Está aquí: InicioOpinionLa historia en breveLuis Videgaray no se distrae con encuestas

Luis Videgaray no se distrae con encuestas

Escrito por  Ciro GÓMEZ LEYVA Publicado en La historia en breve Miércoles, 16 Marzo 2016 08:14
Valora este artículo
(0 votos)

Al menos eso me aseguró el secretario de Hacienda. Mientras transcribía la charla, me vino a la mente una frase del novelista inglés Ian McEwan sobre la experiencia y la vejez. Dice que lo triste es que, justo cuando aprendes a vivir, cuando le coges el truco a la vida, tienes que hacer el check out.

Después de varios meses de turbulencias, Luis Videgaray parece por fin un hombre en su lugar y momento. Ya no trae rostro de pesadumbre ni transmite ese estrés sofocante de quienes deben ocuparse con urgencia de todo en todas partes. Creo que Videgaray le cogió el truco al personaje público Luis Videgaray.

Por eso me cuesta creerle que no le quite el sueño el índice tan bajo que marca en las encuestas electorales camino a 2018. Me cuesta porque ahora sí puede hablar de una estrategia exitosa para darle cierta estabilidad al peso ante el dólar, el auge del consumo interno, la creación de empleos, la inflación amansada, la expansión del crédito e, incluso, de un tímido pero persistente crecimiento de la economía que otras naciones ambicionarían.

Nuestra economía tiene muchas cosas positivas y un futuro alentador, me repitió, sabedor de que hoy viene apuntalado por la aclamación de los banqueros nacionales y frases elogiosísimas de titanes globales, como el inversionista Larry Fink (“Sólo hace falta que los propios mexicanos se sientan bien consigo mismos, porque realmente están haciendo bien las cosas”) y el estratega George Friedman (“México es la envidia de Latinoamérica”).

Sin embargo, estás muy bajo en las encuestas, machaqué. Creo que sería grave que el secretario de Hacienda estuviera preocupado por esas encuestas, se defendió. Pobres números, contraataqué. La instrucción que tengo del Presidente desde el primer día es cuidar la estabilidad, fortalecer la hacienda pública y tomar las medidas necesarias, que no siempre son gratas adentro ni afuera del gobierno, se parapetó.

—¿No te consideras un precandidato, Luis?

—Lo único que me considero es secretario de Hacienda. Y muy mal haría el secretario de Hacienda en distraerse con números distintos a los de la economía. Y para hacer bien este trabajo hay que despegarse de la popularidad.

—¿No me digas que no ves esas encuestas?

—Me las encuentro porque están en las primeras planas de los periódicos. Tengo una chamba extraordinariamente importante y muy delicada y a eso me debo dedicar. Y creo que para los mexicanos, y para los mercados financieros, sería una mala señal que el secretario de Hacienda anduviera distraído en esas cosas.

Videgaray, pues, haciendo check out. Al menos eso entendí.

MENOS DE 140. Emilio Lozoya hizo cosas francamente positivas en Pemex y con él tengo una relación cercana y cálida: el propio Videgaray.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 418 veces

Facebook