Está aquí: InicioOpinionJosé Villalobos GallegosEXPLOSION EN COATZACOALCOS

EXPLOSION EN COATZACOALCOS

Escrito por  José Villalobos Gallegos* Publicado en José Villalobos Gallegos Viernes, 29 Abril 2016 11:13
Valora este artículo
(0 votos)

El número de muertos por la explosión del pasado 20 de abril en la planta Clorados III de la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV), operada por Mexichem y Pemex en el Complejo Petroquímico de Pajaritos ascendió a 32, según indicaron las empresas en un comunicado.

Sin embargo es importante mencionar que los efectos de este grave accidente, pueden no quedarse solo en las muy lamentables pérdidas de vidas humanas. En lo particular, la población de Coatzacoalcos y el resto que vive en el área afectada por la explosión, y la sociedad mexicana en general tenemos derecho a ser informados con veracidad si después de la explosión, queda algún riesgo potencial para la población.

Es fundamental que las autoridades actúen con toda transparencia e informen cuales fueron las causas del accidente así como los potenciales impactos para la salud humana y el ambiente, que puedan causar las emisiones de tóxicos liberadas por la explosión.

En el Complejo Petroquímico Pajaritos se produce cloruro de vinilo, químico utilizado para fabricar PVC, y el Cloruro de vinilo se encuentra en forma de gas y líquido, por lo que los expertos afirman que al inhalarlo o estar en contacto con la piel puede causar irritación, mareo, dolor de cabeza y sensación de desmayo; pero cuando la exposición es crónica (por más de un año) puede producir graves problemas en la piel, las articulaciones y alteración hepática, incluso puede provocar fibrosis hepática y es capaz de producir mutaciones en el material genético por lo cual afecta la reproducción y es altamente cancerígeno.

Por lo anterior es de suma importancia y por demás urgente que se determine e informe con claridad qué tipo de compuestos químicos contenía la nube que se produjo, ya que es probable que partículas de éstos persistan en la atmósfera y en el lecho del río Coatzacoalcos. Aunque ya se dio una declaración del coordinador nacional de Protección Civil de Gobernación, Luis Felipe Puente, quien explicó que se tomó la determinación de levantar de manera oficial el alertamiento

en Coatzacoalcos luego de la explosión debido a que ya no hay contaminantes en el ambiente, es necesario un diagnóstico más preciso por parte de expertos en la materia.

El director de Pemex, José Antonio González Anaya dijo a la prensa que llegará hasta las últimas consecuencias, para conocer las causas de la explosión en el complejo petroquímico y que ya están llegando especialistas independientes en la materia para realizar la investigación; la preocupación del funcionario debe seguir acompañada de un firme diagnostico que disipe todas las dudas de una población cansada de los daños que la falta de cuidado de Pemex ha provocado.

González Anaya añadió que no se puede especular sobre las causas de la detonación, pues hasta el momento se sabe que el incidente fue ocasionado por una fuga en la planta de vinilo, que es altamente inflamable.

Consecuentemente, ni el gobierno de Veracruz ni Pemex pueden darse el lujo de exponer a la población, es por eso que deben monitorear de manera inmediata la presencia de químicos peligrosos en la zona, y darlo a conocer de manera oportuna mientras se toman las medidas precautorias necesarias con la población, Esto será crucial para minimizar los efectos de este terrible accidente para las comunidades locales y el medio ambiente.

Este accidente es sólo un ejemplo del pésimo manejo que se le da en nuestro país a las sustancias tóxicas peligrosas: no hay regulación suficiente, en México se permite el uso de miles de químicos prohibidos. Por el contrario a lo que sucede en otros países, en México no hay vigilancia suficiente del cumplimiento de los lineamientos de manejo de esas sustancias y eso, con explosiones o sin ellas hace de este tipo de complejos petroquímicos un riesgo en sí para las comunidades donde se encuentran instalados.

Por lo que toca a la empresa Mexichem, copropietario con Pemex del complejo petroquímico Pajaritos, Antonio Carrillo, director general ha negado que existiera una fuga previa a la explosión que ha dejado hasta ahora un saldo de 32 muertos.

Carillo fijó la cifra de muertos en 32, de los cuales faltan dos por identificar, y rechazó que el número de víctimas fatales pueda aumentar porque, según él, pues “no hay un solo trabajador que haya entrado a la planta que este desaparecido”.

Además afirmó que en la planta no había personal de Mexichem pues es administrada por la Sociedad Petroquímica Mexicana de Vinilo. Las 32 personas que fallecieron, afirmó, “son contratistas”.

El directivo indicó que los peritos ya están entrando a la planta para investigar los hechos y que ya tienen en su poder todos los documentos necesarios. Esto es lo que consideramos muy importante; que sea un peritaje realizado por expertos en la materia, y que el diagnostico que resulte no se presente a la sociedad mexicana de manera sesgada.

Se presume que por las dimensiones de la planta los análisis técnicos tomarán tiempo, ese tiempo es concedido, sin embargo deben los copropietarios comprometerse que la investigación por el accidente se haga pública dentro de un plazo razonable, dando prioridad a brindar seguridad al personal técnico que está llevando a cabo los peritajes.

La investigación de los hechos, para deslindar responsabilidades, se lleva a cabo por la procuraduría estatal, en coordinación con la Procuraduría General de la República (PGR), con lo cual se urgirá a quien resulte responsable, que se cubrirán cabalmente las indemnizaciones a los deudos de los fallecidos.

Conviene mencionar que la reciente explosión en el complejo petroquímico Pajaritos, no es una situación aislada, tan solo en el último año se han dado otros dos accidentes en el mismo complejo y algunos más en diversos complejos petroquímicos de la misma ciudad.

Asimismo es importante resaltar que la zona sur del estado de Veracruz es una de las regiones más importantes del país en materia de explotación petrolera, gran parte de su economía gira en torno a los trabajadores de Pemex y de las empresas que trabajan para la empresa productiva del estado.

*Es Abogado y Analista Político.

Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 1487 veces

Facebook