Está aquí: InicioOpinionLa opinión de PiñónEso que llaman política

Eso que llaman política

Escrito por  Pedro PIÑÓN Publicado en La opinión de Piñón Viernes, 31 Marzo 2017 14:33
Valora este artículo
(0 votos)

.-Vivir fuera del presupuesto: ¡Error!

 

Decía el diplomático Gariguzeta, por cierto veracruzano de los que ya no hay, porque  se dio un plomazo cuando lo intrigaron de manejar la guerrilla como embajador de México en Guatemala, y lo cesaron de mala fe, que vivir fuera del presupuesto era vivir en el error. Todo lo aceptaba menos salir del erario. Frase que se volvió una lección magistral que debiera estar escrita en el senado con letras de oro, porque de ahí son los saltos de gatos de los que se andan placeando en el poder político, aunque sea de suplentes.

La situación en México es grave, en todos los medios que se han abierto a fuer de patadas y una lucha encarnizada, para conseguir un espacio dentro del ámbito de la libertad de expresión, la lucha contra las formas del orden establecido al parecer se están dando en la prensa donde se hacen acres señalamientos y análisis crudos y de fondos, cosa que a algunos temerosos y pusilánimes se espantan y se van por las de vida diego orando al padre nuestro. Prefieren el camino cómodo como decía Cesar Gariguzieta, ni los más valientes caen en el error.

LOS SEÑALAMIENTOS son muy crudos. “Solo el gobierno no se da cuenta viviendo en el limbo o flotando de muertito. Mientras que el sector productivo cada vez recibe menos, más se hunde en la crisis, estos infelices inventan nuevas formas de apropiarse de la riqueza de los que la producen, y hasta plantean una nueva “Reforma Fiscal”, léase más impuestos para los infelices cautivos.

Esto es más que otra cosa la apropiación de la poca riqueza que el sector productivo de la economía produce, para mantener a un montón de parásitos. Que cierto es en México aquello de que “Vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”, la burocracia no se preocupa de perder el empleo, no se preocupa de perder valor adquisitivo en su salario, pronto se lo repondrán, no se preocupan de ahorrar para el retiro, tendrán sus jugosas jubilaciones y pensiones incluso más altas que su último salario vigente, recibirán cuantiosos aguinaldos, de hasta seis meses, como en el IMSS, les premiarán por llegar a tiempo, como si eso no fuera su obligación, los maestros tendrán dos plazas, para que se jubilen doble, y luego que hereden o vendan las plazas. Son los ciudadanos de primera, son los ciudadanos que viven de la apropiación mediante la coerción y compulsión de la riqueza generada por los mexicanos de segunda, los parias, los siervos, los esclavos, como en el más despótico régimen feudal, que cometemos el pecado de producir bienes y servicios, esto es riqueza que será apropiada por los primeros.

La economía se hunde, y el Estado Mexicano permanece impávido, planeando como “reponer” la caída en los ingresos con alguna nueva “Reforma Fiscal” que se dará tan pronto los sátrapas por los que van a votar el 5 de julio se instalen en el Congreso y que “Por unanimidad” claro, cómo no van a tener consenso aprobarán nuevos impuestos para continuar con la expoliación fiscal hasta estrangularnos.

¡¿Cómo la ve, Mister Watson?!

Leímos que Aristóteles más cabroncito que Platón, algo así como López Obrador, condenó la democracia con mayor elementos de que no podía ser la panacea ni mayormente perfecta, Platón dijo que era perfectible, pero de sí todos buscan otra forma de participación social que supere la vilipendiada democracia, que si en su naturaleza es noble porque es el mando del pueblo, ha caído en las garras de unos cuantos que la manipulan  utilizan su nombre para cometer los excesos violatorios electorales.

 

 

Visto 55 veces

Facebook