Está aquí: InicioOpinionTras la puerta del poderInició el maratón electoral de 60 días

Inició el maratón electoral de 60 días

Escrito por  Roberto Vizcaíno Publicado en Tras la puerta del poder Martes, 04 Abril 2017 08:58
Valora este artículo
(0 votos)

El domingo pasado, las dirigencias de los partidos y cada uno de los 21 candidatos que compiten por las gubernaturas del Estado de México, Coahuila y Nayarit, iniciaron un sinuoso, caro y muy competido maratón electoral que luego del domingo 4 de junio sólo tendrá 3 ganadores.

Junto con ellos pelearán quizá unos 1,600 aspirantes a alcanzar 270 alcaldías y 55 diputaciones locales en los estados de Coahuila, Nayarit y Veracruz: en total 325 cargos de elección.

Todos ellos corren ya con diversas estrategias para llegar e intentar convencer para que voten por ellos a la mayoría de los 11 millones, 23 mil 636 ciudadanos que se tiene registrados en la Lista Nominal del Estado de México; a los más de entre el 1 millón 992 mil 36 que están en esa lista en Coahuila y a la mayoría de los 793 mil 543 registrados en Nayarit, así como motivar a las mayorías de entre los 5 millones 582 mil 729 veracruzanos con credencial de elector que viven en los 212 municipios de ese estado, que en esta ocasión solo van por las alcaldías.

El domingo en el Estado de México -considerado por partidos, aspirantes, analistas y medios informativos-, como la joya de este proceso, llegaron a la salida de este maratón los siguientes candidatos: Alfredo del Mazo por PRI-PVEM y PES; Josefina Vázquez Mota por el PAN; , Juan Zepeda por el PRD; Delfina Gómez por Morena-AMLO; Oscar González Yañez, por el PT y los independientes Isidro Pastor y María Teresa Castell de Oro Palacios, que así se llama.

Por Coahuila arrancaron la contienda: Miguel Ángel Riquelme, candidato del PRI y PVEM; Guillermo Anaya, del PAN; Mary Thelma Guajardo, por PR y Armando Guadiana Tijerina candidato de Morena-AMLO y los independientes Luis Horacio Salinas y Javier Guerrero.

En Nayarit compiten: Manuel Cota por PRI y aliados; Antonio Echavarría (hijo del exgobernador del mismo nombre), por la única alianza del PAN y PRD en estas elecciones; y Miguel Ángel Navarro por Morena-AMLO.

Como independientes en este estado compiten Víctor Manuel Chávez, Antonio Ayón e Hilario Ramírez.

De todos ellos sólo habrá al final 3 ganadores.

En cada caso compiten bajo condiciones particulares. Por ser el Estado de México el más poblado del país, el más rico en percepciones presupuestales (unos 250 mil millones de pesos al año; un billón 830 mil millones durante un sexenio), y por su condición de entidad que rodea a la capital del país, además de ser el más industrializado de la república, este estado es el que atrae las mayores atenciones de medios y los centros de poder político y económico.

En los 3 estados, como en las alcaldías más importantes en Veracruz (hay al menos 30 municipios de la mayor importancia en esa entidad, sólo podríamos mencionar los casos de Poza Rica, Coatzacoalcos, Jalapa, Puerto de Veracruz, Tuxpan, Minatitlán, etc), el partido y candidatos a vencer son el PRI y los tricolores.

Los sondeos van y vienen, pero los más serios advierten que al arranque en el Estado de México el priísta Del Mazo inició campaña con 24.7 por ciento de preferencias electorales a favor, seguido por la panista Josefina Vázquez Mota que cuenta con el 18.4 por ciento a favor seguida de Delfina Gómez de Morena con 16 por ciento.

Debajo de ellos va el perredista Juan Zepeda por el PRD. Los independientes suman 5.6 por ciento de simpatías y en los sondeos existen al menos 25 por ciento de indecisos.

De una u otra forma este escenario se repite en Coahuila y Nayarit.

La verdad es que todo ello se modificará rápidamente a partir de las campañas de promoción y recorridos que realizarán todos los candidatos.

Las experiencias recientes en México y otros países advierten que hoy no existen ya elecciones seguras para nadie, y que en este contexto cualquiera de los contendientes puede ganar, hasta el más absurdo.

En ello contará todo lo que pase en este lapso, desde la captura de alguno de los gobernadores en fuga, o la caída de algún otro que, como el fiscal de Nayarit, Edgard Veytia, pueda ser detenido por narco o delincuente organizado.

El contexto

Por lo pronto, y para dejar en claro que este proceso no será para nada terso, los dirigentes del PRI y PAN, Enrique Ochoa Reza y Ricardo Anaya, participaron en este arranque con sendas declaraciones.

El priísta acusó a Ricardo Anaya y resto de panistas, así como a Andrés Manuel López Obrador y los de Morena como “expertos en difamación e hipocresía… engañan y simulan ante sus desventajas en preferencias electorales”, afirmó.

Destacó que, en contraste, los candidatos priístas van a la cabezade los sondeos, porque fueron elegidos en procesos internos de unidad e inclusión, y harán campañas propositivas, limpias y austeras, recorriendo las regiones de sus estados.

“El PAN… doble moral… propenso a la mentira. Fue el partido que instauró en México la guerra sucia, las campañas negras y la lucha de lodo… ahora avienta la piedra, acusa sin pruebas y esconde la mano, es el rey de la hipocresía. No le permitiremos que engañe a las mexicanas y mexicanos. El panismo no sabe hacer campañas propositivas”, subrayó.

Y sentenció: “Los mexicanos ya los conocen…”

Respecto de Morena comentó que al igual que los panistas, “simulan ser lo que no son”.

Anaya acusó registro de inmediato de lo dicho por Ochoa Reza, y a su vez pidió a la ciudadanía en Estado de México, Nayarit, Coahuila y Veracruz “no dejarse intimidar por el PRI”.

Y agregó: “el PRI sólo aparece en procesos electorales y desaparece una vez pasadas las elecciones”.

Dijo que vigilará que el PRI no atente contra el voto libre.

“Que quede bien claro: no les vamos a dejar pasar ni una… para denunciar todas y cada una de las ilegalidades”, afirmó.

El PAN listo para enfrentar la guerra sucia, advirtió: Y volverá a ganar a “trampas, chantajes y mentiras”, aseguró.

Otros

A candidatos y partidos en contienda, se han unido ya la Iglesia Católica, al denunciar la Arquidiócesis Primada de la Ciudad de México, que encabeza el Cardenal Rivera Carrera, que es improcedente el uso millonario de recursos públicos en el proceso electoral del próximo junio, y en especial que en el Estado de México se utilicen programas sociales para la compra de votos.

Con contento con meter con sus declaraciones a su Iglesia en esta contienda electoral, el cardenal adelantó que sólo en estas elecciones se gastarán más de 4 mil millones de pesos, algo que es escandaloso.

Como el cardenal, senadores y diputados de la oposición se preparan para demandar hoy en sus respectivas tribunas vigilar y contener el gasto fuera de los topes fijados por las autoridades para cada entidad.

Los opositores en el Senado y San Lázaro exigirán de la misma forma el cese de los programas gubernamentales en los 4 estados con comicios, programas que, afirmaron, están siendo aplicados para favorecer al PRI y sus candidatos.

En fin, nada que no hayamos visto anteriormente, simplemente el viejo uso de los métodos ya conocidos.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 169 veces

Facebook