Está aquí: InicioOpinionTras la puerta del poderPleitazo Yunes-AMLO, ¿inicio de una batalla presidencial?

Pleitazo Yunes-AMLO, ¿inicio de una batalla presidencial?

Escrito por  Roberto Vizcaíno Publicado en Tras la puerta del poder Lunes, 15 Mayo 2017 08:46
Valora este artículo
(0 votos)

Todas las encuestas colocan a Andrés Manuel López Obrador como el puntero en la presidencial del 2018.

Enfrente tiene al menos a una decena de aspirantes priístas, panistas y perredistas –y uno que otro independiente- de los cuales no se hace uno.

El grupo opositor al popular tabasqueño, vive en medio de la indefinición y el conflicto.

Los priístas, conforme a sus códigos internos, le hacen al “tapado” en una exasperante espera de que el dedo de Enrique Peña Nieto escoja a uno de ellos.

Los panistas compiten abiertos en una carrera interna que no tiene más destino que el de la ruptura y los perredistas, hundidos en todos los sondeos, simplemente no pintan.

De todos los independientes no existe realmente hasta el momento ningún “Macron” mexicano que sea en verdad una opción de Gobierno.

En este contexto corren innumerables versiones sobre distintas alternativas para enfrentar a López Obrador y una de ellas es la de que Miguel Ángel Yunes podría ser el contendiente ideal para derrotar al de Macuspana.

Político al fin, Yunes viene midiendo esta posibilidad desde fines del año pasado.

Con una gubernatura de transición de apenas casi 2 años en la bolsa, sin mayores alternativas que quizá ser senador en la siguiente legislatura, con 2 hijos que le pisan los talones en la carrera política, Yunes Linares medita y acciona.

Sabe que dentro del panismo todo apunta al desastre. Y que dentro de ese desastre él podría ser agua fresca para competir en serio por la Presidencia de la República en 2018… con grandes posibilidades de llegar si logra mantener en su capote las embestidas de López Obrador.

Hasta hoy el tabasqueño no ha caído en la confrontación con nadie más que con él.

Y al hacerlo, AMLO se muestra vulnerable. Muy vulnerable.

Hay quienes se preguntan: ¿por qué AMLO pelea con Yunes si este es un corrupto?

La respuesta del de Macuspana podría ser muy probablemente la misma que se hace Yunes Linares: porque el actual gobernador veracruzano quizá vaya a ser su más duro contendiente en el 2018.

La muestra de ello la acaba de dar Yunes Linares el fin de la semana pasada, cuando retó a López Obrador a un debate en Cordoba, Veracruz, frente a medios informativos de todos los niveles y destinos, al término de su gira por esa región.

Sabedor de que el tabasqueño eludiría, Yunes le recetó el primer gran golpe político y electoral en serio, a través de adelantarle públicamente 10 preguntas que le haría en ese hipotético debate:

1.- ¿De qué vive?

2.- ¿Cuánto pagó de impuestos en los años 2015 y 2016?

3.- ¿En qué trabajan sus hijos mayores de edad?

4.- ¿Cómo resolvería el problema de seguridad pública que vive México?

5.- ¿Por qué agrede López Obrador a las Fuerzas Armadas, principalmente Ejército y Marina?

6.- ¿Por qué defiende a los huachicoleros, que roban combustible?

7.- Ha dicho que la seguridad se resolverá sentando a la mesa a todos los actores que participan en el problema. Le pregunto: ¿va a sentar también a los cárteles de la delincuencia organizada?

8.- ¿Recibe dinero de la delincuencia organizada para sus actividades públicas y privadas?

9.- ¿Cuántas recaudadoras, además de Eva Cadena y Delfina Gómez, tiene? Tiene varias más, las voy a dar a conocer.

10.- ¿Cuánto le dio Javier Duarte para la campaña 2016 y cuánto para años anteriores?

Y agregó:

“(Andrés Manuel López Obrador) No solo es un corrupto que tiene recaudadoras de fondos ilícitos para sus actividades, sino que al mismo tiempo, protege a la delincuencia”, “Espero que no le saque. ¡No le saques López Obrador, no le saques lagarto!... mañana nos vemos en Córdoba. Debatimos frente a la gente, que esté la televisión, que esté la radio, que estén los medios, que estén las redes. Ahí se verá que lo único que sabes es difamar y mentirle a la gente”.

Al menos la mitad de las preguntas de Yunes son verdaderas bombas de profundidad para AMLO.

Una vez expuestas, las continuará exhibiendo cada que López Obrador se presente en Veracruz… o en cualquier otro escenario.

Pero lo verdaderamente importante es que con ese decálogo, Yunes Linares se coloca como el contendiente natural de AMLO en la arena electoral presidencial.

El mensaje entonces no sólo es para el tabasqueño, sino para los panistas y sus dirigentes, quienes no han logrado meter a AMLO en esa dinámica de confrontación.

Ricardo Anaya y Margarita Zavala lo han intentado muchas veces y sólo han recibido el silencio del de Macuspana. No son pieza, ha dicho.

Ahora, ante el reto del debate, ya metido en la confrontación, AMLO dijo que no a Yunes “porque me robas la cartera”.

Y, conforme es su costumbre, salió con un dicharacho para eludirlo: “zafo”, dijo.

Lo cierto es que su confrontación política-mediática cumple ya poco más de un año.

En los hechos la inició Miguel Ángel Yunes Linares allá por febrero de 2016, al arranque de la campaña electoral por la gubernatura de Veracruz, al denunciar que el entonces gobernador Javier Duarte había pactado con Andrés Manuel López Obrador para privilegiarlo con dinero y apoyos para su candidato el diputado Cuitláhuac García Jiménez.

Duarte pretendía conjurar así el triunfo de Yunes Linares, candidato del PAN, y quien basaba su campaña en meter a la cárcel al gobernador saliente.

Desde entonces los dos se han dicho de todo.

AMLO lo ha llamado corrupto hasta el cansancio y ha dicho que Yunes Linares intenta ser “el paladín de la honestidad” cuando “es muy corrupto”. Y ha pedido a los veracruzanos que “ya no se dejen chorear por Yunes Linares”.

Ahora, frente al reto del debate, AMLO le espetó: "eres muy ladrón, Yunes"... “y me puedes llamar Peje, pero no soy lagarto".

Yunes Linares le ha calificado a su vez como “desequilibrado mental, bocón”; y ha advertido que el López Obrador “de a de veras, es el López Obrador autoritario, desequilibrado, desquiciado, pero también corrupto; al defender a delincuentes, quiere facilitarle el camino a la delincuencia organizada en el país. Hay que pararlo ahora…”

¿Qué es lo que sigue entre ellos? Es muy posible que todo lo que hemos visto hasta hoy sea apenas el inicio de una contienda presidencial atípica, donde Yunes sería un candidato surgido de una escisión panista, o como independiente con el apoyo de panistas, priístas y perredistas antilopezobradoristas.

Lo único cierto es que el choque entre ambos ya pasó de ser apenas un jaloneo en medios, para irse a las profundidades de una contienda en serio por el poder en México.

Si es así, eso se definirá a fines de este año.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 135 veces

Facebook