Está aquí: InicioOpinionTras la puerta del poderDuarte y Yarrington, ¿qué sigue?

Duarte y Yarrington, ¿qué sigue?

Escrito por  Roberto Vizcaíno Publicado en Tras la puerta del poder Lunes, 17 Abril 2017 08:16
Valora este artículo
(0 votos)

Capturados con apenas 7 días de diferencia, los exgobernadores de Tamaulipas y Veracruz Tomás Yarrington y Javier Duarte plantean los siguientes 3 grandes retos para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto:

1) recuperar lo que se robaron;

2) revelar sus redes delincuenciales (con nombres, cargos e identidades) y actuar a fondo contra ellas, sean quienes sean quienes las compongan;

3) e ir al castigo más amplio contra todos ellos.

Y aun haciéndolo, en el improbable caso de que lo haga, todavía habrá sin duda muchos mexicanos que no crean que su gobierno va en verdad en contra de la corrupción.

Lo demás es hoy pura alegoría mediática y manipulación electoral.

Hoy lo menos importantes es si los deportan mañana, la próxima semana o en medio año. Están tras las rejas y, salvo un providencial infarto, no tienen salvación en esta tierra.

El tema es: ¿con Yarrington y Duarte pasará lo mismo que con Jesús Reyna, exgobernador interino de Michoacán; Andrés Granier, el ex de Tabasco; Luis Armando Reynoso Femat, ex de Aguascalientes o Guillermo Padrés, ex de Sonora?

En esos 4 casos de exgobernadores encarcelados, ni se ha dictado sentencia, apenas se han recuperado algunos cuantos pesos de lo robado, y no hay colaboradores ni cómplices que los acompañen en sus celdas.

El tiempo se ha encargado del olvido público y mediático.

Por eso y más los mexicanos ya no creen y menos confían en su Gobierno y quienes lo encabezan.

En los hechos todos sus casos han derivado en una exoneración y liberación de bienes mal habidos, que son utilizados sin el menor recato por sus hijos, esposas y otros beneficiarios.

Los detenidos saben que ya no tendrán más libertad ni opciones, pero que no se tocará ni a sus bienes y recursos, ni a sus familias. Y aceptan el castigo.

Eso ha pasado igual con otros, el ejemplo más reciente es el de Joaquín “El Chapo” Guzmán. Él se fue al infierno, pero sus hijos y demás familia son hoy inmensamente ricos.

Dentro de lo malo, eso es lo bueno.

Quizá por eso sonreía Javier Duarte luego de ser capturado en el hotel Riviera del Lago Atitlán, ese paraíso sin comparación en Guatemala.

Él sabía que algún día, más pronto que tarde, sería capturado. El mejor mensaje para él fue que, al ser detenido, su esposa Karime Macías era liberada. Eso significa que el castigo será para él, pero los beneficios son todos para su familia.

El mensaje implícito fue más amplio al saberse que ni su cuñada y esposo, ni su suegra que viajaron en un vuelo particular de Toluca a Guatemala para llevarles a sus 3 hijos, fueron tocados. Nadie siquiera los interrogó, a pesar de estar en el mismo hotel desde un día antes.

Al buen entendedor pocas pero efectivas acciones o inacciones.

Algo similar ocurrió en el caso de Tomás Yarrington. Nadie más que él fue tocado.

Por eso quienes esperan que ambos mandatarios “canten” cuando arriben a México, caen en la ingenuidad.

No, no van a decir ni revelar nada. De eso depende que nada de lo obtenido ilegalmente se toque. Que sus familias queden libres y ricas, muy ricas. Y que ellos no sufran algún incidente que les pueda costar caro dentro de las celdas donde pasarán gran parte del resto de sus vidas.

A contrapelo el juego incluye hoy una acción decidida del Gobierno por afectarlos lo más posible. Hacer que se crea que en verdad hay castigo divino en esta tierra.

Por ello los retos que apunto el inicio de este texto para ser cumplidos por el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

Por lo pronto, en ambos casos, en el de la captura de Yarrington y en la de Duarte quienes advirtieron a las autoridades locales tanto en Florencia, Italia, como en Atitlán, Guatemala fueron agentes de la PGR.

En ambos casos operó el Cisen y los equipos de Inteligencia de la PGR y la Policía Federal. En ambas capturas estuvieron presentes agentes de esas corporaciones. En Guatemala fue hasta ofensiva su presencia. Había más agentes mexicanos que guatemaltecos y de la Interpol.

Habrá sin embargo quienes crean, como mi examigo Pereyra, que todo eso estuvo operado por instrucciones del departamento de Estado de los Estados Unidos. Sí cómo no.

Los eternos y persistentes (aunque sea cacofónico) incrédulos que se auto-envenenan con el odio a lo que les proporciona estabilidad e ingresos.

Inicia, pues, ahora la etapa del reto.

Y falta el único que queda ya en las fichas rojas de la Interpol: el exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, cuya captura, no dudemos, quizá sea la noticia de fines de esta semana.

Habrá fiscal

Por lo pronto esta semana quizá finalmente salga en el Senado de la República el nombramiento del Fiscal Anticorrupción.

Ello se desprende de las declaraciones de Emilio Gamboa, líder de los senadores del PRI; de Alejandra Barrales, senadora y presidenta del PRD y de Fernando Herrera, coordinador de la bancada panista y presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta.

Gamboa Patrón afirmó que no hay duda, el Senado tendrá el consenso para ir a la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en materia de Desaparición de Personas y a para sacar adelante el nombramiento ya retrasado del Fiscal Anticorrupción.

Si hay necesidad, afirmó, habrá incluso período extraordinario.

El coordinador de los priístas afirmó que dentro de su grupo no hay temas intocables. Y coincidió con los otros coordinadores en que para avanzar deberá haber consensos.

Alejandra Barrales a su vez, advirtió que la coordinadora de su grupom la senadora Dolores Padierna trabaja en ese consenso a fin de que el Senado esté en condiciones de sacar adelante a dicho fiscal.

Ese consenso servirá para designar a un fiscal que no genere dudas ni cuestionamientos, agregó.

En este contexto, el senador aguascalentense Herrera Ávila, presidente además de la Jucopo consideró que la única vía para designar al Fiscal Anticorrupción es por la vía del consenso.

“Será con el consenso de todos los grupos parlamentarios a partir de una reflexión profunda en torno a los perfiles de los candidatos”, subrayó.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 28 veces

Facebook