno. Ahora imagínense la agenda tan apretada ante los desastres naturales que últimamente nos traen del tingo al tango, temblores por aquí, huracanes por allá. No pues ya no llegué. Vaya pen…samiento.

Viene lo bueno, Medicina vs Derecho.

Este tema si se puso bueno mis chamacones, aquí no se trató de pasión ni fanatismo ni de locuras tropicales por aspiraciones políticas, aquí nos tocó ver realmente un tema de Estado, Sociedad y Derecho.

Un niño muere durante una operación quirúrgica por un codo fracturado. Ante la denuncia de los padres del menor, el médico es señalado por la fiscalía y encarcelado por homicidio ´doloso eventual´.

La ciudadanía -entre ellos aquellos que repudian la desaparición de los 43- ahora dio la espalda a los padres de este menor y salieron a favor de la siempre noble profesión de los médicos.

Sin maniqueísmos ni polarización, pudimos ver que la ciudadanía hizo uso del sentido común, ´ningún médico te interviene con la intención de matarte´, decían, sin embargo, para los estudiosos de Derecho, el señalamiento por homicidio aplica, faltaría ver solo si es culposo o doloso, con o sin intención, en pocas palabras.

La sociedad no condenó a los médicos cuya labor siempre conlleva un riesgo, ni aprovechó para satanizar la ´mala praxis´, tampoco reprochó a los padres del menor su descuido para que el niño llegara a estar a tan corta edad, ante una plancha quirúrgica, no, y si hubo intentos, solo fueron comentarios vagos en redes sociales desde cuentas anónimas y ficticias, en general, el tema fue abordado y tratado con mucha responsabilidad mediática.

Tuvieron que intervenir las autoridades para que esto no se hiciera un problema de Estado, toda vez que los médicos, en última instancia, se negarían a laborar en instalaciones -sobre todo del sector salud- que no fueran aptas y que los colocaran en una posición vulnerable en el ejercicio de su profesión.

Al momento de cerrar estás líneas, la puesta en libertad del médico era inminente. Así fue como se vivieron las horas cruciales de este tema cuyo juicio y fallo pudo haber desencadenado reacciones sin precedentes en nuestro estado y tal vez en el país entero. Entre ellas, el encarecimiento de los servicios médicos o la negativa de los médicos a operar de urgencia ante el temor a las demandas.

Ahí está mis chamacones, poco a poco se van descubriendo las opiniones fanáticas, los discursos demagogos y la verdadera y auténtica vox populi ante los problemas reales de nuestra sociedad.

Por hoy es todo mis chamacones, nos leemos en la próxima edición.