Está aquí: InicioOpinionLa historia en breveSi mi hijo hubiera violado a Daphne, yo mismo lo entregaba

Si mi hijo hubiera violado a Daphne, yo mismo lo entregaba

Escrito por  Ciro GÓMEZ LEYVA Publicado en La historia en breve Miércoles, 04 Mayo 2016 08:07
Valora este artículo
(0 votos)

El drama de Daphne y los llamados Porkys de Veracruz da un giro que no por previsible, deja de ser tremendo. Los padres de los tres jóvenes acusados de violar a la joven menor de edad en enero de 2015 han pasado decididamente a la ofensiva.

Los padres de Enrique Capitaine, Diego Cruz y Jorge Cotaita acusaron ayer en Veracruz al padre de Daphne, Javier Fernández, de privación ilegal de la libertad, extorsión y amenazas. Lo hacen cuando sobre sus tres hijos hay orden de aprehensión y ficha roja de Interpol para ser localizados fuera de México. “Al menos el mío está en Veracruz, nunca ha salido de México, como falsamente se anduvo diciendo”, me aseguró ayer Felipe Capitaine, el padre de Enrique.

Sabedores de que momento, circunstancia y narrativa están en su contra, los señores denunciaron al señor Fernández por encerrarlos en el local de otro señor al que también acusaron, Ricardo Fernández, el 29 de abril de 2015. Ahí los habrían hecho llegar mediante mentiras. Ahí los grabaron, a ellos y a sus hijos, para dar vida al video en que los jóvenes aceptan haber abusado de Daphne.

Explican que los insultaron, amenazaron y atropellaron. “El mentiroso de Fernández me dijo que mi hijo estaba metido en un grave problema”, narra Capitaine. “Y yo le respondí que si lo que decía era verdad, yo mismo entregaría a mi hijo a la autoridad”.

—¿Por qué la denuncia por extorsión?

—Casi al final de la reunión, nos pidieron dinero para una fundación de niñas violadas que estaban formando.

—¿Cuánto dinero?

—A mí me pidieron un millón de pesos. Lo tomo como una extorsión por las condiciones en que se dio, y porque me amenazaron de que si no daba el dinero, mi hijo sería denunciado, cosa que al final pasó.

Explica Capitaine que denunciaron desde octubre, pero que el Ministerio Público no movió el asunto. Insistieron en marzo, “pero nunca se nos concedió una sola cosa de las que solicitamos, ni a nosotros ni a nuestros hijos”.

Lo cierto es que su Enrique está prófugo, como Diego Cruz y Jorge Cotaita. Felipe Capitaine viene hoy a la Ciudad de México. Con todas las de perder. Y con una frase durísima: si mi hijo hubiera violado a la chica, yo lo habría entregado. Con un tajante: mi hijo no la violó.

Paso a paso, la historia de Daphne apunta para convertirse en el antes y el después de las agresiones sexuales en México. Si no lo es ya.

MENOS DE 140. Caso vocacionales del Politécnico: el semáforo de la SEP pasa de amarillo a naranja. Hoy es un día crucial en la negociación.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 389 veces

Facebook